“Tenemos miedo de quedarnos sin casa por culpa de otra lluvia como esta”

Por • 20 Nov, 2010 • Sección: Noticias de Anzoategui

Lluvias continuarán en la zona costera de Venezuela por lo menos 24 horas más por lo que las autoridades se mantienen atentas ante la situación

Instituciones educativas, centros hospitalarios y entes públicos también sufrieron los embates de las precipitaciones

“Lo perdimos todo, no sé qué haremos porque no tenemos adónde ir, nos tocará salir adelante”, dijo entre lágrimas Eneida Rodríguez, quien contó que el jueves en la noche, ni ella ni sus vecinos durmieron durante el torrencial aguacero que se produjo por 12 horas seguidas.

Las familias que residen en el sector Rómulo Gallegos fueron las más afectadas.

La laguna ubicada en esta zona se desbordó. Las casas se inundaron.

“Perdimos todo, la cuna, los muebles, lavadoras, televisor, ahora nos vamos a la casa de familiares a esperar que el agua baje”, contó Odelina Obes.

Algunos no tuvieron más remedio que colocarse en las afueras de su casa a contemplar el sumergido paisaje.

Las entradas a esta comunidad fueron cerradas por la alcaldía del municipio Urbaneja con cordones de seguridad, para evitar el tránsito vehicular.

Douglas Vásquez estuvo toda la noche vigilando su oficina. “Las computadoras nadaban, esto es terrible”.

Mientras tanto la señora Ofelia Basones, quien vive desde hace 53 años en Lechería, se acercó hasta Rómulo Gallegos para visitar a unas amigas y se sorprendió al ver el estado en el que se encontraba la casa.

“Aquí ha llovido pero no como ahorita, ni tampoco había sucedido algo así”.

Los residentes de Santa Rosa también fueron afectados.

“Tenemos miedo de quedarnos sin casa por culpa de otra lluvia como esta”, dijo preocupado Oscar Marimon.

“Estuvo feo, tenemos miedo, muchas paredes se cayeron, en la madrugada todos estaban afuera de sus casas porque temían que se derrumbara todo”.

Alrededor de 40 casas se anegaron, mientras que tres se desplomaron.

Por tal razón decidieron utilizar como albergue la guardería Juan Pablo II.

“Tres casas se cayeron. Aquí están 14 adultos y 17 niños. Ellos estarán aquí indefinidamente”, informó el gobernador del estado, Tarek Willian Saab.

Por su parte el alcalde de Lechería, Víctor Hugo Figuereo anunció que utilizarían a la iglesia María Auxiliadora como asilo para los afectados.

Mientras que en Puerto La Cruz, los vecinos de Barrio Bolívar se mantenían con las casas inundadas producto del desbordamiento de la laguna de El Maguey. Pasadas las 12:00 del mediodía de ayer aún 26 familias retiraban agua estancada de sus viviendas.

Maryori Yépez resaltó que entre todos los vecinos se organizaron para determinar el grado de afectación de las casas y solicitar a las autoridades la atención necesaria para minimizar el impacto de las lluvias, toda vez que se esperan más precipitaciones en las próximas 24 horas.

Inundados
El gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab indicó que se contabilizaron “más de 300 familias anegadas, siendo Lechería el municipio que sufrió las mayores consecuencias”.

“Me tendré que hacer cargo de la limpieza de los drenajes de este municipio”.

El primer mandatario agregó que en el municipio San Juan de Capistrano también se registraron casas anegadas.

Según las declaraciones ofrecidas por el alcalde de Urbaneja, Víctor Hugo Figueredo, las lluvias dejaron un saldo de afectados de 200 en Rómulo Gallegos, ocho en Casco Central y 13 en Santa Rosa. Sin embargo, en este último los vecinos aseguran que el número llega a 20 casas colapsadas por las precipitaciones.

Figueredo agregó que en Urbaneja se instalaron cuatro centros de acopio.

En Barcelona 28 sectores fueron afectados y la alcaldía armó un plan de inspección.

Sotillo reportó siete comunidades que sufrieron los embates de la lluvia, el mandatario municipal Stalin Fuentes detalló que Bello Monte, Vecindad del Chavo, Los Cerezos, Oropeza Castillo, El Paraíso III, Casco Central y Guanire están siendo atendidos, ya que entre todos suman unas 50 familias perjudicadas. Además de un colector de aguas negras que inundó por lo menos 20 casas del sector Isla de Cuba.

En Guanta también se activaron los cuerpos de rescate y seguridad para atender a 70 grupos familiares de Los Bajos, Volcadero, Barrio Colombia y Santa Bárbara que perdieron enseres debido al nivel del agua.

El alcalde Jhonnathan Marín destacó que se atienden a los residentes de Isla Guaraguao, que también han sufrido afectaciones.

Además de la limpieza de la carretera nacional de Sucre, donde se registraron cuatro deslizamientos de tierra.

Evelys España, directora de Protección Civil, informó que funcionarios de PC están realizando constantes monitoreos en las zonas rurales.

Entre tanto, el director de PC Sotillo, Eduardo Reyes puntualizó que se mantiene el monitoreo de las condiciones climáticas. “Se esperan lluvias por lo menos las próximas 24 horas, todos los equipos de Protección Civil están en la calle para atender cualquier contingencia.

Consecuencias
Las fuertes precipitaciones producto de la vaguada que se mantiene en las costas venezolanas, obligó al Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea) en la entidad a suspender el zarpe de embarcaciones pequeñas. Durante la noche del jueves los ferrys tampoco pudieron salir, dejando a unas 500 personas en espera para trasladarse a la isla de Margarita.

En la prefectura de Puerto La Cruz el agua se apoderó del lugar, obligando a las autoridades a resguardar los libros de actas para evitar perder la información del registro.

Las escuelas también resultaron afectadas, en la institución Las Charas de Puerto La Cruz se vieron obligados a suspender las clases de 10 secciones, afectando a más de 400 alumnos ya que las filtraciones en los salones se hicieron presentes. En Puerto Teatro el agua destruyó títeres y otros enseres.

En Barcelona, por precaución, directivos de algunas unidades educativas, como el Fernández Padilla y Don Bosco, decidieron suspender las clases.

Mientras que el sector salud no escapó de los embates del mal tiempo.

El director del Hospital César Rodríguez de Guaraguao, Isidro Canache, detalló que durante la mañana de ayer recibieron a pacientes de otros centros asistenciales que resultaron inundados, pese a que las áreas de traumatología, pasillos, obstetricia y pediatría se anegaron durante la lluvia.

Según las declaraciones ofrecidas por el alcalde de Urbaneja, Víctor Hugo Figueredo, las lluvias dejaron un saldo de afectados de 200 en Rómulo Gallegos, ocho en Casco Central y 13 en Santa Rosa. Sin embargo, en este último los vecinos aseguran que el número llega a 20 casas colapsadas por las precipitaciones.

Figueredo agregó que en Urbaneja se instalaron cuatro centros de acopio.

En Barcelona 28 sectores fueron afectados y la alcaldía armó un plan de inspección.

Sotillo reportó siete comunidades que sufrieron los embates de la lluvia, el mandatario municipal Stalin Fuentes detalló que Bello Monte, Vecindad del Chavo, Los Cerezos, Oropeza Castillo, El Paraíso III, Casco Central y Guanire están siendo atendidos, ya que entre todos suman unas 50 familias perjudicadas. Además de un colector de aguas negras que inundó por lo menos 20 casas del sector Isla de Cuba.

En Guanta también se activaron los cuerpos de rescate y seguridad para atender a 70 grupos familiares de Los Bajos, Volcadero, Barrio Colombia y Santa Bárbara que perdieron enseres debido al nivel del agua.

El alcalde Jhonnathan Marín destacó que se atienden a los residentes de Isla Guaraguao, que también han sufrido afectaciones.

Además de la limpieza de la carretera nacional de Sucre, donde se registraron cuatro deslizamientos de tierra.

Evelys España, directora de Protección Civil, informó que funcionarios de PC están realizando constantes monitoreos en las zonas rurales.

Entre tanto, el director de PC Sotillo, Eduardo Reyes puntualizó que se mantiene el monitoreo de las condiciones climáticas. “Se esperan lluvias por lo menos las próximas 24 horas, todos los equipos de Protección Civil están en la calle para atender cualquier contingencia.

Diario El Norte



Tu opinión es importante. Escribe un comentario