Pauta-puntos a desarrollar en el debate sobre el anteproyecto de Ley Orgánica de Cultura

Por • 12 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Puntos a desarrollar en el debate sobre el Anteproyecto de Ley Orgánica de Cultura:

La participación popular queda excluida y es sólo el estado quien decidirá en lo que respecta a:

-diseño de políticas públicas.

-diseño curricular para las zonas educativas.

-asignación de presupuesto, financiamiento, subvenciones, créditos e incentivos a las y los trabajadores culturales.

-en la exoneración de impuestos a las actividades culturales.

-en la declaración de patrimonio culturales vivientes, declaración del patrimonio cultural de la nación, declaración de repatriación.

-en la creación y reglamentación del Fondo de Previsión y Protección Social de las y los trabajadores culturales

-En la elaboración de los reglamentos que la desarrollan.

En la presente propuesta de ley se establece la participación popular sólo con fines de corresponsabilidad, resguardo del patrimonio, difusión de la cultura, en la declaración de zonas especiales y en otros puntos que son prácticamente irrelevantes. Quedando totalmente excluida de las decisiones transcendentales en está materia y son las que verdaderamente nos competen. Deben establecerse mecanismos y porcentajes claros de participación popular en todas las decisiones que lleve adelante el estado en lo cultural, para esto debe realizarse un capitulo especial que establesca la participación popular.

Esta es una propuesta de ley que da el poder hegemónico en lo cultural al actual Estado burgués, cuando debería, más bien, restar poder al estado y darle más poder al pueblo, que es a la final el único garante de su cultura, quien la ha generado, preservado e impulsado durante siglos.

Quisiéramos se nos aclare qué figura es esa de “Consejos del Poder Popular” establecida en la ley como órganos de participación popular.

En este Anteproyecto de Ley jamás se mencionan a los Consejos Comunales ni a las Comunas como órganos de participación popular.

De las y los trabajadores culturales y la seguridad social:

-En esta propuesta no se define quien es una o un trabajador cultural., dejando este criterio sólo al estado.

-En está propuesta las y los trabajadores culturales quedan desasistidos y a merced del estado, siendo este el que decide a quien proteger y financiar.

-Se establecen mecanismos de incentivos, becas, bolsas de trabajo, premios…para reconocer económicamente el trabajo de las y los trabajadores culturales. En ningún caso se habla de un reconocimiento justo, pago o salario digno para las y los trabajadores culturales.

-Seguimos excluidos del sistema de seguridad social.

-Se establece la seguridad social para las y los trabajadores culturales de acuerdo con la actual ley que rige la materia, la Ley Orgánica de Seguridad Social, que nos deja excluidos, pues la única figura con la que podemos acceder es mediante nuestro aporte individual a las cotizaciones requeridas, aporte que a veces ni tenemos y que de hacerlo nos daría una pensión miserable, propia de una persona que nunca a trabajado por su país. Por otra parte, el estado se sigue desconociendo como el único responsable de brindar las cotizaciones necesarias a las y los trabajadores culturales, dejándonos a la intemperie nuevamente.

-El estado no nos reconoce como trabajadores con derecho a contrato, salario digno y seguridad social que nos merecemos, no se puede seguir sosteniendo esta política excluyente, no puede ser que para el estado la y el trabajador cultural sean las y los funcionarios públicos del ministerios y los institutos que rigen la materia. No puede ser que contratemos a las empresas privadas para que monten las tarimas y el sonido y a las y los cultores que se presentan en ella se le den “aportes o incentivos económicos” sin contrato ni beneficios sociales.

Se beneficia especialmente a las y los trabajadores culturales que generan un ingreso propio, a las y los artesanos, dándoles prioridad a los que producen objetos y discriminando a los que no, propiciando la mercantilización del quehacer cultural.

Fortalece e impulsa la participación del sector privado en lo cultural. La cultura no puede ser el medio mediante el cual las empresas privadas retribuyan socialmente. De esto tenemos el abominable ejemplo de La Fundación Bigott quien financian con cáncer la cultura en nuestro país.

Queremos que se aclare quien será el órgano rector que se menciona en la ley, ya que en este residiría todo el poder de decisión en lo que respecta a lo cultural.

Exigimos se publique el Proyecto de Ley Orgánica de Cultura en la página de la Asamblea Nacional, que se reproduzca en material impreso para su difusión y que se convoque por todos los medios de comunicación públicos y privados a su discusión.

Adjunto se encuentran el Anteproyecto de Ley Orgánica de Cultura, un documento critico y propositivo del Anteproyecto de L.O.C con el que estamos recogiendo firmas y que consignaremos a la Asamblea Nacional para que no se apruebe esta propuesta y podamos realizar una con verdadera participación popular y un artículo que yo escribi. Esperamos puedan brindarnos un espacio para hacer publicas nuestras criticas y propuestas, y agradecemos de ante mano todo lo que puedan hacer para colaborar al respecto, un abrazo,

Baleryns López

0412-708-2514
“en algún lugar algo está floreciendo”



Tu opinión es importante. Escribe un comentario