Venezuela de verdad el via crucis del certificado médico de conducir

Por • 17 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Mucho se hablo de la gran cantidad de dinero que la Federación Médica Venezolana obtenía de lo que pagábamos por concepto de certificado médico de conducir; se decía que algunos médicos ni se tomaban la molestia de por lo menos revisar los reflejos físicos de las personas de manera de ver si tenían algún impedimento para conducir; afirmarlo o negarlo sería una irresponsabilidad de mi parte, pero meter a todo los médicos en el mismo saco sería algo injusto. Cuando me faltaba una semana para que se me venciera el certificado médico de conducir; pasaba por el colegio de médicos anotaba el número de cuenta, iba y pagaba en el banco, para luego asistir a un médico autorizado cerca de mi casa; su oficina contaba con sillas, un buen ambiente y un amplio estacionamiento con seguridad garantizada; ella era muy estricta con lo de la visión por lo que si usabas lentes era indispensable que lo llevaras, sino tenías que ir a buscarlos y de nuevo hacer tu cola; si tenías problemas con la vista de seguro te esperaba una cita para un oftalmólogo; también revisaba tus reflejos y tus condiciones físicas tanto en brazos como en piernas; con lo de la tensión arterial siempre compartimos el mismo concepto, cualquier persona puede tener la tensión en un momento alta, negarle el certificado no es la solución, ya que si se mandaba al cardiólogo y este le colocaba un tratamiento quedaba en la persona, la responsabilidad de tomarlo o no, por lo que evitar un infarto u otro problema derivado de esta condición al manejar, dependía en alto grado de la responsabilidad del conductor; ella entregaba el certificado e invitaba a la persona asistir al cardiólogo para un chequeo mas exhaustivo. Yo estuve de acuerdo con este procedimiento para certificados médicos de conducir para licencia de tercera y pudiéramos considerar incluir a los de licencia de cuarta, pero para los de licencia de quinta no. Las razones son de que a estas personas se le da la potestad de manejar camiones y vehículos que trasportan gran cantidad de pasajeros (muchos de ellos ponen la vida en manos de estas personas en tiempos que llegan a las 20 horas) y la responsabilidad es mucho mayor, el de los camiones radica en que en un accidente producto de la imprudencia de estos conductores, existe alta posibilidad de que muchas personas salgan heridas o muertas; en este punto la Doctora estuvo de acuerdo con este servidor y también compartía que muchos colegas hacían un examen médico muy superficial a estos conductores.

Dentro de la discusión que sostuvimos coincidimos en los siguientes puntos: Toda persona que aspire un certificado médico para una licencia de quinta debe pasar por dos pasos, el primero un examen mental bajo la supervisión de un médico psiquiatra y segundo por un examen de un médico internista quien revisado las conclusiones que llegó el primero de ellos más su diagnostico (evaluación de exámenes de laboratorios) decidiera si esta persona tiene las facultades para asumir tan alta responsabilidad.

Cuando el Estado decidió por Ley asumir tan alta responsabilidad estaba en juego su reputación y su prestigio como pilar fundamental en posicionar en los venezolanos que en el socialismo su calidad de vida mejoraría sustancialmente en comparación con el capitalismo; dos años se dio de plazo para que esta transición donde el Estado Venezolano asumiría sin costo alguno entregar los certificados médicos para conducirse, se planificara y se establecieran los mecanismos para dar un excelente servicio. A principios del mes de Octubre el Estado asume esta responsabilidad y con todo el respeto y usando las palabras del ciudadano Presidente pusieron la plasta por lo menos aquí en Ciudad Guayana, la anarquía y la improvisación es total; visité cada CDI para saber donde podía sacar este requisito para conducir; donde primero supe que se daba era en Castillito, estacionar el carro es este centro de salud es un vía crucis y la zona es considerada de alta peligrosidad, hay conocí la historia en tiempo real de una mujer trabajadora que dejando a sus hijos de 8 y 10 años solos, se vino a las 2 de la mañana para sacar este documento, consiguió anotarse en una lista que nadie sabe quien la maneja y bajo que parámetros de honestidad se constituye; como a las 5 y 30 de la mañana le dijo a los presentes que tenía que prepararle el desayuno y llevar a sus hijos al colegio que ya venía (me imagino el stress de esta madre), así hizo y se devolvió al centro de salud, dejo el carro como a un kilómetro de distancia a la buena de Díos y espero que la llamaran (sin sillas y a pleno sol), cuando le toco le dijo un médico con asentó cubano que no podía darle el certificado médico para una licencia de tercera porque tenía la tensión alta; la mujer se hecho a llorar y casi que quema el módulo. Es aquí donde me preguntó: ¿Esto es la calidad de vida que proponemos con el socialismo? ¿Mejoramos con respecto a lo que teníamos antes? Sin pensarlo mucho la respuesta a esta pregunta es un rotundo NO.

Cuando intente pedir una cita o ver como podía anotarme en este módulo para obtener el certificado médico de conducir me informaron que ya estaba lleno el cupo y que viniera dentro de 15 días; me pregunté que requisitos se establecieron para poder dar esta afirmación y la respuesta era que había una lista de 300 personas para sacar este documento. Siguiendo en mi vía crucis, pase por el 171, hay la respuesta es que el cupo estaba lleno hasta el 20 de diciembre, pregunté también los parámetros tomados en cuenta para esta afirmación, la joven secretaría me hablo de una supuesta lista que ni ella misma sabía quien la tenía. Saliendo del 171, una persona me dijo que me fuera como a las 2 de la mañana al módulo de sanidad ubicado en el centro de San Félix o al módulo de vista el sol (ambos sitios con alta peligrosidad en horarios nocturnos), que hay la cita eran para dentro de una semana.

Como requisito te piden una foto y traer un ti peaje del tipo de sangre (hay gastas como 40 Bs.), yo me preguntó: ¿Para que la foto? (si tenemos un documento llamado cédula de identidad) y si la mayoría de las personas conocen su tipo de sangre, ¿Por qué debo pagar o perder tiempo en obtener este documento?

En fin después de dos años para la transición, lo que hemos puesto es más que la plasta; después no llamemos guarimberos a quienes protestan por un pésimo servicio y no digamos que la oposición o Globovision son responsables de lo que en socialismo se está construyendo no para el bien de las personas sino para su destrucción.

Por último después señor Presidente no se queje de porque el miedo de las personas a las expropiaciones; con servicios como estos que se esperaran mejoraran los que ya existían, el miedo sale solo, no hay necesidad de ayuda mediática.

Hoy por primera vez en mi vida tendré que viajar con mi certificado médico vencido, no faltaran las alcabalas y los posibles matraqueos, pero prefiero la multa aunque para pagarla seguiré los pasos del Ché, rebeldía y preferir la cárcel antes de convalidar un hecho injusto e inmoral.

Profesor Henry Carrero
Experto en Mercadeo de Servicios

UNEG
HENRY ANTONIO CARRERO ROMERO
henryantonioc@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario