El avión!! ..el avión!! y la isla de la fantasía

Por • 9 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

10 años del Convenio Integral de Salud Cuba Venezuela y la Fundación Hombrenuevo.

Celebramos 10 años de suscrito el primer convenio entre dos países hermanados por la historia y separados por la bota imperial: el Convenio Integral de Salud Cuba Venezuela. Quienes hemos sido beneficiados por este convenio tenemos que dar nuevamente las gracias infinitas a los dos comandantes que nos regresaron a la vida.

La Fundación Hombrenuevo, a la que hoy llamamos Mujeres y Hombres nuevos, la conformamos todas y todos aquellos venezolanos que fuimos en algún momento al Palacio Blanco y pedimos ayuda para que en Cuba se nos enseñara a salir de la adicción a las drogas. Para nosotros no deja de ser una fecha notable, allí comenzó una lucha que ha perdurado en los años luego de volver de haber recibidos nuestros tratamientos en las hermosas villas a donde las dos revoluciones nos tendieron una mano amorosa que nadie nos quería dar. Tres años en los que Hombrenuevo a asumido la tarea de colaborar y de luchar para que Venezuela asumiera su compromiso y se pudiera dar esta ayuda a tantos que siguen diariamente sufriendo en el infierno del consumo de drogas y alcohol.

En el transcurrir de estos años no es poca cosa lo que hemos logrado, con el apoyo de Jhonny Ramos, coordinador del Convenio, de la mano de la Coronela Eugenia Sader, hoy Ministra del Poder Popular de la Salud, del General Néstor Luis Reverol y muchos aliados, luchamos por una nueva ley de drogas y ya la promulgó nuestro comandante presidente, luchamos por crear un Sistema Nacional de tratamiento a las Adicciones y en pocos días lo refrendará Hugo Chávez, por rescatar la Fundación José Félix Ribas que hoy en día marcha adelante en la creación de la respuesta que debe dar la revolución.

En nuestra filosofía básica dijimos desde el principio que no veníamos a pedir sino a dar, como debe hacerlo un revolucionario. La deuda que todos sentimos hacia nuestro comandante presidente Hugo Chávez frías y hacia el Comandante Fidel Castro no puede menos que obligarnos a comprometernos con la revolución que nos devolvió la luz y el camino en nuestras vidas.

Cada viernes asistimos como voluntarios a los vuelos que salen desde palacio hacia Cuba. Amanecer a las 5 de la mañana para apoyar los vuelos del Convenio Cuba Venezuela representa para todos el mejor día de la semana. Darles la mano revolucionaria a todas y todos los compatriotas que sin tener recursos acuden a solicitar la ayuda de este Convenio es para nosotros el mejor pago a nuestra recuperación.

Más de 2000 venezolanas y venezolanos han sido llevados a Cuba para recibir tratamientos a la adicción a las drogas, por ello, es un deber nuestro hacerle llegar nuestra gratitud infinita al Convenio de Salud Cuba Venezuela.

A Cuba, esa hermosa y digna isla, castigada por el látigo imperial, nuestra gratitud, en ella aprendimos los valores del socialismo, aprendimos que si puede existir una patria sin drogas, como lo es Cuba, supimos que con conciencia y organización popular se puede escribir una historia diferente. Gracias al amor que se nos brinda a quienes llegamos allá casi sin esperanzas de poder vivir.

Aquí estamos sus hijos, para dar la cara por ustedes, por Venezuela revolucionaria y bolivariana y por el mundo nuevo. Tomamos nuestro nombre de la enseñanza de nuestro Che Guevara, somos mujeres y hombres nuevos gracias a ustedes.

Gracias a nuestro comandante Hugo Chávez Frías. Sin usted comandante, sin su hermosa gesta revolucionaria, nuestras vidas hubieran tenido otro final. Sirva esta hora para expresarnos ante la patria y enseñar al mundo este hermoso logro y sirva para ratificar ante usted comandante, nuestro compromiso de lucha. Hemos tomado un puesto de combate, hemos luchado y hemos tenido victorias importantes, pero es aun más largo el camino. Nuestra patria se desangra por la invasión imperial de las drogas, a diario las escaleras de los barrios siguen llenas de mercaderes de la muerte. Aun a pesar de que usted firme el Sistema nacional de tratamiento, este hay que construirlo, falta mucho por hacer, pero se ha comenzado el camino. Una Venezuela libre de drogas ya no es una fantasía.

Comencé este escrito con aquellas palabras que decía Tatú, en aquella serie televisiva que todas y todos conocemos: La Isla de la Fantasía. Eso eres Cuba amada, eso representas para nosotros. ¡Viva el Convenio Cuba Venezuela! Larga vida a Fidel y a nuestro jefe el Comandante Chávez!!!

Venciendo, sigamos adelante!!!

Raúl Bracho
brachoraul@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario