Trampas mortales

Por • 6 Nov, 2010 • Sección: Piedra de Tranca

Uno percibe, lo capta en el rostro, cuando alguien se dispone a saltar la talanquera / Cuando se comienzan a romper los finos hilos de la solidaridad, de la amistad, para culminar en la ruptura política e ideológica / Son los que en Venezuela disparaban en contra FEDECÁMARAS, AD y COPEI y ahora se erigen en defensores de los mismos

SI ALGO ESTÁ DEFINITIVAMENTE CLARO en política es que no se puede ir contra los principios. Se puede hacer, pero tarde o temprano se paga la inconsecuencia. Es lo que sucede a todos los tránsfugas. A través de la historia ha quedado demostrado que a la larga van a dar al basurero. Es decir, al lugar a donde siempre terminan los apóstatas. Los desertores de cualquier pelambre. Ejemplo: Los que fueron furibundos comunistas y terminaron como agentes de la CIA, a la cola de la derecha. Aprovechando la traición para medrar.

ESTE ESCRIBIDOR TIENE MUY CLARO el asunto. Uno percibe, lo capta en el rostro, cuando alguien se dispone a saltar la talanquera. Cuando se comienzan a romper los finos hilos de la solidaridad, de la amistad, para culminar en la ruptura política e ideológica. Los más feroces anticomunistas son, por eso mismo, aquellos que fueron los más feroces comunistas. Que rindieron pleitesía a Stalin, al modelo soviético; que persiguieron gente en nombre del comunismo; que actuaron en el campo de la violencia; que llamaron a miles de jóvenes a sacrificarse por el ideal comunista. Uno los encuentra por todas partes, desperdigados por el mundo, elogiando al imperio, congraciándose con los grandes empresarios. Son los que en Venezuela disparaban sin misericordia contra FEDECÁMARAS y ahora se erigen en defensores del organismo empresarial. Los mismos que despotricaban contra AD y COPEI y ahora se suman a las políticas de esos dos partidos.

ÉSA ES UNA DE LAS CARAS de la defección política e ideológica. Vamos a decir que en el campo de la izquierda. Pero está la otra cara, la de sectores de derecha que, desde luego, no dan el brinco hacia la izquierda, sino que traicionan ideas por las que dicen luchar. Es lo que pasa actualmente con el tema de los constructores de edificios y las inmobiliarias. Resulta que el empresariado, la gente de FEDECÁMARAS, partidos políticos de oposición, medios de comunicación, es decir, todo ese mundo del centro y de la derecha, la MUD y demás yerbas, defensor a ultranza del derecho de propiedad, ahora arremete contra el Gobierno de Chávez porque justamente está defendiendo ese derecho. La medida adoptada por el Gobierno nacional para acabar con el sucio negocio de constructores e inmobiliarias, que tienen años burlándose de los compradores, engañándolos, subiéndoles el precio acordado en las ventas, especulando con el IPC, es objeto de ataque de los medios, de FEDECÁMARAS y de los partidos de la MUD, que le enrostran a diario a Chávez el propósito de acabar con todo vestigio de propiedad privada en el país. En concreto, los defensores de la propiedad privada convertidos en defensores de aquellos que despojan a los ciudadanos de ese derecho.

COMO SE PUEDE VER, se trata de farsantes: los comunistas de ayer convertidos en anticomunistas, y los defensores de la propiedad privada convertidos en defensores de los que despojan a la gente de la propiedad sobre sus viviendas. Igual que los latifundistas: defienden la propiedad de sus miles de hectáreas de tierra para negarles ese mismo derecho a los campesinos sobre una parcela.

POR SUERTE, VIVIMOS el tiempo de la caída de las máscaras. De trampas mortales.-

Marciano
Diario Vea



Tu opinión es importante. Escribe un comentario