Soy de izquierda, pero no soy de ETA

Por • 3 Nov, 2010 • Sección: Reflexiones

Cubillas: Confío en la investigación de la Fiscalía venezolana
Arturo Cubillas :

En entrevista exclusiva con TeleSur Cubillas habla sobre las acusaciones en su contra, la investigación que adelanta la Fiscalía venezolana, el libro y el video que intenta incriminarlo, así como sobre su llegada a Venezuela y sus convicciones políticas.

En entrevista exclusiva con TeleSur Cubillas habla sobre las acusaciones en su contra, la investigación que adelanta la Fiscalía venezolana, el libro y el video que intenta incriminarlo, así como sobre su llegada a Venezuela y sus convicciones políticas.

Llegó a Venezuela hace 21 años en un avión Hércules y con la anuencia de los gobiernos de Madrid y Caracas. Este miércoles acude a la Fiscalía a declarar en calidad de testigo en una investigación que él mismo solicitó tras las renovadas acusaciones lanzadas desde España y que -estima- buscan nuevamente intentar dañar la imagen del presidente Hugo Chávez.

“Lo que si está claro es que no es una campaña que ha comenzado desde hace seis meses, ni hace dos años y probablemente sea una campaña que no va a terminar porque realmente los objetivos son otros. Los objetivos no son Arturo Cubillas, ni son los vascos en Venezuela, es Chávez”, sostuvo el vasco-venezolano en entrevista exclusiva con TeleSur .

Cubillas, quien junto a otros 12 connacionales llegó a Venezuela procedente de Argelia en 1989 durante el gobierno del socialdemócrata Carlos Andrés Pérez, dice que “seguro si en vez que estuviera Hugo Chávez, estuviera Carlos Andrés Pérez en el gobierno, nada de esto pasaría, de eso si estoy seguro que ningún medio de comunicación acusaría a Venezuela de nada, ni hubiera dicho, ni nadie dijera nada de nada, de eso si estoy convencido”.

La Investigación de la Fiscalía venezolana

Explicó que sus abogados hicieron tres solicitudes a la Fiscalía venezolana, entre éstas la investigación de las “supuestas declaraciones que habían dado estos dos supuestos etarras detenidos, porque realmente entendemos que todo esto se basa en esas supuestas declaraciones. Yo creo que realmente hay que empezar por allí primero, por ver si esas declaraciones realmente existieron, si realmente son verdad y si habían sido obtenidas bajo tortura”.

Destaca que las acusaciones se han manejado básicamente en los medios de comunicación y que el gobierno español no ha hecho hasta ahora ningún pedido oficial a Venezuela, información que también fue confirmada este martes por la Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz.

Todo “es un supuesto y es lo que está pasando con toda está campaña. Todos son supuestos, todo son presunciones, todo es un juez que dice pero nunca dice nada y hasta el día de hoy realmente no hay un pedido oficial de nadie”, insiste.

Y si esto se ha manejado más en los medios que en otras instancias se pregunta “cuál es el interés que hay en la prensa española, en la derecha española, en la social democracia española para mantener siempre esa ecuación en el tiempo, Cubillas, ETA; Farc, Chávez”.

Confía en que “la fiscalía venezolana va a investigar y de hecho fue uno de los motivos que nos llevó a presentar esta solicitud. Sí, estoy seguro que la fiscalía va a investigar con objetividad, no me queda ninguna duda y estoy seguro de que así se podrá llegar al fondo del asunto”.

Niega haber estado en las dos localidades venezolanas, Guasdualito y Coro, mencionadas en las supuestas declaraciones que le acusan.

“Realmente no se ocuparon de escoger bien los sitios porque nunca he estado ni en Coro ni en Guasdualito”, ironiza Cubillas.

Al ser consultado sobre lo que señala el periodista español Antonio Salas que haciéndose pasar por palestino escribió el libro Revelaciones de El Palestino y sobre el video de Televisión Española, Historia de un Infiltrado, que lo acusa de participar en supuestos entrenamientos en explosivos, se ríe y señala:”hace como dos día pasaron incluso un reportaje sobre el libro que él hizo y realmente la palabra para calificarlo sería patético”.

“Yo creo que si no fuera que realmente uno sabe que detrás de esto hay una campaña dura en contra del gobierno de Venezuela casi daría risa, realmente”, subraya.

“Fíjate, si te puedo asegurar una cosa, ese señor jamás ha estado conmigo, nunca, nunca. Ese señor jamás ha estrechado mi mano como dice en el libro. Yo estoy seguro que después de ver el documental que él sacó hace como dos días por un canal de aquí, yo estoy seguro que si él hubiera estrechado mi mano ese momento lo hubiera filmado, estoy seguro, sin embargo, no aparece por ningún lado”, argumenta.

“Las imágenes que él muestra efectivamente son las imágenes mías, pero ni siquiera son tomadas por él, son tomadas por una periodista a la cual menciona en su libro también”, agrega.

Califica de “realmente vergonzoso” el video porque aparece “él entrando en un local de una radio comunitaria y parece que está entrando, no se, en un campo de concentración o algo así”. Cuestiona la forma de hablar del periodista en el video y Cubillas mismo lo parafrasea: “estoy entrando aquí, no se lo que me va a pasar, no se si voy a salir. O sea realmente está entrando a una radio comunitaría de un barrio de Caracas, no está entrando, no se a dónde”.

Insiste:”y o creo que por como se están desarrollando las cosas, si en un principio no había un interés oculto, yo creo que hoy en día sí lo hay y es nuevamente involucrar al Gobierno de Venezuela”.

“Ahora fíjate, yo creo que el gobierno español sí debería investigar a esa persona”, dice Cubillas refiriéndose al periodista Juan Salas que se hizo pasar en Venezuela por Palestino “porque realmente si hay alguien que ha dicho que ha entrenado en Venezuela ha sido él. Entonces yo sí creo que el gobierno Español lo debería investigar a él y ver si realmente entrenó, con quién entrenó. Yo si creo que esa persona debe ser investigada”.

Actuación del Estado español

Cubillas critica la actuación del Estado español en el caso, señalando que antes de acudir a los medios debió cumplir con los principios de la cooperación en el campo judicial.

“Creo que entre la lógica cooperación entre gobiernos, creo que siendo el gobierno español el que tanto le pide a Venezuela cooperar, el gobierno español lo que debería haber hecho antes de crear otra nueva matriz mediática con eso, debió haber puesto todo ese material en manos del gobierno venezolano y haberle dicho: Epa! anden con cuidado porque en tal sitio hay gente entrenando y aquí tenemos las pruebas, vayan y vean”, dijo.

“Yo creo que realmente es una burda mentira, yo creo que realmente quizás de cara a Europa, esas imágenes podrían ser difíciles explicarlas, pero yo creo que en Venezuela nadie le da importancia a eso. Yo creo que ni la oposición hoy en día crea eso”, agregó sobre el video. .

Piensa que una posible deportación suya “es un escenario negado, realmente confío en la justicia venezolana”.

“Ser de izquierda Vasca no significa ser de ETA”.

Al recordar cómo fueron los acontecimientos en 1989, dice no haber visto nunca algún documento escrito que justificara su deportación a Venezuela, pero estima que el acuerdo debió existir para venir en una nave de la aviación militar y custodiado por efectivos españoles.

“La deportación es una forma de represión un poco extraña porque no tiene final”, dice sobre la medida.

Explica que “simplemente nos montaron en un avión y nos pusieron aquí a pagar una condena sin saber por qué en aquel momento. Para esa época yo vivía en Argelia”.

“Creo que el gobierno Español cuando inventó la deportación para los militantes vascos precisamente lo que buscaba era eso, anular a la persona”, acoto Cubillas.

“Hoy en día la realidad es bien diferente. Hoy en día la realidad es que en casi todos los sitios donde hay deportados vascos nos hemos integrado en la vida de ese país y nos hemos convertido en un ciudadano más de ese país. Yo creo que esa es una de las cosas que el gobierno español no es capaz de aceptar”, estima.

“Yo era militante de la izquierda independentista Vasca y me sigo considerando militante de la izquierda Vasca y no tengo porque ocultar eso en ningún momento. La izquierda vasca es un movimiento que engloba diferentes grupos de izquierda, partidos, organizaciones sindicales, estudiantiles, culturales, y tiene por objetivo la independencia y el socialismo del país Vasco que busca tanto la independencia de Francia como de España. Un tema que ha sido tabú para las dos sociedades. Ser de la izquierda Vasca no significa ser de ETA”, dice de forma enfática.

“Porque fíjate hoy en día la tesis que maneja el gobierno Español, es que si eres de la izquierda independentista vasca, eres militante de ETA. Hoy en día todo el mundo que milita en la izquierda independentista vasca tiene sobre la cabeza la espada de Damocles, de un juez que decida meterle preso porque para el Estado español todo lo que en el país Vasco políticamente coincida con el reclamo de independencia está considerado ETA, es una realidad”, comenta.

Relata que “desde hace dos meses, más o menos, que la organización ETA decretó un alto al fuego ha habido 33 detenciones de ciudadanos Vascos, a ninguno se le acusa de ser de ETA, pero a todos se les acusa de una extraña acusación que hay ahora de ser del entorno de ETA. Esa es la situación que se vive en el país Vasco”.

“En Heuscal Herria ( o país vasco) la izquierda independentista no está pidiendo que realmente el Estado Español decrete la independencia ni nos dé la independencia, realmente lo que se está pidiendo es que el pueblo vasco tenga el derecho de elegir su futuro, de decidir lo que quiere hacer. Que si el pueblo vasco quiera enterrarse en un Estado Federal, que eso se respete, realmente lo que queremos es ejercer nuestra soberanía y que también se respete. Eso en cualquier parte del mundo sonaría al planteamiento más democrático que pueda haber. Eso en Heuscal Herria, supone diez, quince años de cárcel porque el gobierno Español te acusa de estar en el entorno de ETA”, relató.

Subrayó que continúa su militancia de izquierda porque “al final está claro que hay dos visiones del mundo totalmente encontradas. Hoy en día ser militante de izquierda en el fondo aquí y en Heuscal Herria, es lo mismo, lo que pasa que lo que es no es lo mismo son las consecuencias, esa es la gran diferencia”.

“La diferencia no es lo que tú piensas, no es lo que tú haces, la diferencia es dónde lo piensas y dónde lo haces. Yo estoy seguro que en Venezuela defender el derecho a la soberanía de los pueblos no es un delito, no pasa absolutamente nada, en Heuscal Herria sí pasa, en Palestina sí pasa, en Kurdistan sí pasa. Yo creo que esa es la gran diferencia. No hay otra”.

Afirma que ahora “es que me considero más de la izquierda que nunca. Me considero militante de izquierda con la gran ventaja de que evidentemente hace años me consideraba militante de la izquierda independentista vasca, hoy me considero militante de izquierda con muchísima más amplitud y con muchísima más visión”.

Sobre cómo se siente cuando le dicen terrorista señala:”no importa como lo digan sino quién lo diga, porque realmente ese es el trasfondo. Creo que terrorista, asesino en el mundo se le ha dicho a muchísima gente que luego se le ha dado la mano, un caso, quizás no el más reciente, pero si el más llamativo fue Nelson Mandela, ¿Cuánta gente le llamo asesino y terrorista? y luego le dieron la mano y un premio Nobel. No es que uno se pone una coraza, pero realmente si duele, dependiendo de dónde vengan y, desde luego, de donde vienen no me duele. Estoy seguro de que algún día volveré al país Vasco”, concluye.

Frente a la pregunta de cómo piensa que terminará todo esto, Cubillas señaló “que especulando y suponiendo que es lo que hace el juez Velasco. Estoy seguro que no van a terminar en nada porque no hay nada”, asegura que no existen pruebas de los señalamientos desde España.

“Lo único que quedará es un gran daño mediático a Venezuela”.

Vea la I entrega de la entrevista exclusiva: http://www.telesurtv.net/noticias/entrev-reportajes/index.php?ckl=568

Madelein García. Corresponsal de Venezuela



Tu opinión es importante. Escribe un comentario