Terrorismo laboral universitario

Por • 25 jun, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Después que los camaradas del sindicato de trabajadores/trabajadoras del Metro de Caracas, introdujeran el Pliego Conciliatorio, han disminuido –sustancialmente- los retrasos; más no así, los vagones con problemas de aire acondicionado. La designación del Ingeniero Francisco Garcés en el renovado Ministerio del Poder Popular de Transporte y Comunicaciones, abre nuevas posibilidades de solución al ya casi eterno problema de los trabajadores/trabajadores de confianza de esa empresa propiedad de los venezolanos/venezolanas; quienes conocemos las capacidades profesionales y su compromiso revolucionario, con este proceso de cambios en que está enrumbada la Patria de Bolívar, podemos dar fe de esta acertada decisión presidencial, de allí nuestro llamado a los camaradas trabajadores/trabajadoras de esa estratégica compañía, perteneciente al pueblo venezolano, abrirse al diálogo entre revolucionarios/revolucionarias con el nuevo equipo dirigente que sustituirá a la “gerencia del desastre”. Felicitaciones y éxitos camarada, en este nuevo reto que la Revolución Bolivariana le ha colocado bajo su responsabilidad.

Y mientras el camarada Comandante Presidente, Hugo Chávez, renueva el Gabinete Revolucionario, reforzándolo de mucha juventud y feminidad; en la hermana república de Colombia, en esta segunda vuelta de las elecciones que llevaron a Santos a la presidencia, las encuestadoras no se equivocaron tan descomunalmente como lo hicieron en la primera vuelta. El fraude, los mecanismos como se realizó, es la conversa de moda entre los colombianos/colombianas de bien; curiosamente, para Antanas Mockus el contendiente de Santos, no es materia a tratar, después de sus conversas con Uribe y la Clinton, previas al proceso electoral, éste se contentó con su derrota y la ilusión de convertir a su partido Verde en la segunda fuerza política. Tremenda “democracia” que promueve los EEUU, en la que ellos deciden quién es el presidente, igual sucedió en Afganistán, país que cometieron tremendo fraude, ya para la segunda vuelta el embajador norteamericano en dicho país se dió a la tarea de garantizar que el candidato a disputarse la segunda vuelta con el favorito del imperio renunciara, lo que hizo, evitando con ello, las posibilidades de que pudiera darse una sorpresa al candidato del imperio en dicho país. Así actúa el imperio en sus colonias.

De vuelta a la República Bolivariana de Venezuela, uno se topa con una noticia realmente escandalosa emanada de la camarada investigadora Eva Golinger, quien basándose en un informe elaborado por el Instituto FRIDE de España, con financiamiento de la NED, revela que entre 40 y 50 millones de dólares anuales viene invirtiendo el imperio norteamericano en la desestabilización del Gobierno Revolucionario Bolivariano y la paz de la República, siendo los grandes beneficiarios de esos dólares, los partidos políticos de oposición: Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Copei. Fuera de éstos, la Universidad Católica Andrés Bello, UCAB, recibe un estimado de 500 mil euros anualmente, esto sin contar el subsidio que recibe del Gobierno Revolucionario de Hugo Chávez. La pregunta a la Asamblea Nacional sería: ¿qué espera para sancionar una Ley, como la existente en los EEUU, que prohíba el financiamiento extranjero a los partidos y demás organizaciones de carácter político que actúan en territorio de la República Bolivariana de Venezuela?, el recibir financiamiento de una potencia extranjera, no los convierte en traidores a la Patria? (Código Penal, Art. 128: Cualquiera que, de acuerdo con una Nación extranjera o con enemigos exteriores, conspire contra la integridad del territorio de la patria o contra sus instituciones republicanas, o la hostilice por cualquier medio para alguno de estos fines, será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años).

El oposicionismo apátrida, fracasado en su tentativa de golpe financiero, ahora ha retomado sus bastiones que le restan dentro de la estructura del Estado burgués que aún sobrevive a la Revolución Bolivariana de Venezuela, es el caso de las instituciones universitarias; las cuales, por cierto, están obligadas a ejercer una “función rectora en la educación, la cultura y la ciencia…” (Ley de Universidades, artículo 3º) y “colaborar en la orientación de la vida del país, mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales…” (Ley de Universidades, artículo 2º). Pues bien, esas instituciones vienen actuando en sentido contrario a sus obligaciones legales y constitucionales; lejos están del ejercicio de sus funciones rectoras y de colaborar en la orientación de nuestra Patria, devenidas en partidos políticos de oposición, esas instituciones se han convertido en los anti ejemplos, violatorias como son de las leyes nacionales, como son los casos de la Ley Orgánica de Educación, la Lopcymat, la Ley Orgánica del Trabajo, la Convención de los Derechos Humanos, la Ley Contra la Corrupción, por solo mencionar algunas de las tantas que incumplen.

Por estos días, las instituciones universitarias se han dedicado a aterrorizar a sus trabajadores y trabajadoras con noticias como las que comunican las autoridades de la UCV en su órgano informativo “Notas Administrativas” de fecha 17 de junio, en la que a través de un Comunicado del Vice Rectorado Administrativo expresan: “Se informa a la comunidad universitaria, que hasta el día de hoy 17/06/2010, la Universidad Central de Venezuela no ha recibido los recursos para el pago de sueldos y salarios del mes de junio del año en curso, sin embargo hasta los momentos se ha pagado puntualmente. Por esta razón, es importante hacer del conocimiento a toda la Comunidad ucevista, que de no recibir en los próximos días los recursos, se producirán en la Institución serios inconvenientes de funcionamiento. A pesar de los múltiples esfuerzos realizados para la revisión y pago de las deudas con los distintos sectores laborales, no será posible seguir honrándolos hasta tanto no se disponga de los recursos necesarios…”, esta campaña de terror dirigida a la familia universitaria, es replicada en otras instituciones universitarias, tal cual lo hace la Universidad del Zulia, LUZ, leamos: “El desbalance financiero que atraviesa la Universidad del Zulia (LUZ) ha complicado la situación laboral, hasta el punto de que no existe disponibilidad de recursos en las arcas de la institución para afrontar el pago de la segunda quincena de junio para los empleados y obreros, ni para cancelar el mes de sueldo del personal docente…María Guadalupe Núñez, vicerrectora administrativa, señaló que las causas del desbalance obedecen a un retraso en el envío de los recursos para pago de nómina del presupuesto ordinario desde Caracas, y a la incapacidad de la universidad para financiar momentáneamente ese pago…” (La Verdad, 21/06/2010). Esta línea política, replicada por el conjunto de instituciones universitarias organizadas alrededor de la Averu, organismo corporativo que actúa como una organización más de la Mesa de Unidad Democrática, enfrentada como está al pueblo venezolano y su Gobierno Revolucionario, debe ser combatida con todos los hierros por el pueblo venezolano y sus organizaciones revolucionarias. El colmo del terror, lo coloca sobre la opinión pública el golpista ex rector de la UCAB, institución privada que bien cara cobra sus semestres a sus estudiantes, Luis Ugalde, quien fuera rector por 20 años, sin que nadie lo eligiera sino que siempre fue designado por el cogollo eclesiástico de los jesuitas, pues éste “demócrata” se atreve a hablar del tema, leámosle: “existe una equivocación si se piensa que se van a resolver los problemas del país reduciendo el presupuesto universitario, o utilizándolo como un elemento de control. Conozco mucha gente que está con el Gobierno y está alarmado por este asunto” (El Carabobeño, 23/06/2010), y esa universidad privada recibe millonarios subsidios por parte del Gobierno Revolucionario!!! Hasta cuando, pendejo…

Esta campaña política de terror, tendiente a originar miedo y angustia en los trabajadores/trabajadoras universitarias y, por ende, en sus familias, ante la incertidumbre de no saber con certeza si la próxima quincena llegará a sus bolsillos y con ella, la satisfacción de sus necesidades de sobrevivencia material, debe obligar a la Fiscalía General de la República e incluso al propio Inpsasel a actuar enérgicamente; a fin de erradicar esta práctica política, violadora de los Derechos Humanos, ya que en fondo, esta actuación es una forma de tortura hacia la integridad física de cada trabajador/trabajadora universitaria. La Lopcymat es muy clara en su rechazo a esta práctica antilaboral: “Abstenerse de realizar, por sí o por sus representantes, toda conducta ofensiva, maliciosa, intimidatoria y de cualquier acto que perjudique psicológica o moralmente a los trabajadores y trabajadoras…” (Lopcymat, Art. 56, Num. 5, De los Deberes de los Empleadores y Empleadoras).

Esta campaña política de la oposición universitaria, se combina con paros convocados por la Fapuv y se le presiona psicológicamente al estudiante, restringiéndole la calidad del servicio del comedor universitario, aduciendo que el Gobierno no manda los recursos presupuestarios suficientes para el mejoramiento de su calidad, motivo por el que en algunas universidades el servicio se presta de manera muy precaria, donde al estudiante se le suministra el servicio en platos plásticos, sin servilletas, ni vasos, llegándose al extremo, que en algunas universidades se les dé un par de raciones de galletas saladas y una lata de atún, como ocurriera esta semana en la UCV, según nos informa la Contraloría Social de su comunidad. Denigrante el trato que da esa institución a sus estudiantes…

Y mientras se maltrata al estudiante de esa manera, las autoridades de dicha institución universitaria, que se quejan mucho de no tener recursos para su funcionamiento, nos llegan reportes de la presunta adquisición de 7 vehículos Caliber, año 2010, cuyo precio de mercado ronda los 180 mil BsF (180 millones de Bs de los de antes), saquen cuentas, ya que según el Ministro Universitario Edgardo Ramírez informó, el presupuestario de funcionamiento anual de los comedores de la UCV, está en el orden de los 15 millones de BsF, de los cuales, las autoridades destinan a su objetivo solo 9 millones de BsF, “perdiéndose” en los caminos internos de la UCV, la bicoca de 6 millones de BsF. Por supuesto, un organismo tan inoperante como lo son las Contralorías internas ni cuenta se habrán dado de esa situación irregular, pensamos que al primero que habrá que investigar es al funcionario que dirige ese organismo de control administrativo. Parafraseando a nuestra distinguida Fiscala General de la República, Luisa Ortega Díaz, “la omisión es una forma de corrupción…

Henry Escalante



Tu opinión es importante. Escribe un comentario