En procesión con la Chinita

Por • 18 Nov, 2010 • Sección: Cultura, Noticias Regionales

Hoy las calles de Maracaibo se preparan para recibir a la Virgen de Chiquinquirá que hace 301 años apareció en una tablita.

Llegó el día más esperado por los zulianos y feligreses de la Virgen de Chiquinquirá, hoy 18 de noviembre es el día de esta patrona y la fecha en la cual es sacada en procesión solemne por las calles del casco histórico de la ciudad de Maracaibo.

Las actividades en torno a la virgencita son muchas y muy variadas. Ya desde el 30 de octubre se inició la feria y no será hasta el domingo cuando esta sea clausurada.

Ayer se realizó el segundo juego de la copa de la Virgen de Chiquinquirá, y para este jueves se celebrará otro encuentro de la Liga de Béisbol Profesional Venezolana con las Águilas del Zulia. En la tarde se llevará a cabo el acto más esperado, la procesión solemne a la que miles de personas asisten como muestra de su devoción, por esta virgen aparecida hace 301 años en una tablilla a las orillas del Lago de Maracaibo.

Gran devoción
La imagen original es paseada por la ciudad capital del Zulia en una ceremonia conmovedora donde el misticismo y la religiosidad se conjugan. Hasta los menos devotos son inspirados durante la ceremonia y disfrutan de ésta. Maracaibo se paraliza y los zulianos se vuelcan a su patrona porque este día es de fiesta regional y no hay trabajo.

Los turistas además de ver a la virgen y sentir ese calor marabino aprovechan para hacer compras en los múltiples lugares destinados para la artesanía. Artistas y trabajadores manuales de distintas partes de la geografía nacional asisten a la feria para mostrar su trabajo y ofrecer lo mejor de sí.

Instituciones presentes
Tanto la Alcaldía de Maracaibo como la Gobernación del estado Zulia se encargan a través de sus instituciones, como el Comité de Feria, de hacer todo tipo de eventos para el disfrute de la población.

Hay desde conciertos hasta el encendido de luces de la Avenida Bella Vista, todo un espectáculo de color donde también participa la empresa privada que patrocina la decoración de distintos tramos de esta larga avenida, que culmina en la Plaza del Ángel adornada con una figura enorme de la virgen donde las personas se reúnen en las noches a pasear y comer.

La feria no se limita a un solo lugar, son muchos los sitios tradicionales donde se puede compartir. Entre ellos está la parroquia Santa Lucía, donde hay encuentros gaiteros, la Expo Zulia los espacios del Grano de Oro, están también habilitados el Círculo Militar, la Manga de Coleo Luz y la Plaza de Toros, donde hoy comienzan la fiesta taurina.

Gastronomía infaltable

Agua de coco
Cuando se va a Maracaibo no falta en cualquier esquina los vendedores de agua de coco. Con el calor de la tierra del sol amada difícil es no sucumbir a los encantos de esta bebida natural y refrescante.

Frente a la basílica de la Virgen de la Chiquinquirá hay muchos puestecitos y en ellos se puede consumir la agüita fresca, con hielo, azúcar y trozos de coco.

La preferencia la pone usted, lo cierto es que ir al Zulia y no disfrutar de esta delicia sería perderse de algo sabroso que lo ayudará a pasar la intensa temperatura de esta tierra.

Buñuelos de sabor
Otro de los platos que se puede consumir en casi cualquier lado en la capital zuliana son los buñuelos, hechos con harina de trigo y fritos en aceite muy caliente.

Este manjar lo venden en bolsitas como los churros, y muchas veces los mismos puestos de buñuelos venden ambos productos. Calientitos y esponjosos son los más sabrosos y buscados, porque los buñuelos si se comen frescos caen mejor al paladar.

Además de los buñuelos no pueden faltar las mandocas, hechas con harina de maíz, plátano, agua de papelón “panela” y queso rallado, que también se consiguen en los puestecitos a lo largo de todo el casco histórico de Maracaibo.

Cepillao para el calor
Si algo se agradece en medio del inclemente sol y los calores del Zulia es un “cepillao” o “raspao” como le dicen en Guayana, el cual consiste en hielo rallado echado en un vaso al que luego se le echa el líquido con el sabor preferido ya sea cola, piña, parchita, menta o demás y un toque de leche condensada.

Esto queda como una suerte de helado muy rico e ideal para combatir la temperatura. Por donde quiera aparece un vendedor, ofreciéndolo de diferentes tamaños y precios.

Este tipo de golosinas suelen ser económicas y por 3 bolívares se puede disfrutar de un respiro con los cepillaitos.

Bollos “sin pelo”
Otro de los platos típicos de la comida zuliana son los bollitos pelones, hechos de harina de maíz y rellenos con carne, presentados con salsita a veces de tomate frito, otras veces solos.

El truco para que queden buenos está en la masa y el guiso del relleno. La masa debe quedar suave al paladar y el relleno con un buen sabor que permita hacer la combinación del maíz con la carne o pollo según sea el gusto.

Los bollitos también se consiguen en muchas partes y se comen como si fuese una empanda, o un buñuelo. En medio de la fiesta de la Feria de la Chinita son excelentes para calmar el hambre y seguir disfrutando de las actividades.

Natalie García
Correo del Caroni



Tu opinión es importante. Escribe un comentario