Metro de Caracas

Por • 15 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Treinta (30) guarimberos no pueden perjudicar a dos millones (2.000.000) de ciudadanos.

Este viernes 13, sin duda alguna empezó la escalada de los sectores fascistas contra los servicios públicos que gozan de la mayor demanda por parte de la población.

La vulnerabilidad de nuestra democracia, así como cierta indolencia agazapadas en ciertos cargos de dirección dentro de la empresas que tiene que ver con el trato directo con la población hacen que pequeños y organizados grupos fascistas se lancen en aventuras provocativas para poner en jaque a la población de a pie.

Así está ocurriendo con nuestro Metro de Caracas, donde detrás de ciertas fallas, ninguna de gravedad se lanza la jauría rabiosa y servil de los medios canallas para entronizar una matriz de opinión contraria al gobierno y a los servicios.

Agotándosele lo eléctrico, lo de los alimentos, lo de los hospitales; por la decidida y rápida actuación del Presidente Chávez, se lanzan con todo contra el Metro.

Vimos como un grupo de guarimberos sabotea el servicio escudándose en una “simple y espontanea protesta” que los medios al servicio de la anti-patria estaban listo a promocionar en vivo, desde el sitio de los hechos… Agotadas las gestiones de la PN… se impuso la lógica y necesaria fuerza para someter a personas que sabían de la gravedad de sus acciones; aquí nadie puede llamarse a engaño; se trato de algo premeditado.

De ahí la inmediata actuación de personeros vinculados a ciertos grupos dentro de ese mamotreto llamado MUD.

La respuesta de los dos sindicatos que hacen vida dentro de los trabajadores de nuestro Metro de Caracas ha sido contundente y muy explicativa.

A la vez se reconoce la adecuada y beneficiosa actuación de nuestra nueva Policía Nacional Bolivariana.

Las fallas de nuestro Metro son la mayoría de estas, productos del sobre uso, por la cantidad de usuarios, y también en menor caso por una mala gerencia.

Los problemas de los sistemas de transporte masivo en las horas llamadas pico, ocurren en todos los países que cuentan con servicios iguales o parecidos al nuestro; son parte del caos urbano, y mal puede ser tomado cualquier falla como motivo para posiciones violentas.

Y cuando las fallas ocurren sin lamentables perjuicios físicos de los usuarios son aguantables, a pesar que nunca pueden ser simpáticas a los pasajeros.

Un vagón sin aire, es algo incomodo pero nunca un peligro de muerte, o causa de locura; dejémonos de pendejadas; No se trata de dar justificación por una falla, pero no se puede tolerar hacer politiquería burda y baja con situaciones en cierto modo normales en un servicio con tantos años de uso y con tantos pasajeros.

Es cierto que un gran número de pasajeros actúan sin el debido respeto al derecho de los otros usuarios, torpedeando las entradas… también que en algunos vagones se introducen, músicos, vendedores y otros solicitantes de dinero.

Cosas que ocurren a veces más a veces menos, dependiendo del grado de tolerancia que en cierto modo permiten las autoridades, también como medio masivo están los pasajeros expuesto a la acción del elementos del hampa; Se hacen las debidas campañas y se usa tanto a la Policía, como al personal del Metro, y a la Reserva pero el peligro siempre existe.

Todo lo que nos ocurre en nuestro Metro ocurre parecido en el Metro de New York, de Roma (por cierto en los buses con destino al Vaticano a diario son agarrados carteristas en flagrancia) En México, en Moscú, En Madrid. En Paris, Londres.

Recordamos aquella cinta “Cocodrilo Dundee” donde este, dentro del Metro de New York, le solicita a su amiga sea su esposa y lo hace caminando sobre los pasajeros que por miles esperan por subir a los vagones.

Como matriz de odio y de politiquería sabemos una vez más fracasaran los enemigos de los cambios.

Quiero dejar cierta molestia respecto a JVR cuando domingos pasados en su programa de opinión en Televen, este se hizo parte de las denuncias contra el Metro; se entenderían muy bien si la hiciese por ejemplos elementos de la oposición burda como lo es Carlos Fernández en las mañanas o el mismo Croes, (jefe de prensa de Blanca Ibáñez y Jaime Lusinchi, y que nos vendiera en aquellos aciagos años…el desfalco del Fondo Monetario (FMI) contra el país “como el mejor refinanciamiento del mundo”)

Pero en JotaVe, cuando hasta hace unos meses fue un personero importante de este gobierno, y permaneció por casi ocho años dentro de las alturas palaciegas; no se puede sino recibir sus denuncias como algo oportunistas; le quiero recordar que en esos años de su vice-presidencia algunos de las fallas existían (escaleras mecánicas) y otras estaban anunciadas; mi pregunta: ¿ que hizo él ante esos asuntos?.

Ahora sabemos que con la participación principal de nuestros obreros las soluciones están más cerca que nunca, esto es válido para cualquier empresa del Estado, donde para derrotar a los canallas nuevos y viejos es necesario dotarlos de poder de dirección y buscar los arreglos para darle un sentido más humano y eficiente a nuestra clase obrera; porque la solución de su verdadera redención solo lo lograran ellos mismo, nadie puede hacerlo por ellos, y menos en nombre de ellos.

Hay que aprovechar las coyunturas que se nos plantean como retos en nuestra sociedad para empezar de una vez por todo un comienzo con sentido clasista. Tiene nuestro presidente de nuevo el balón a su lado; esperamos actué de la mejor manera; sabemos que él lo desea, el país lo necesita. O cambiamos enfrentándonos al pasado o simplemente dejamos al caos se apodere de la Patria.

Enrique Garcia
garzaen2@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario