Nueva vacuna podría prevenir el cáncer de mama

Por • 31 May, 2010 • Sección: Ciencia

Una nueva vacuna que previene el desarrollo del cáncer de mama mostró resultados positivos en ratones, afirman científicos de Estados Unidos.

Los expertos del Instituto de Investigación Lerner, de la Clínica Cleveland (Ohio), dicen que una dosis única de la inmunización evitó el desarrollo de tumores de mama en los roedores y al mismo tiempo inhibió el crecimiento de los tumores ya existentes.

Ahora planean llevar a cabo los ensayos clínicos de la vacuna en seres humanos, según adelantan en la revista Nature Medicine.

Si tienen éxito, será la primera vacuna capaz de prevenir la enfermedad, que en muchos países es la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres.

“Creemos que esta vacuna algún día será utilizada para prevenir el cáncer de mama en mujeres adultas de la misma forma como las vacunas previenen la poliomielitis y el sarampión”, expresa el profesor Vincent Tuohy, quien dirigió el estudio.

“Si funciona en seres humanos de la misma forma como funcionó en ratones, será monumental. Podríamos llegar a eliminar el cáncer de mama”, agrega el investigador.

Desafío único

La vacuna está compuesta de un antígeno -una sustancia que provoca la formación de anticuerpos- llamado a-lactalbumin.

En el estudio, llevado a cabo en ratones genéticamente modificados para ser propensos al cáncer, se vacunó a la mitad con el antígeno y a la otra mitad con una vacuna que no contenía el compuesto.

Ninguno de los ratones inyectados con el antígeno desarrollo la enfermedad, pero todo el resto sí la desarrolló, afirman los autores.

Hasta ahora, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó dos vacunas preventivas de cáncer, una contra el cervical y otra contra el hepático.

Sin embargo, estas inmunizaciones atacan a virus: el del papiloma humano (VPH) en el cáncer cervical y el de la hepatitis B (VHB) en cáncer hepático.

La nueva vacuna, sin embargo, ataca la formación de la propia enfermedad.

Los virus son reconocidos por el sistema inmunológico como invasores foráneos, pero no ocurre lo mismo con el cáncer, que es el crecimiento descontrolado de las propias células.

Así que, al atacar con una vacuna este crecimiento excesivo de células, realmente se está atacando al propio organismo del paciente, destruyendo también su tejido sano.

La clave con la nueva inmunización, como explica el profesor Tuohy, es “encontrar un blanco dentro del tumor que no se encuentra típicamente en una persona sana”.

En el caso del cáncer de mama, los científicos detectaron al antígeno a-lactalbumin, que es una proteína que se encuentra en la mayoría de los tumores de mama pero no en las mujeres sanas, excepto cuando están lactando.

Sin daño a tejido sano

De esta forma, dicen los científicos, la vacuna puede preparar al sistema inmunológico de la mujer para que ataque al a-lactalbumin, evitando la formación del tumor sin dañar el tejido sano de mama.

Los científicos planean vacunar a las mujeres de más de 40 años, la edada a la que comienza a aumentar el riesgo de la enfermedad y disminuyen las probabilidades de embarazo.

Y también podría ofrecerse a mujeres más jóvenes con un mayor riesgo de desarrollar la afección.

Aunque los expertos advierten que todavía habrá que esperar algunos años para que la vacuna esté disponible en la clínica, el avance -dicen- podría tener implicaciones muy importantes para la prevención del cáncer de mama.

“Este estudio está en sus primeras etapas y esperamos ver los resultados de los ensayos clínicos a gran escala para saber si esta vacuna es segura y efectiva en humanos”, afirma la doctora Caitlin Palframa, de la organización británica Breakthrough Breast Cancer.

“Pero lo importante es que ya se conoce lo que una mujer puede hacer para reducir el riesgo de cáncer de mama, como disminuir el consumo de alcohol, mantener un peso sano y ejercitarse de forma regular”, añade la experta.

Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 1,3 millones de mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama cada año en el mundo y unas 500.000 mueren por causa de la afección.

Aunque las tasas de la enfermedad han disminuido gradualmente desde la década de los años 90 en los países desarrollados, gracias a la detección temprana y a la mejora en los tratamientos, en las naciones de medianos y bajos ingresos el número de casos continúa aumentando.

BBC Ciencia



Tu opinión es importante. Escribe un comentario