Calor del laptop sobre piernas daña salud reproductiva en los hombres

Por • 9 Nov, 2010 • Sección: Salud

La temperatura escrotal aumenta de manera importante a pesar del uso de una tapa protectora y resulta peligroso para la salud de los hombres / Para un hombre que quiera trabajar con su laptop sentado en un sofá: ni con las piernas abiertas ni cerradas, ni con una tapa protectora se puede prevenir el peligroso calentamiento de los testículos

Los testículos aumentan su temperatura con el calor de una laptop apoyado sobre las piernas hasta niveles que pueden resultar peligrosos para la salud reproductiva de los hombres, según científicos estadounidenses.

El estudio, insiste en alertar de los riesgos que ya fueron advertidos por otra investigación pionera en este campo, la del centro de medicina reproductiva Nascentis, de Córdoba, Argentina.

Las conclusiones de los argentinos se consiguieron mediante el análisis de muestras de semen y fueron publicadas en julio, mientras que el estudio divulgado hoy confirma los riesgos y analiza posibles tácticas para prevenirlos.

En concreto, el trabajo de Estados Unidos, a cargo del urólogo Yelim Sheynkin, de la State University de Nueva York, midió el incremento de temperatura que experimenta el escroto.

En las conclusiones, los autores dejaron pocas opciones para un hombre que quiera trabajar con su laptop sentado en un sofá: ni con las piernas abiertas ni cerradas, ni con una tapa protectora se puede prevenir el peligroso calentamiento de los testículos.

Y aunque la investigación sobre el efecto de las laptops sobre la fertilidad masculina es todavía limitada, varios estudios han demostrado que el aumento de un sólo grado Centígrados puede ser suficiente para dañar el esperma.

En concreto, los científicos estadounidenses concluyeron que “la temperatura escrotal aumentó de manera importante sea cual fuera la posición de las piernas y a pesar del uso de una tapa protectora sobre las piernas”.

Para conseguir los resultados, los investigadores reunieron a 29 hombres sin problemas de salud en sesiones de 60 minutos en las que tenían que utilizar sus ordenadores portátiles sobre las piernas.

La prueba se efectuó tres veces con distintas posiciones.

En la primera, los hombres apoyaban la máquina sobre sus piernas cerradas y en la segunda se repetía la misma postura, pero con una tapa donde se apoyaba la computadora.

En el tercer intento, se les pidió a los hombres abrir las piernas en un ángulo de 70 grados y con la tapa protectora debajo del portátil.

Todas las pruebas dieron como resultado una subida de la temperatura escrotal, pero el incremento fue mayor en las dos primeras, cuando las piernas estaban cerradas.

Sin embargo, si los hombres abrían las piernas, el aumento de la temperatura era más lento ya que subía un grado Centígrados en los primeros 28 minutos.

En cambio, cuando las piernas se mantenían cerradas en las otras dos pruebas, el aumento de un grado se producía a los once y catorce minutos cuando se tenía la tapa.

En cuanto al estudio argentino, los expertos concluyeron que se producen daños en la movilidad y fragmentación del ADN de los espermatozoides si estas células estaban cerca de las computadoras.

El Universal de México



Tu opinión es importante. Escribe un comentario