Chávez está equivocado

Por • 16 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

El título de mi artículo parece adosado por un adepto o adicto de la derecha. Pero no, es mío. Y es el pensar de muchos de nosotros ¿Será que el comandante se está equivocando reiterativamente y debemos preocuparnos? ¿Será que los funcionarios de “altos rangos” y “altos vuelos” tienen un rango más alto de vuelo, que el mismísimo comandante? Si es así, nos jodimos.

Cuando tenemos cercanas unas elecciones regionales y locales el 5 de diciembre, que muchos directivos psuvistas han minimizado y la derecha no (porque ellos saben que no hay espacios pequeños). Cuando tenemos un año 2011 que se prevé virulento en el ataque de la derecha desestabilizadora apátrida y externa y no solo por los medios sino en güarimbas armadas en cada esquina. Cuando queremos que el camarada Chávez siga fortalecido en la conducción de este proyecto, que de esperanza social se convierta en una realidad socialista de progreso nacional mas allá del 2012; vemos con mucha preocupación que lo que dice nuestro líder, no es necesariamente lo que hacen su tren ministerial o los funcionarios públicos. El periplo que realizó el comandante por la Eurasia hizo que saliera una pléyade de voceros, tanto del PSUV como del gobierno que nos mantuvieron en ascuas al emitir algunas declaraciones, que era desmentida por otros “calificados” heraldos. Procediendo así, no hace falta la oposición. Además, hay actuaciones de funcionarios que públicamente dicen una cosa y hacen lo contrario, pero contrario a la revolución.

Por ejemplo, hay casos como este: el ministro de Educación Superior, perdón, el ministro de Educación Universitaria Edgardo Ramírez, manifestó que: “…a la FAPUV ni agua…” “…y que no pacta con la derecha universitaria…” y bla, bla, bla, hizo todo lo contrario. El “profe” Ramírez, con su irreverencia e incontinencia verbal, parece haberse equivocado nuevamente (su primer gran “error” es haber firmado en contra del camarada Chávez) al nombrar como “autoridades” de la Universidad Nacional Experimental Sur del Lago, UNESUR, ubicada en Santa Bárbara de Zulia (bastión de la mas rancia derecha latifundista y tierra del “bardo” Manuel Rosales) nada mas y nada menos que a dos representantes muy activos de esta cofradía elitista y golpista de FAPUV; a la vicerrectora y su secretario. ¿Entonces ministro? La revolución le perdonó su pequeño “descuido” al firmar EN CONTRA de Chávez, pero darle cabida a la derecha para que “mande” en una universidad creada por el Gobierno Bolivariano, es imperdonable. Errar es de humano, pero errar dos veces es ganas de que las vainas salgan mal. Corrija ministro, porque en esta universidad las cosas van por el camino contrario a la revolución con esta gente al “mando” y este salir mal se refleja en toda la comunidad del Sur del lago que circunda esta universidad. Si es eso lo que quiere, entonces está haciendo bien su “trabajo”.

En los ministerios, organismos del estado y el mismo PSUV la cosa no se ve bien. Estos “entes revolucionarios” están convertidos en un hervidero de “fracciones” o grupos, que amparados por la denominación de “corrientes” mantienen una pugna incontrolable de poder. Las cuotas de cargos están a la orden del día y dependiendo del grupo que este en el ministerio, en la empresa estadal o en el organismo, este “poder” (o joder) se inclina hacia un lado u otro. Coño y entonces, estamos como en la cuarta: salieron los adecos y llegaron los copeyanos, llegaron los copeyanos y patearon a los adecos. Nuestro caso es mas patético, los adecos y copeyanos siguen incólumes; nadie los toca por aquello de que son escuálidos necesarios y son los “únicos” que manejan los procedimientos. ¡Carájo! cómo sin en once años de gobierno bolivariano no hay camaradas preparados y preparadas técnica y administrativamente para llevar a cabo estas responsabilidades y con el ingrediente adicional de su adhesión ideológica y anímica hacia el proceso revolucionario. Pero, si por desgracia un camarada preparado está realizando su trabajo revolucionario y llega otro “grupo” al poder, este es removido si los recién imbuidos consideran que no es de su afecto. Si emplazas esta situación, te cae el lugar común de la contrarrevolución (hasta en verso salió) y pasas al gheto de los que critican las decisiones y no puedes estar dentro del proceso. Y así, sucesivamente.

Ni hablar de los sindicatos y gremios de trabajadores, el ambiente donde debe existir una sólida coexistencia de la clase proletaria. Este colectivo debería ser la base cimentada donde se apoye el modelo ideológico, social, político y humano de nuestro imberbe socialismo en construcción. Pero, dentro de un organismo o empresa del estado en vez de un solo sindicato bolivariano, hay dos o tres, uno mas “chavista” que el otro y el que este mas cerca del ministro, presidente de instituto o gerente de turno, por su puesto tendrá mayores prebendas que ofrecer que el otro; lo que se traduce en mas cuota de poder. Y sus directivos “amparados por el fuero sindical” nunca sus acólitos lo ven trabajando ¿Entonces? ¿Dónde está el ejemplo socialista?

Otro ejemplo es el sacudón que el Camarada Chávez dio a la mafia inmobiliaria, que con recursos del pueblo engordaron precios y “contruyeron” castillos de naipes. Pero, ¿Qué ritmo lleva FUNDACOMUNAL en dar los recursos para la construcción social, de los proyectos comunales? ¿Dónde está INDEPABIS para controlar este desafuero de precios ordenados por CONINDUSTRIA Y CONSECOMERCIO para que la inflación cierre a fin de año como ellos quieren?

Por eso es que digo que el camarada Chávez está equivocado. El comandante nos llama a la unión, a que ser revolucionario es aspirar el bien colectivo no individual ni de grupitos de poder. El mensaje que nos llega a l@s venezolan@s es que solo hay un camino y este es nuestro socialismo. Pero parece que el pueblo entiende las Líneas de Chávez y los “altos” y medios (por la mitad) funcionarios se salen de ellas. No nos estamos jugando la estadía de un solo hombre, porque parafraseando al Presidente, lo que está en juego es la consolidación de un proyecto político, económico y social de marcado carácter progresista y humano en todos los ámbitos. Perderíamos un modelo de proyecto contrario a la injusticia social que imperó por muchos años en Venezuela y que pretende volver más allá de sus aciertos, productos de los errores que podamos cometer y las quintas columnas que “trabajan” en eso. Las falanges derechistas se están agrupando y nosotros mantenemos nuestros “cuadritos grupales”. Y si esta jauría burguesa y capitalista llegara al poder producto de nuestros yerros, nos van a dar y bien duro.

Por eso, como la gran mayoría de l@s venezolan@s seguiré de manera “equivocada” al camarada Chávez, en el proyecto de país con contenido y praxis social. Como dijo el alemán Johann Wolfgang von Goethe “El único hombre que no se equivoca, es el que no hace nada” Chávez a representado la antítesis a los paradigmas existentes de gobierno, de política, de pensamiento. Su contrariedad al sistema implica una línea equivocada hacia el capitalismo y una dirección hacia el socialismo humanizante. Hacia allá debemos ir y el que no, que busque su derrotero correcto y no joda la revolución.

Ing. Carlos J. Contreras C.
cajucont@gmail.com
cajucont@yahoo.com.mx
cajucont@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario