“Cese inmediato del bloqueo a Cuba….es una orden (resolución) emanada de la ONU…..jajajaja (El Imperio)”

Por • 1 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estimados camaradas socialistas, una vez mas y creo que ya van 19 veces, la Asamblea General de la ONU, en pleno, volvió a votar y nuevamente de manera abrumadora, a favor del cese inmediato, del criminal e ILEGAL bloqueo, que por mas de 50 años le ha impuesto el imperio de los Estados Unidos y sus lacayos, al digno gobierno y bello pueblo de la hermana isla caribeña de Cuba.

En este año de 2010, la votación en la Asamblea General de la ONU, resulto por lo demás APLASTANTE, ya que 187 Naciones Soberanas del Mundo, votaron por la resolución del cese inmediato de todo tipo de bloqueo a la hermana nación Cubana, dos países votaron en contra y claro esta, todos los conocemos muy bien, el imperio mismo y su lacayo sionista y tres pequeñas islas, muy dependientes del imperio, pero con un cierto dejo de dignidad, se abstuvieron. Señores, si esa no es una paliza aplastante Uds. me dirán, pero ojo, que este tipo de votación tan abrumadora y aplastante, ya hace unos años que se viene dando.

Ahora bien, esta es una historia recurrente, que pasa año a año y no solo con el caso, mas que emblemático, del bloqueo a la isla de Cuba, pasa lo mismo con la resolución sobre el pueblo Palestino, que creo que tiene mas de 40 años de aprobada y que JAMAS el imperio a permitido que se realice o que se cumpla, cual mandato, del que debería ser el máximo organismo de regencia y administración mundial, como lo debería ser, repito, la ONU.

Hablemos ahora con la verdad, la ONU ha sido, es y será, el instituto afiliado al imperio, que le permite a este, realizar toda clase de fechorías a nivel mundial y contar con el apoyo y el marco “Legal” de esta institución, es así de claro y sin mas tapujos, la ONU solo sirve y se cumple cuando el imperio es el que hace la resolución o el mandato, cuando este viene de otro país, simplemente se veta, se anula o como en el caso cubano y palestino, no se le para ni media bola y perdón por el ajo, pero creo que es la forma mas elegante de expresar tamaña delincuencia y tamaña injusticia.

Seguir hablando de tamaña institución, oda máxima a la ineficacia, a la ineptitud y al derroche vano de recursos, seria simplemente pertenecer a esa caterva de personeros, mucho de ellos muy buenos y dignos, pero que creen y realmente lo creen, que deben ocupar todos los espacios posibles de defensa de las democracias y revoluciones mundiales, sin darse cuenta que lo único que hacen es convalidar un absurdo con su digna presencia, pues bien, yo les repito lo que un buen amigo diplomático de carrera, retirado por motus propio, me dijo hace ya un tiempo: “la diplomacia es el arte de perfumar la mierda”, y en el caso de la ONU y su pequeño afiliado americano la OEA, esta sentencia se cumple cabalmente.

Ahora, no perdamos tiempo es tonterías que todos conocemos y que todos, de una u otra manera tenemos claro y hablemos de lo importante, hablemos del futuro, pero del futuro inmediato, que hacer para lograr que, realmente, exista en el mundo, una institución de administración de paz y justicia mundial, que verdaderamente funcione y que represente por IGUAL, a todos sus afiliados, que no serán otros que todos los países del mundo.

Lo primero y señores, lo lógico, es terminar de salirse de ese bodrio, se que el primer paso y ser el del ejemplo es mas que difícil, pero de eso sabe mucho nuestro digno gobierno, pues bien, tomemos esa imposición que nos hace la historia y seamos el primero en retirarnos de ese bodrio, yo les aseguro, que en menos de un año, la desbandada será tan grande, que ese edificio ubicado en el mismo imperio, solo servirá como museo de fantasmas a las odas de las injusticias mundiales.

Dado este grandísimo, importante y muy decisivo paso y cuando haya un grupo importante de países, pienso que inicialmente se retirarían uno 25 países, pues bien, crear entre ellos una nueva institución de administración de paz y justicia mundial. Lo primero seria colocar sus Sede en un país muy pequeño y cuyo protagonismo a nivel mundial sea escaso, esto permitiría tener, realmente, un territorio neutral para la institución, que permitiría a todos los representantes de sus países afiliados, comparecer ante el organismo, sin miedo, amenazas o prohibiciones directas, como hoy en día vemos en la ONU, al estar esta ubicada en el mismo infierno, en el mismo imperio.

El segundo paso es igualmente sencillo y lógico, la eliminación de privilegios, esos que hoy hacen que en la ONU existan países de primera, países de segunda y países de tercera, ese pensamiento pequeño burgués y altamente capitalista, debe ser erradicado de raíz en la nueva institución, donde el mandato “supremo” deba ser el mandato de su Asamblea en pleno, no debe existir ningún nivel superior a este mandato, nada puede ser mas contundente y definitivo que la resolución emanada de la Asamblea General de esta nueva institución, hay que dejar esos viejos y aristocráticos privilegios del “consejo de seguridad” y del “veto”.

Ahora bien, si es realmente algo burgués la existencia del Consejo de Seguridad, con sus todos poderosos cinco miembros permanentes, no es menos cierto que debe existir una sección, una oficina, un grupo o porque no un nuevo consejo, compuesto por un numero proporcional a sus afiliados, pienso que el 10 porciento es una buena cifra, el cual debe rotar todos sus miembro cada cierto tiempo y cuya responsabilidad “única”, es la de tomar decisiones inmediatas a problemas urgentes, y a la vez y sin excusa, convocar de manera inmediata a la reunión de la Asamblea General, para que esta tome las directrices definitivas sobre el problema planteado y claro esta, dentro de ese grupo de países no habrá ni primeros, ni segundos, todos con el mismo poder de voto y deben ser rotados todos de manera permanente.

Ya para finalizar, los cambios a estatutos, leyes y sistemas operacionales, hay que dejárselos a la gente realmente profesional y competente, lo que realmente hay que hacer y lo mas pronto posible, es SALIRSE de esa basura y comenzar a convocar a países dignos y soberanos, como el nuestro, a la creación de un nuevo organismo, estoy mas que seguro que no haría falta ni un lustro para ver ese bello sueño de organización mundial rigiendo los destinos de nuestro dignos países, lo único que realmente hace falta es voluntad, mucha voluntad política.

Alfredo Domínguez Fernández
pito0726@hotmail.com.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario