El hermoso reto de la clase obrera venezolana

Por • 16 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

No existe en todo el planeta una posibilidad de superar al sistema capitalista y construir una sociedad viable, salvadora de la humanidad, como la que tienen los obreros venezolanos.

O dicho con más precisión, la única oportunidad que tiene la humanidad de sortear el futuro de extinción que nos propone el capitalismo depende del comportamiento, está en las manos de los obreros venezolanos. Veamos.

El reto es hermoso, es un privilegio estar en la primera trinchera de la batalla por salvar al planeta. Pero, es difícil, muy difícil, implica una revolución en el alma de los obreros, de cada uno y de todos. Veamos.

Los humildes tienen siglos de enfrentamiento con los apropiadores del trabajo ajeno, primero, contra esclavistas, terratenientes, latifundistas, y luego contra el capitalismo que es otra forma de esclavitud.

En este enfrentamiento los obreros han perfeccionado estructuras y conductas que le permitieron sobrevivir durante siglos. Podemos decir que el explotado se acostumbra a la explotación, se percibe, tiene consciencia de explotado, se defiende sólo dentro de los linderos de la explotación… no la cuestiona, no tiene horizonte de su superación.

Sus luchas se limitan a intentar sufrir menos, a rasguñar alguna conquista económica, todo esto es comprensible. En esa situación están los obreros del mundo, desde China, hasta los Estados Unidos, en todos los países los obreros luchan por mejoras económicas, desde hace siglos… y siempre, generación tras generación están sumergidos en la misma miseria material y espiritual.

Aquí en Venezuela con el arribo de Chávez, y esto hay que decirlo sin mezquindades, que es el líder revolucionario más importante de estos dos siglos, se abrieron las compuertas para la comprensión del papel histórico de los obreros: superar el sistema capitalista.

Los obreros no pueden liberarse de la esclavitud moderna luchando sólo por reivindicaciones económicas. La Clase Obrera no se puede liberar del trabajo explotador sin superar el sistema explotador, al capitalismo. Es decir, no es posible liberación parcial de los obreros, esa liberación sólo es posible si transforma a toda la sociedad.

Ese es el papel histórico de los obreros, cuando ellos caen en cuenta de eso, cuando eleva sus miras más allá de lo parcial, de lo individual, de lo reivindicativo, cuando se elevan y disputan la dirección de la sociedad, entonces, se está construyendo clase consciente, y es el pilar fundamental de la Revolución. En ese momento, tiene algo que decir al resto de la sociedad, puede dirigirla con su prédica basada en el ejemplo.

Esta importancia vital de la Clase Obrera no es extraña a sus enemigos, éstos la combaten desde distintos frentes, desde teodoro y velásquez agentes del capitalismo explotador, que buscan distraer su lucha fundamental. Pasando por los que proponen un llamado “control obrero” que los confina a los límites mezquinos de la fábrica, impidiendo que alcancen la visión del cambio de sistema, hasta los dirigentes obreros a la vieja usanza, en el fondo complemento de la explotación.

¡Chávez es garantía!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario