“¿Estamos en REVOLUCION o lo que tenemos es un Gobierno Revolucionario?”

Por • 9 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estimados camaradas socialistas, quiero empezar el presente artículo, dejando algo muy en claro, el presente tema es un poco espinoso, por decir lo más suave y mi única intención, es la dejar, como siempre ha sido mi estilo, mi punto de vista lo más claro posible, ya que gracias a algunos mails que me han llegado, así como las siempre oportunas tertulias socialistas, en las que me veo envuelto, he llegado a la conclusión de que mi punto de vista, a este respecto, es coincidente con el de un gran número de compatriotas y camaradas, que se preocupan, muchos de ellos con gran razón, por el devenir y el acontecer de este proceso revolucionario que estamos viviendo en nuestra bella patria.

He de empezar diciendo que el titulo, ampliamente explicativo, me lo proveyó, hace ya un buen tiempo, una camarada socialista, luchadora popular como la que mas y que si bien no pertenece a este gobierno, tal cual el que suscribe, si está altamente comprometida con la revolución y de ahí su preocupación y su análisis, al considerar que en Venezuela, en los actuales momentos, no estamos viviendo una verdadera revolución y lo que en realidad tenemos es un gobierno que lo que hace es tomar muchas medidas revolucionarias y sepan, que en eso coincido ampliamente y si no doy el nombre de la camarada es por respeto a ella y si hago mención a todo esto es por honor a ella.

Dejando los elogios y los agradecimientos de lado, analicemos un poquito el devenir de estos once años de nuestro gobierno revolucionario y la marcha de nuestra tan esperada revolución. Forzosamente tenemos que empezar por hacer una clara división, una bifurcación de caminos, de andares y sobre todo de ideologías, entre lo que ha sido el gobierno, presidido por nuestro querido líder el comandante Chávez y la vida, obra, aptitud e ideología, de él mismo, es decir, de nuestro presidente Chávez.

Es harto necesario hacer esta división por justicia y por ética, ya que si bien, siempre nuestro líder deberá cargar con una enorme responsabilidad por los actos que han llevado adelante los personeros de su gobierno o en muchos casos, por lo que no han hecho, sería de una gran mezquindad, de una soberana ingratitud y casi que una falacia, el no reconocer y dejar muy en claro, lo que ha sido la vida y obra de nuestro líder y más importante aún, lo que ha sido su pensamiento siempre apoyado por su ejemplo de vida, es por esto que hacer la división es tan importante y crucial para el devenir de mi artículo.

Ahora comencemos a ver lo que ha sido el devenir de nuestro gobierno revolucionario y podremos ver como este de revolución tiene poco o nada y de medidas revolucionarias y efectistas tiene mucho. Para explicar un poco lo anterior, tomemos por un momento, un caso del cual escribí un artículo, en estos recientes días pasados y que trataba de un absurdo, que para este articulo viene como anillo al dedo, como lo es que el personal que labora para el ministerio de sanidad, en todos sus niveles, tanto administrativo, como de atención medica misma, gozan entre sus privilegios de un seguro de H.C.M. (Hospitalización, Cirugía y Maternidad), como ya les he dicho, esto es un enorme absurdo, pero a la vez, es la mayor muestra, el mejor ejemplo que se puede tomar, para demostrar que el devenir de este gobierno ha sido puramente revolucionario y que en la gran mayoría de los casos ha dejado la revolución a un lado.

Expliquemos un poco más en profundidad el ejemplo anterior, si nuestro proceso fuese una verdadera “revolución”, a estas alturas, a casi once años de su instauración, aunque para ser sinceros, ha ocho años de su primera profundización, ya se tendría muy en claro, que dentro de un proceso donde se quiera imponer un “revolución”, dentro de un proceso de transformación de nuestra actual sociedad capitalista, en una verdadera sociedad socialista, lo más importante, lo primordial, la base fundamental, es la base Ética-Moral, estemos claros, sin esta base, todo, absolutamente todo lo que transformemos, todo lo que cambiemos, se derrumbara muy rápidamente, bastara la caída de este gobierno para que esas medidas “Revolucionarias” desaparezcan, ya que la base educativa que da la Ética y la Moral, al no existir, no nos permite tener un sustento en el tiempo.

Volviendo al ejemplo, como se puede considerar “revolución” en el sistema de salud, cuando vemos, que si bien es cierto se crean las misiones Barrio Adentro, se hacen unos titánico esfuerzos por llevar la salud a todos los rincones de nuestra patria, se hace hasta lo indecible por mejorar, tanto en infraestructura, como en dotación, a todo nuestro sistema de salud, amen de la clara y sostenida formación de nuevos médicos, supuestamente socialistas, pero lo mas importante, lo realmente esencial, como lo es el ejemplo de vida, como lo es la aptitud personal ante las ideas que se tiene o se siguen, en este aspecto hacemos, absolutamente, todo aquello que no debemos hacer.

Como podemos considerar a la misión Barrio Adentro como una verdadera muestra de “revolución”, como ver las demás misiones Barrio Adentro como el fin mismo de la “revolución” en el apartado de salud, cuando las personas que ahí laboran, cuando el personal administrativo y MEDICO, que deben llevar en su corazón la revolución, tienen y a demás luchan, por ese privilegio tan capitalista como es el tener un seguro de salud privado. Señores míos, mejor ejemplo de medidas revolucionarias como las misiones Barrio Adentro y la enorme falta de “Revolución” por parte de los entes gubernamentales y personal que ahí labora no hay, o Uds. me dirán, donde está la “Revolución”, cuando los medico que nos curan, a nosotros, al pueblo más humilde, en el sistema publico de salud, no solo no confían en este sistema, sino que además, no confían en ellos mismos, ya que para su salud y las de sus familiares tiene un sistema privado de atención.

El ejemplo anterior es harto clarificante, de que lo que hemos tenido en este bello país, en los últimos años, es un gobierno que se dedica a tomar medidas revolucionarias, pero que en lo que respecta al verdadero fortalecimiento de la revolución, en lo que respecta a la verdadera instauración, dentro de nuestra sociedad, de una revolución socialista, repito, en ese apartado ha sido muy poco lo que ha avanzado, de ahí y estemos muy claros en esto, que nuestro líder tiene toda, absolutamente, toda la razón cuando nos dice que su caída será lo mismo que la caída de todas su acciones revolucionarias, (entiéndase Misiones), de eso amigos no dudemos un segundo, pero yo le tengo que recordar a nuestro presidente, que él es el principal culpable de que esto sea así, ya que él, como líder, tanto de la revolución, como del gobierno, ha tenido en sus manos el poder de realmente instaurar una verdadera y solida revolución en nuestra patria y no lo ha hecho, así que es el momento de dejar de evadir responsabilidades y en honor a la verdad Chávez jamás lo ha hecho y es la hora de enmendar caminos.

Recordaremos que al comienzo les decía, que para darle el verdadero nivel de certidumbre que este tema merece, había que hacer una clara división, entre lo que significaba el accionar del gobierno nacional y el ejemplo de vida que nos ha venido dando nuestro líder y presidente Hugo Chávez. Como ya hemos podido ver, el accionar de nuestro gobierno nacional, para nada tiene que ver con una verdadera “revolución” y si mucho, con un gobierno que toma medidas revolucionarias, pero en lo que respecta a nuestro líder y presidente la historia es totalmente diferente.

Estimados lectores, sean Uds. creyentes de la ideología socialista o sus más encarnizados enemigos, o quizás, gente apática que poco le importa, pero le gusta estar informada, en algo en lo que todos tenemos que coincidir es en que la revolución socialista que se ha dado o que se ha tratado de dar y se está dando en nuestro país, ha tenido, básicamente, un solo promotor, un solo propulsor, una sola cara visible, que ha estado, no solo al frente, sino que también en la retaguardia de este proceso revolucionario y que en grandísima medida, lo poco que tenemos de revolución se lo debemos a él y claramente este no es otro que nuestro gran líder revolucionario el presidente Hugo Chávez.

En este punto se que muchos, sobre todos los viejos socialistas de siempre me dirán, que ponerle a Chávez todo el valor de esta revolución es muy mezquino con todos los demás camaradas y puede, que en cierta medida, tengan algo de razón, pero la verdad, inobjetable, es que sin el advenimiento del presidente Chávez y su decidido y tenaz concurso, amen, de su insistente y extraordinario ejemplo de ética y moral, sin duda alguna, aun no tendríamos ni asomos de revolución, él ha sido ese gran promotor, el que en gran medida ha permitido a muchos camaradas, entre los que me cuento, a emerger del oscurantismo en el que nos encontrábamos y alcanzar, en gran medida, una luz, un viento futuro de cambio, que nos ha permitido poner nuestro grano de arena y tomar de manera activa un puesto en la construcción de esta nueva sociedad.

Ya para finalizar, no podía terminar este articulo sin dar una síntesis y una visión de futuro, que nos permita tener, muy en claro, donde estamos, en que estamos mal y que se debe hacer. Para empezar el ejemplo mas grande que se debe tener de socialismo es el ejemplo del presidente, pero ojo, no es el único, ni tampoco esto significa que no se equivoque, por ende, el otro aspecto en el que fallamos horriblemente y para mi es el mas importante, es en el aspecto educativo-ideológico y así mismo, ideológico, hay que dejar de tenerle miedo a esta palabra y debemos entender y dejar en claro, que si no entramos en la conciencia de nuestros ciudadanos y los hacemos ver, que la única vía de prosperidad es el socialismo, no terminaremos de imponer, ciertamente, una revolución duradera en nuestro país.

Que hacer?, muy sencillo, hay que llevar la ideología socialista a los kínderes, a los preparatorios, a primaria y a bachillerato; a todos los empleados públicos hay que entrenarlos en un curso intensivo y profundo de ideología socialista, amen de hacerlos predicar con el ejemplo, no es posible que nuestro líder pida esfuerzo voluntario y los últimos en poner el ejemplo son sus altos personeros y los empleados públicos y para terminar, el ejemplo para ser efectivo y calar hondamente debe empezar por lo más alto, tiene que empezar por la cúpula, por nuestro líder (en este caso el se cansa de demostrar su más claro talante socialista), pero sus ministros, sus directores, sus gerentes, esos son los que están obligados a dar el verdadero ejemplo socialista, porque de lo contrario, seguiremos teniendo un gobierno revolucionario y nos alejaremos mas y mas de una verdadera Revolución.

Alfredo Domínguez Fernández
pito0726@hotmail.com.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario