¿Qué pasaría si los oligarburgueses ganan?

Por • 16 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Las reflexiones, muy pertinentes por cierto, en torno a la pregunta ¿qué pasaría si los oligarburgueses ganan en el 2012? han levantado urticaria en la piel de la derecha. Para el pueblo es vital reflexionar, pensar en las consecuencias de una victoria de sus enemigos, por eso la discusión debe incluir la realidad militar, pero también debe abarcar la totalidad de la sociedad. Veamos.

Precisemos el método que utilizaremos para intentar la respuesta a la crucial pregunta. No hay otra vía que investigar en los antecedentes históricos, los nexos internacionales de la oligarburguesía, y de esos datos concretos deducir su comportamiento más allá del 2012.

La historia es clara, nos dice que los que hoy claman contra la Revolución , son los mismos del pacto de punto fijo, de la cuarta república, del golpe de Abril y del sabotaje petrolero. Sus nexos internacionales son estrechos, íntimos con el imperio capitalista, gringo y europeo, recordemos las fotos con bush, y la colonia de conspiradores que viven entre Lima y Miami.

Vistos estos datos, conociendo el pájaro por su historia, podemos ya deducir su comportamiento en un supuesto gobierno.
El primer ingrediente será la represión, recordemos los miles de muertos y desaparecidos de la cuarta, el “dispare primero y averigüe después” de rómulo, el padre de la dictacracia de la cuarta, el ametrallamiento a las manifestaciones de estudiantes y obreros.

Los datos son suficiente para deducir que con un gobierno de ellos no habrá paz, al contrario, volverán las bombas lacrimógenas, las balas a las manifestaciones, los muertos.
Volverá la miseria espiritual y material, morirá la esperanza.

Recordemos que teodoro se robó las prestaciones de los obreros, que la acción fue profusamente aplaudida por los empresarios.

Si ellos regresan el petróleo será regalado al imperio, volverán los meritócratas, que con sus fluxes de marca y sus poses de cabezaeñemas, hicieron de PDVSA un simple instrumento para trasegar petróleo barato a los tanques gringos y europeos, y traer miseria a los barrios nuestros. Recordemos la desidia con la salud, la privatización de la educación, la inflación. Recordemos la situación paupérrima de las universidades, las marchas multitudinarias por presupuestos justos. Recordemos la inmensa cantidad de recogelatas y niños de la calle, los altísimos niveles de pobreza crítica.

Son suficientes elementos para deducir que un gobierno de ellos sería catastrófico. Los males que hoy están en vías de resolverse, se agudizarían en minutos. Acabarían con el camino de la redención.

Por último, no olvidemos que la alianza de los oligarburgueses con los capitalistas internacionales nos haría protagonistas de las páginas más oscuras de la historia de la humanidad. Aquellos países perdieron cualquier traza de humanismo, de fraternidad, sus presidentes aúpan la tortura, la publican en libros que son éxito de venta, y nadie los lleva a Cortes Internacionales.

Las cartas están sobre la mesa ¡El pueblo no entregará ni a su Comandante ni a su Revolución!

¡Chávez es Garantía!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario