Presidente Chávez, expropie al estado Anzoátegui

Por • 8 Nov, 2010 • Sección: Reflexiones

Ni Earle Herrera ni Aristóbulo deben venir a evaluar

¡Qué tal, camaradas! Con la gran preocupación por que no se nos vaya a escapar el triunfo de las elecciones presidenciales. Aunque importan las de las gobernaciones y alcaldías pendientes. No destacaré asuntos que he vivido en mi querido y adoptado estado Anzoátegui, ya que mucho se ha escrito recientemente y sólo “recortaré” aspectos que considero más importantes

Sin embargo, lo primero que destacaré es una disculpa al camarada y valioso venezolano Earle Herrera, quien si lee esto saldrá en su defensa en el programa que no pelamos, “El Kiosko Veraz”, asunto que siempre hace con mucha propiedad y es un duro en la respuesta a quien sea…, pero que no se refiere a que le esté limitando su accionar -es válido e importante en toda la república- sino a la imparcialidad.

En un artículo de Aporrea de la pasada semana leí: “Hace cinco o seis días atrás, por carambola, me llegó una invitación a un acto en Puerto La Cruz, ya reportado, de gente afiliada al Psuv, al cual asistiría como invitado Earle Herrera, el único diputado electo de ese partido por el Estado Anzoátegui, en las recientes elecciones del 26/9/10. (Aquí agrego, a mí ni por carambola me llegó el dato, ni idea de quien programó su visita o si la hizo a motu propio).

De la reunión misma, -continúa el artículo- prestigiada con la presencia de Earle Herrera, el contenido de los discursos y las conclusiones, que constituyen un llamado a continuar y extender esos contactos, como lo señaló uno de los promotores a la prensa regional, cualquier observador concluye que el Psuv no funciona como debería hacerlo. Simplemente, si eso no fuese cierto, no habría motivo para estas reuniones, que brotan espontáneas, informales, resultantes de ausencia de mecanismos idóneos para que la militancia exprese sus opiniones”

También destacaba el articulista -pido me disculpe por no indicar su nombre- que hubo comentarios censores por la gestión de Tarek.

Entonces, camaradas, por tratarse de un asunto muy delicado, que tiene que ver con el devenir de la Revolución en Anzoátegui, y por eso las disculpas con Earle, a quien no conozco personalmente siendo diputado por Anzoátegui y estar ligado a la parte literaria donde humildemente milito, ya que considero que cualquier valoración de Tarek le sería muy complicada recordando que Tarek fue Asambleísta, muy amigo de Earle en ese campo como en el de la literatura. Y de Aristóbulo, también por las mismas razones, y porque que es su mejor y obligado vínculo cuando visita Anzoátegui.

Pero antes debo expresar cómo conocimos a Tarek.

En 2004 recibí una llamada del poeta Gustavo Pereira (premio nacional de Literatura y autor del preámbulo de nuestra actual Constitución, autor de cantidades de poemarios y libros de carácter histórico, entre muchos, y lo más importante un venezolano íntegro e integral, además, con una hermosa familia) invitándome a participar en un equipo revolucionario que elaboraría el programa de Gobierno de Tarek seleccionado en Caracas como candidato a gobernador del estado donde nació, y del que estaba alejado, ya caraqueñizado.

Tarek traía la suerte de ser apadrinado en su boda por el poeta Pereira, nuestro especial amigo.

Puedo decirles que el equipo conformado por valiosos profesionales jamás puedo mostrar a Tarek los esquemas del Programa que fuimos realizando. Es más, nunca asistió a una oficina alquilada con mucho sacrificio para esos menesteres. Desde ese momento nos veíamos las caras por esa extraña actitud. No nos parecía respetuosa. Algunos lo excusaron por su juventud.

Finalmente se le hizo entrega del Programa que no analizó con nosotros y, estimo, que tal vez ni lo leyó.

En mi manera de siempre trabajar sin un interés personal, en este caso traté de que no me percibieran como un buscapuestos, y una vez, ya próximo al triunfo, me llamó y me dijo: “Poeta, he oído que no me vas acompañar en ningún cargo de mi gestión. Considero que eres muy valioso (lo que más o menos recuerdo), escoge alguno”. Pensando no estar muy directamente le mencioné la presidencia de Puertos de Anzoátegui, en Guanta. Me dijo: “muy bien, así sacas al m… que está ahora de Presidente”

A todas estas, un camarada activista político del MVR, que bien lo conocía y lo acompañaba a todas partes, porque además Tarek no conocía a nadie, influyó en la escogencia del gabinete. La presidencia del Puerto recayó en un buen colega y quedé en la directiva. Bajo este esquema fueron nombrados algunos directivos.

Nos mencionaré a nadie, ni juzgaré su selección, mucho menos las actuaciones de todos, ni la del gobernador, que quedarán para la profunda evaluación –si se hace– de la Gestión de Tarek.

Mientras en los inicios del Anzoátegui “revolucionario” gobernaba Alexis Rosas, luego el farsante de De Lima, yo mataba unos aislados tigres para sobrevivir y tuve la suerte de colaborar con los Círculos Bolivarianos, así como ser designado por una comunidad porteña como coordinador de un Proyecto para la Aldea de Pescadores de los Boqueticos.

Fue una gran lucha por dos años, con nocturnas reuniones semanales en casa de los promotores, con el valioso apoyo de un colega de PDVSA. Como casi nada estaba hecho, especialmente del Proyecto como tal, incorporé a un destacado arquitecto amigo, y del maestro Fruto Vivas, y con nuestro aporte y el de todos llegamos a elaborar un hermoso proyecto productivo habitacional, recreacional.

La gente de la comunidad reiteradamente invitó a Tarek a conocer el proyecto y pedirle su apoyo. Preparaba la sencilla exposición que se hacía itinerante cada vez que alguien mencionaba que habría una visita de “Tarek gobernador”, sin musiquita.

Con Nelson Moreno, para ese entonces alcalde de Puerto La Cruz, fue un vía crucis popular para hablar con él y que cediera una franja de terreno municipal con el que se completaría el área necesaria para esa ilusión comunitaria. La oferta de boquilla sí resultó, no recuerdo si se hizo efectiva. Claro, eran y son parte de los terrenos denominados “el lomito de Puerto la Cruz”.

Tranquilos, camaradas, que ya concluiré esta parte, necesaria para entender una filosofía de gobierno.

Con miles de argucias la comunidad logró entregar el proyecto para que el Gobernador lo presentara en uno de aquellos programas en las que el presidente Chávez, con el ministro Ramírez, recibía públicamente de las gobernaciones y de las alcaldías los proyectos elaborados por las comunidades.

Para satisfacción de nosotros fue evaluado positivamente como el mejor de los presentados y se le asignaron 30 millones. Fue motivo de euforia colectiva, ya que considerábamos que el Proyecto de la Aldea de Pescadores de los Boqueticos, en Puerto La Cruz, se convertiría en un hito costero, ejemplo a seguir en todo el país.

En el ínterin me llamó el mencionado hombre de confianza para decirme de parte de Tarek que me iban a designar Presidente del Comité Estadal de la Vivienda, CEVANZ, y Tarek me expresó que venía un programa amplio de viviendas y por eso era importante que estuviera allí.

Como ingeniero de retos, conocedor de la materia, me pareció una oportunidad de contribuir con nuestra Revolución ya que, con anterioridad, había enviado cartas y currículos a varios ministerios e institutos donde expresaba que “con mi uniforme impecable, el fusil bien preparado, las cananas llenas de municiones y la disposición a la lucha a millón, con tristeza veía pasar el ejercito de la Revolución” No disparaba ni un tirito, sólo por mi columna en EL TIEMPO, hasta que me sacaron en 2006 como retaliación a Tarek.

Esa oficina, dentro de la Ley de Vivienda vigente, debía generar los planes de viviendas en coordinación con los Institutos de Vivienda, INMUVIS, de todos los municipios de Anzoátegui. Ardua tarea, porque además de no contar con planificaciones municipales, salvo contadas excepciones, casi todos nuestros gobernantes desconocen lo que es planificación.

Vale mencionar que coordinando con los organismos de servicios para conocer sus planes de inversión, básicos para desarrollar cualquier plan de urbanizaciones, en 2007 supe del desastre eléctrico en el estado, se lo participé a Tarek, lo envié documentado, pero se perdió una gran oportunidad de decretar, como le propuse, Emergencia Eléctrica en Anzoátegui. Punto de partida, llamando la atención nacional, sobre el problema que luego nos ha golpeado. Y nos golpea.

Cuando inicié funciones en CEVANZ –con esto termino esta pequeña parte de mis apreciaciones– toda la comunidad de los pescadores de los Boqueticos se alegró por demás ya que su coordinador era parte del equipo del gobernador de difícil acceso.

Camaradas, no detallaré todo lo ocurrido desde que pasó a ser un proyecto a desarrollar por la gobernación, con asignación de recursos iniciales por 14 millones, sólo que con mucha tristeza no se ha llevado adelante ese hermoso proyecto salido de las comunidades pesqueras, y que dada sus connotaciones productivas y recreativas preveía ser incorporado al turismo del estado.

Ah, esa oficina CVANZ fue eliminada por la Nueva Ley de Vivienda

Sigo con las lecturas en Aporrea, como el caso de un Sr. Perdomo que escribe cosas como esta:

“Soy un convencido que una revolución resalta las cualidades más sublimes del ser humano, más aún, las exige. Cuando se es un revolucionario cabal, se es el mejor en lo que se hace, nunca se está conforme con lo que se hace, hay una permanente exigencia sobre los resultados de lo que se hace, hay un manejo dialéctico de la realidad, y se asumen las contradicciones y debilidades para superarlas

Hasta aquí expresa un criterio amplio, que compartimos, pero… luego sigue: La mediocridad, el conformismo, la insensibilidad, no tienen cabida en el Gobierno Revolucionario de Anzoátegui. Aquí no hay descanso, ni tregua, y la palabra empeñada del gobernador Tarek es sagrada: se cumple lo que se promete, no sólo en los lapsos, y en las condiciones prometidas.

Sin tener conocimiento del Sr. Perdomo, aun y cuando tengo 32 años en la zona metropolitana norte, estimo que se aleja de la realidad, en especial por lo mí conocido y escuchado sin manifestarlo directamente, y por lo expresado en fragmentos de los artículos que siguen.

Eugenio Salazar Brito
Fecha de publicación: 25/10/10

He visto en publicidad y oído en reuniones, que a través de las Direcciones de Misiones –DIMISOC-; Tarek y su gobierno ha desplegado un importante esfuerzo para corresponder con solicitudes de ayuda ¿Esa política de pagar intervenciones no es un mensaje sobre el estado crítico del sistema de salud local? ¿No es negocio que engorda a las clínicas privadas? Esta política como se dice por ahí, va a los efectos y no a las causas y si se persiste en ese esquema de actuación; el presupuesto del estado no va alcanzar para cubrir las demandas.

Esa política se hace inviable en el tiempo.

Puede ser un defecto visual mío, pero no veo proyectos de viviendas concluidos ni por concluir por parte de la dependencia del gobierno que atiende esta área. No he leído información sobre convenios entre las Alcaldías revolucionarias y la Dirección de Viviendas para urbanizar terrenos y promover planes de viviendas.

De COVINEA (dirección de construcción y mantenimiento) sé menos, pero me suena que este es una de los departamentos de la Gobernación que se merece un premio a la ineficiencia y eficacia.

Ahora una respuesta para el Sr. Perdomo (Edgard Perdomo Arzola), que en semanas se transformó en total defensor de Tarek, ya que su artículo del 29.09.01, “La derrota en Anzoátegui” (auditórium) fue bastante claro y crítico. Los invito a leerla y a compararlo con sus otros posteriores (¿?)

”Seamos un poco prácticos en función de dilucidar la contradicción que emana de su particular visión respecto a la mía, de lo que sucede en Anzoátegui. Quizá, digo yo, el mejor termómetro es la opinión pública, y dentro de esa opinión publica, las bases del partido.

Ello me obliga a preguntarle: ¿Asiste usted por casualidad a las reuniones donde la militancia se expresa de forma abierta en contra de la gestión del gobernador Tarek y de los distintos alcaldes? Seria bueno que indagase usted en las múltiples manifestaciones que suele hacer gran parte de la población en ese sentido. Es muy posible, estimado señor, que usted, a diferencia de mi, no tome los buses (muy destartalados por cierto) que cubren las rutas interurbanas. Es muy posible que no tenga usted que hacer colas y por supuesto, de no ser así, se pierde usted una oportunidad inmejorable de oír, de viva voz, las manifestaciones de nuestra población”

Agrego que peor es entre los ciudadanos con mayor preparación intelectual.

“Aquí creo necesario indicar, que en base a esas manifestaciones de nuestra gente, ya se tenía, precisamente, pocos meses antes, una aproximación a los resultados electorales que terminaron imponiéndose el 26 S.

Me llama la atención, y eso de verdad que me sorprende, pues ha podido usted obviar, inteligentemente, la vialidad, las vías de penetración hacia la zona rural del estado, Parque Andrés Eloy Blanco, etc., lo del grueso de los contratos en manos de Cirigliano, Nassar, Petrica, etc. estos contratistas se enfrentaron con sus medios informativos al gobierno venezolano, promoviendo abiertamente el golpe de estado. (Agrego a un gran contratista como el respetado y querido pelotero grandes ligas, que dicen es compadre de Tarek)

Vaya usted a Los Tronconales, El Viñedo, La Ponderosa, La zona rural del Municipio Sotillo, la zona rural del Municipio Freites, la zona rural de Municipio Simón Bolívar, cuya capital es Barcelona, la zona rural de Cajigal, la zona rural de Carvajal, compruebe allí el estado de las vías, la insalubridad, la inasistencia al sector campesino, vaya y pregunte a la gente, a la comunidad, qué opinión tienen de su gobernador.

Finalmente, estimado Edgar Perdomo Arzola, ¿vive usted en Barcelona? ¿Visita la “ciudad capital del estado”? ¿Coincide conmigo en que, como nunca, Barcelona es una de las ciudades más sucias y tristes de Venezuela?

¿La gobernación no tiene su sede en Barcelona?

¿Que es un asunto de la alcaldía?

¿Quién impuso a la actual alcaldesa?

Le sugiero, si es que no lo hace, camine un poco por las barriadas e interior del estado, quizá eso le ayude a tener una percepción distinta.”

Arturo R. Suárez, va más a lo conceptual.
Fecha de publicación: 28/10/10

¿Qué hay de extraordinario, dentro de un “proceso de cambios revolucionarios”, en construir distribuidores y puentes para vehículos?

¿No será, digo yo, mas significativo y extraordinario, construir los puentes necesarios entre el común, el pobre, el mortal, el hombre y la mujer de la comunidad con el “gobierno revolucionario” en función de que ésta, la comunidad, se empodere de su gobierno y avance hacia en la construcción del socialismo?

¿No será, digo yo, construir, también como importantes y urgentes, los distribuidores que permitan la circulación de las ideas y practicas revolucionarias que conduzcan a concretar en el plazo perentorio la humana revolución durante tanto tiempo esperada?

El llamado Complejo Cultural Miguel Otero Silva, construido en la ciudad natal del gobernador, recién inaugurada, se vino abajo. ¿Hay algún preso, Sr. Perdomo Arzola, por tal hecho?

Quienes viajamos por las carreteras de Anzoátegui, podemos comprobar el estado que presentan las vías. Ni se diga el tramo de la autopista Clarines Boca de Uchire.

Siguen los artículos:

“La indignación, como revolucionario, llegaba al máximo, cuando veíamos en casi todas la vías de Anzoátegui, enormes, para no decir monstruosas vallas, con la cara del Gobernador y con la reseña de que ahora en Anzoátegui, con la revolución socialista, si se tenían buenas carreteras. Mentiras, ciudadano gobernador. Lo lamentable de estas mentirosas y costosas vallas, era que el Gobernador aparecía siempre acompañado de la imagen del Presidente Chávez. Seguro estamos, que cada vez que un conductor caía (cae) en uno de los enormes huecos de las vías y veía estas vallas, no sentía, precisamente, ganas de apoyar al proceso revolucionario

Pero ahora, con desparpajo vemos una propaganda nacional en TV donde sale el Gobernador de Anzoátegui hablándonos de sus logros; curiosamente no lo hizo antes del 26 S. Casualmente pone como ejemplo la vialidad. Suena a ironía, no les parece.

El Gobernador, descontando los efectos de la mediática opositora, no tiene excusa para no hacer un buen gobierno. Un buen gobierno que llegue a la gente, arrope y convenza a la minoría opositora. Un buen gobierno que diferencie su gestión de aquellas opositoras. Un buen gobierno, que se sienta, cuando se toque tierra anzoatiguense, que se está entrando en un territorio donde la revolución hace las cosas distintas y esto se refleja, por ejemplo, en una excelente vialidad.

Un buen gobierno que a la hora de un proceso electoral sepa capitalizar, recoger, los votos que el sistema democrático necesita para seguir consolidando la revolución. Un buen gobierno que oriente, de manera positiva, la masa crítica de los líderes revolucionarios que hacen vida en esa entidad, logrando articularlos para poder consolidar este proceso de cambios que se gesta en el país.

Luego de la derrota sufrida el 26S en Anzoátegui, para rescatar este estado para la revolución no bastan las 3R al cuadrado, acá son necesarias cinco R al cuadrado: Revisión, Rectificación, Reimpulso

y Rescate Revolucionario.

El Rescate del estado Anzoátegui para la revolución es objetivo primordial, y rescatar el PSUV en este estado es la misión que deben realizar los militantes del partido con el acompañamiento de la Dirección Nacional y del comandante presidente. Es decir, no podemos rescatar el estado Anzoátegui para la revolución si al mismo tiempo no rescatamos el PSUV de manos de las camarillas que -por ahora- lo tienen secuestrado.

En este sentido, la primera pregunta a formularse es: ¿Quiénes rescataran el PSUV en Anzoátegui? Y está claro: No serán los responsables de la derrota sufrida el 26S.

El primero y principal responsable de esa derrota es el gobernador Tarek William Saab (TWS), quien contraviniendo la línea trazada por la Dirección Nacional del partido y el comandante presidente, impuso por la vía del ventajismo, del chantaje y la extorsión a candidatos de su conveniencia, para desarrollar su propia línea y planes personalistas.

Luego son responsables los alcaldes de los municipios donde fuimos derrotados; primero, por desarrollar una gestión alejada de los intereses y necesidades del pueblo, y segundo, por acogerse acomodaticia y servilmente a las líneas del gobernador TWS.

En el caso de los alcaldes, es de hacer notar la gravísima actuación y responsabilidad de Carlos Hernández, alcalde de El Tigre, quien ha apoyado y financiado a sectores de la oposición en desmedro de los intereses del pueblo y de la revolución.

El tercer lugar corresponde a Aristóbulo Istúríz, ya que siendo Vicepresidente del partido para la región oriental no supo estar a la altura del compromiso asignado y no alertó a tiempo ni hizo las recomendaciones pertinentes para impedir la derrota que se veía venir.

En consecuencia, no compete el rescate del PSUV ni al Gobernador TWS, ni a los alcaldes, ni a Aristóbulo Istúriz. Esta tiene que ser misión y tarea de los colectivos, corrientes y personalidades militantes del PSUV en el estado Anzoátegui con el acompañamiento de la Dirección Nacional y de nuestro comandante presidente.

Si no rescatamos el PSUV en Anzoátegui, perderemos indefectiblemente el estado para la revolución en las elecciones de 2012 y este es un crimen que no podemos permitir.

La segunda pregunta a hacerse es: ¿Cómo rescatar el PSUV en Anzoátegui?

Los colectivos, corrientes y personalidades militantes del PSUV en el estado Anzoátegui tienen derecho a ejercer la democracia interna, participativa y protagónica reconocida en los estatutos del partido. Por ello, deben confluir y articularse en un amplio frente político para el rescate del PSUV. Es necesaria esa articulación unitaria para hacer frente y derrotar la corriente derechista y contrarrevolucionaria que ha secuestrado al PSUV en Anzoátegui y lo ha convertido en instrumento de intereses contrarios a la revolución.

En virtud de las acciones y omisiones que condujeron a la grave derrota del 26S en el estado Anzoátegui, las medidas que deben aplicarse en atención a lo establecido en el Articulo 36 de los Estatutos del PSUV son las siguientes:

Primera: Suspender de sus cargos directivos en el PSUV al gobernador TWS y a los Alcaldes en cuyos municipios fuimos derrotados por la contrarrevolución.

Segunda: Expulsar del partido al alcalde de El Tigre. El PSUV y el gobierno revolucionario tienen que desmarcarse de las acciones y gravísimos faltas que viene cometiendo este alcalde.

Tercera: Nombrar un nuevo vicepresidente del PSUV para la región oriental del país que acompañe a la militancia en la reorganización y refundación del partido en Anzoátegui.

El PSUV tiene que convertirse en un partido revolucionario donde se practique la más amplia participación democrática y protagónica por parte de los trabajadores, campesinos, estudiantes, mujeres y el pueblo todo. Donde la calidad revolucionaria se garantice mediante una formación política e ideológica permanente y por el ejercicio de la crítica y la autocrítica revolucionarias.
Por la revolución, hagámoslo ahora, mañana será tarde.

Agrego, si es que tienen aliento para seguir leyendo:

DOCUMENTO A CHÁVEZ (CONFIDENCIAL)

Informe confidencial de la Fuerza Socialista de Profesionales y Técnicos para el presidente Chávez que se filtró a El Nacional

El PSUV, que no puede ser una organización de funcionarios públicos, que están allí para conservar sus puestos. No puede ser un conjunto de mercenarios que trasladan de un sitio a otro para dar la impresión de multitudinario apoyo”.

Es doloroso aceptar, sin embargo, que a casi 12 años de gobierno revolucionario, no hemos logrado deponer la cultura puntofijista y que seguimos inmersos en el más puro y genuino capitalismo.

Proponemos aplicar el referéndum revocatorio a todos los funcionarios elegidos por votación popular que resulten ineficientes para satisfacer las necesidades y expectativas de la población, postura que daría gran credibilidad y respeto a la revolución. O imponerles la disciplina revolucionaria del partido, pidiendo su renuncia.

Un auténtico revolucionario, valga citar el caso ejemplar del recientemente desaparecido William Lara, debe contar, entre otras, con las características fundamentales, a saber compromiso revolucionario, sensibilidad social, conocimiento, vocación de servicio y lealtad; y mucho nos tememos que tanto en el equipo de gobierno central como en las estadales y en los municipales, son verdaderas excepciones quienes se adornan con esas virtudes que en William Lara, eran carta de presentación. Precisamente la carencia de una o varias de esas características, ha determinado la ineficiencia y mediocridad de algunas gestiones encabezadas por militantes nuestros, lo que sin duda representa un alto costo político y en algunos casos puntuales, explica ciertas derrotas regionales.

El burocratismo cuarto republicano, quinta columna y enemigo del proceso se ha afianzado en todos los niveles de la administración pública.

Otras de las causas son:

* La desmovilización de los miles de movimientos sociales populares bolivarianos del país,

* El desconocimiento de los frentes sociales como baluartes organizativos del partido y del pueblo, por parte de la Dirección Nacional del PSUV; debe fortalecerse el partido, desde las bases,

* La no rendición de cuentas de Gobernadores (as), Alcaldesas (es) y demás altos funcionarios, por la carencia de una acción contralora.

Eduardo Palacios Sevillano
edopasev@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario