“Revolución Socialista y no caricatura de revolución“

Por • 17 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Un gobierno revolucionario lo hace y lo mantiene un pueblo en revolución, pueblo que decidió a dar todo por cambiar el orden establecido por el sector dominante burgués el cual determinó formas de gobiernos para la dominación de la mayoría ( pueblo), a través de modelos dictatoriales, democracias liberales, social demócratas y populistas.

Así tenemos que teniendo en cuenta qué es un gobierno revolucionario, quién lo hace y lo mantiene, lo preocupante es cuando en revolución sectores internos de dirección no se dan cuenta o SÍ, que sus prácticas no obedecen para que los cambios que ese pueblo está esperando voltee el juego a favor de la mayoría y deje de favorecer a las minorías dominantes, esta situación conduce a la frustración y decepción del pueblo que se levantó o acompañó a originar los cambios de las cosas en esta sociedad.

En el caso específico que nos compete, no estamos hablando de cualquier pueblo, es el pueblo de Guarenas que un 27 de febrero del 89 se levantó sin mirar para los lados, mas sí, cargado y agotado por más de 30 años de democracia representativa por parte de los sectores de derecha y de izquierda revisionista que se alternaban en el gobierno a través de prácticas liberales y socialdemócratas , pueblo que levantó nuevamente las banderas de revolución que muchos hombres y mujeres desde los tiempos de nuestros pueblos originarios, afrodescendientes pasando por las gestas independentistas lideradas por El Libertador ,continuadas por el general del pueblo soberano, Ezequiel Zamora, retomadas por quienes se levantaron contra las dictaduras de Gómez y Pérez Jiménez , alimentadas por los valientes que se fueron a las montañas, y las luchas clandestinas en la ciudad contra los gobiernos adeco-copeyanos y revisionistas, es este pueblo de Guarenas sin dudas quien originó la “chispa que incendió la pradera” parafraseando a Mao; Guarenas quien desde su acción combativa le abrió el camino a los militares patriotas que insurgieron el 4F y 27 N comandados e inspirados por el líder hoy de la Revolución Bolivariana, Comandante Chávez.

Camaradas, compatriotas, combatientes, como bien queramos llamarnos, lo importante es que coincidimos en los cambios hacia el Socialismo que debe ir Venezuela junto al líder Hugo Chávez, hacemos este pequeño análisis de dónde venimos y quiénes somos, es por la simple situación a la cual estamos llamados todos y todas sea cual fuere nuestra humilde trinchera de lucha, quienes militamos en el PSUV y por ahora hacemos el llamado es a la militancia del nuestra organización, ya que este documento es para lo interno del partido y pueda ayudar a generar el debate sincero y descarnado.

Debate que el pueblo nos llamó con suma preocupación a partir de los resultados del 26 de septiembre, llamado que no lo ha hecho sólo el 26 de septiembre, pues ya venía alertándonos desde la derrota electoral que sufrimos con la perdida de la gobernación de Miranda, llamado que nos volvió a hacer con el revés electoral en la reforma constitucional; llamado que nos vuelve hacer para no decir que nos está gritando a la cara: o corren o se encaraman; llamado que nos vuelve a hacer el líder por segunda vez, y ahora nos invita a realizar la aplicación de las tres R al cuadrado.

En el entendido que luego de que en lo interno del PSUV hayamos generado un debate reflexivo utilizando instrumentos como es la crítica y la autocritica como herramientas de los y las revolucionarias que nos lleve a dar una discusión de cara al pueblo junto a los y las trabajadoras, la cual no puede sólo ser de forma y mucho menos saboteada por aduladores o posiciones revanchistas del poder por el poder.

Este momento nos llama a cerrar filas con el pueblo, con los trabajadores y trabajadoras y el líder Hugo Chávez; este debate nos debe llevar a desmantelar de una vez por todas las estructuras de dominación del capital.

Debemos ponernos al frente con conducta ética y moral a las desviaciones del estado burgués que mina el terreno de los y las revolucionarias, nuestro papel debe ser al lado de los trabajadores y trabajadoras; empoderar al pueblo cada día más hacia su emancipación en la construcción del socialismo en Venezuela y coadyuve a los países de la América y del mundo en su gesta independentista del capital y recuperación de cada país de su soberanía para la mayor suma de felicidad de sus pueblos.

Este partido bebe dejar ese comportamiento electorero el cual es un comportamiento revisionista, por lo tanto los y las revolucionarias debemos trascender de una maquinaria electoral a la consolidación del partido vanguardia de los y las trabajadoras, vanguardia del pueblo, vanguardia por la sustentabilidad del medio ambiente y el ser humano, como muy bien lo establece el Libro Rojo del partido.

Invitemos sin miedo alguno al estado mayor de la conciencia del pueblo, a los y las trabajadoras del campo y de la ciudad a un gran debate sincero y descarnado utilizando nuestras tres líneas centrales: la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Plan Nacional Simón Bolívar y el Libro Rojo del PSUV, que genere un gran plan construido colectivamente, ya que la unidad del pueblo y del partido es en torno a lo programático e ideológico y no entorno a lo burocrático.

El partido debe actuar de abajo hacia arriba en el funcionamiento regular y constante con las bases en el oído critico en la capacidad de percibir en el análisis del obrero sencillo del militante de base lo importante de la reunión es oír , es lo que hace que una dirección sea capaz de transformar la opinión de la base en línea de dirección objetiva y romper con el método burocrático aéreo en la práctica de los súper sabios que aislados de las bases producen ideas que no tienen nada que ver con la realidad social y política de la sociedad, que terminan imponiendo a través del método subjetivo asambleario.

En el entendido que la asamblea es buena siempre y cuando lo que se vaya aprobar haya sido el producto del debate desde la base primordialmente.

Partiendo de ese debate sincero y descarnado definiendo que sólo el socialismo puede derrotar al capitalismo, inmediatamente debemos convocar a todos los sectores progresistas del país para la profundización de la revolución hacia la construcción del socialismo.

Dejando bien claro al imperio y sus lacayos en Venezuela, a los revisionistas socialdemócratas y de derecha internos del PSUV, que los y las revolucionarias en Venezuela avanzaremos junto al pueblo, junto a los y las trabajadoras y junto al líder Hugo Chávez en la construcción de la

“Revolución Socialista y no caricatura de revolución”. (Ernesto Guevara).

Miguel Mora.
Delegado PSUV-Guarenas.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario