Genios de la vileza

Por • 30 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Políticas y políticos criminales

Debido al grave peligro de perpetuar un Estado totalitario en Colombia, que es la pretensión del ideólogo de extrema derecha, José Obdulio Gaviria Vélez, me permito anexar un video sobre uno de los héroes de nuestro singular erudito con ínfulas de intelectual y hasta de sabio.

Posiblemente, del maestro nazi de la manipulación ha aprendido tanto como de El Príncipe de Maquivelo y de El Arte de la guerra de Tsun-Tsu, sus otros autores de cabecera.

No es difícil hallar paralelos entre las directrices de Goebbels y los actos del régimen mafioso y neoliberal, inspirados en las políticas del criminal impune, George W. Bush, quien introdujo el concepto simple de “terrorismo” para oprimir y atemorizar a tanto ciudadano ingenuo, privado de sus derechos de buenas a primeras, supuestamente en aras de impedir el “terrorismo”.

En Colombia, la república mafiosa y neoliberal, presidida por Álvaro Uribe Vélez, ha defendido su fatídico trípode de Seguridad Democrática, Confianza Inversionista y Cohesión Social como una manera de perpetuar, entre otras barbaridades, las tropelías del clan Uribe-Gaviria-Vélez-Escobar, del cual hacen parte personajes como Álvaro, Santiago, Mario, José Obdulio, William, Tomás, Jerónimo, el inmortal Pablo Emilio y un largo etcétera.

Es que el nepotismo invade todos los intersticios del país, como lo saben los colonos, campesinos e indígenas de Urabá, desplazados por un señor Uribe que los obliga a venderle sus tierras a precio de huevo, para desviarlas de la producción de alimentos -como arroz, plátano y yuca- a la de palma africana (Confianza Inversionista), que los deja sin empleo, sin tierra y sin comida, mediante las prácticas de la Seguridad Democrática, cuyos resultados (desplazamiento, prostitución, desarraigo, sicariato, narcotráfico, secuestro, violencia intrafamiliar, descomposición del tejido social, y demás) denominan Cohesión Social en la extraña neolengua furibista.

Aunque tal política desconoce la Constitución aumentando los sufrimientos del pueblo, satisface plenamente a los amados inversionistas extranjeros. En consecuencia, les garantizaría a los miembros del clan formado alrededor del presidente espurio la impunidad que necesitan con urgencia. En eso confían a pesar del triste destino de Noriega y de tantos “socios” del Imperio decadente y podrido, abandonados a sus suerte cuando ya no le sirven.

Escarceos de verdadera democracia

Dada la importancia que tiene desarrollar mecanismos de participación realmente democráticos que superen las restricciones y deformaciones de la verdadera democracia surgidas de la tal “democracia representativa”, tan nefasta, incluyo una encuesta directa a los ciudadanos sobre el candidato que merece su apoyo en las elecciones presidenciales del 30 de mayo en Colombia.

Esta iniciativa es posible gracias a uno de los más valiosos frutos de la “Guerra Fría”; a saber, la red de redes, el Internet; que posee grandes virtudes intrínsecas y que se les salió de las manos a los potentados que pensaron utilizarlo para tener un control estricto de los ciudadanos. Nunca cayeron en cuenta de que el ingenio podría operar en doble vía, de modo que los déspotas pueden ser fiscalizados, rebatidos y descalificados, como nunca antes.

Entre otras, la novedosa encuesta sirve para calcular con más objetividad el tamaño del fraude que los furibistas no dejarán de protagonizar jugándosela toda, pues el pánico por los castigos que se han ganado los obliga a extremar sus esfuerzos para prolongar la república mafiosa y neoliberal que les garantiza impunidad.

Bien lo sabe Belisario Betancur, tan mondo y lirondo a pesar de haber asado en diciembre de 1985 uno de los poderes del Estado en su máxima expresión. Nada menos que la Corte Suprema de Justicia.

Este crimen pavoroso fue cometido por Pablo Emilio Escobar Gaviria aliado con Miguel Vega Uribe, el ministro de defensa, para quemar los expedientes de ambos como genocidas y narcotraficantes, tanto como para amedrentar a la sociedad decente que se negaba a someterse al crimen organizado interesado en adquirir poder político a nivel nacional, y que hoy ocupa y copa la presidencia, y pretende conservarla al precio que sea.

Para su segundo genocidio inolvidable -que superó la matanza de obreros de cementos El Cairo, cuando fue ministro del trabajo de Guillermo León Valencia-, Belisario contó, entre otros, con el apoyo incondicional de su diligente ministra de comunicaciones, la “inmaculada” Noemí Sanín, a quien el delicioso Jaime Garzón apodó NO A MÍ, durante otro de sus intentos por llegar al solio de Bolívar, pues su ambición es de vieja data, y no se colma.

Su ambición insaciable ha sido demostrada comportándose, siempre que le conviene, como un puerto abierto a todos los barcos. Un puerto libre y cautivante, como lo entendió y aprovechó César Gaviria Trujillo, el famoso neoliberal aperturista, para pasar diez deliciosos años como secretario de la OEA

Pero la gran virtud de la novedosa encuesta por Internet no es que permite el control ciudadano sobre los vicios corrientes de los politiqueros corruptos y clientelistas dedicados a arrebatarle el poder al pueblo.

Su inmenso valor reside en que “materializa” la verdadera democracia, que no es otra que la libre expresión y participación de todos y cada uno de los ciudadanos idóneos e interesados, sobre los asuntos públicos que los afectan y que los representantes han manejado a su conveniencia en las democracias “representativas” o liberales, en una vergonzosa disputa por el saqueo del Estado entre grupos de poder excluyentes.

En consecuencia, constituye la declaración universal de la caducidad de los tradicionales “representantes”, otorgándole sentido a la definición de democracia como el gobierno del demos o pueblo y no de unos potentados ajenos a la miseria de las mayorías pero causantes eficientes de ella.

Su gran misión, por tanto, no es confirmar extraoficialmente la expresión auténtica de la voluntad de los ciudadanos sobre la elección de uno de los candidatos que les prometen de todo para seducirlos, y hasta platica les dan antes de que voten y se pongan la soga al cuello.

Su alta misión es eliminar los parlamentos y los gobernantes que suplantan a los demás y disponen de la cosa pública a su conveniencia, generalmente contra los intereses de sus electores y en beneficio de los potentados que han llevado la Historia a su fin, y cuyo poder ya caducó, aunque les duela y no lo admitan.

Su gran misión es convertirnos en verdaderos ciudadanos, de modo que dejemos de ser títeres de los inescrupulosos de todo pelambre, enfermos de poder, codicia y lacras morales inconfesables.

Su asombrosa virtud es que derrumba las barreras artificiales entre los pueblos, impuestas por sus respectivos déspotas y potentados para exprimirlos, en lo interno, y para convertirlos en enemigos de otros pueblos inocentes, en lo externo, de modo que se maten mutuamente, sin entender porqué, para que los potentados puedan prosperar y eludir su caducidad.

De esta forma, la “aldea global” se convierte en una realidad contundente que exige decisiones globales, ajenas a los intereses particulares de los “poderosos”, todavía, igual que siempre, apegados al crimen, las invasiones, el saqueo, la depredación, la guerra y la destrucción de la naturaleza, la opresión de los pueblos y la exacción de los pobladores ajenos al poder.

Han caducado con la Historia que los vio reinar. En consecuencia, la misión de todos los ciudadanos pensantes y dignos es enterrarlos, pues su hedor es nauseabundo e insoportable, está apestándonos a todos, como ocurre con cualquier cadáver insepulto.

Todos debemos descalificarlos recuperando el poder para los ciudadanos a fin de establecer un gobierno realmente democrático, dotado con unas instituciones al servicio de la humanidad y la vida, sin discriminaciones ni restricciones, transparentes y pulcras, atendidas por ciudadanos idóneos y decentes, sujetos a la auditoría permanente de la gente.

Los europeos, en particular, tienen la obligación de repudiar el neoliberalismo de la Comisión Económica Europea, lacaya fiel del FMI y resuelta a sumir a los ciudadanos del viejo continente en las angustias y penalidades (ya padecidas por los pueblos sometidos a los gobiernos cipayos de las neocolonias y semicolonias) que dejen incólumes a los potentados, de modo que sean los ciudadanos corrientes, honrados e ingenuos, quienes paguen las consecuencias del mal gobierno interesado en que la opresión se pueda eternizar, como es su acostumbrado y macabro anhelo.

El caso actual de España es notablemente diciente, pues un gobierno que se dice socialista es el promotor de medidas que protegen y fortalecen a los potentados mientras castigan fuerte e injustamente a los ciudadanos al ponerlos a sufragar los costos de la crisis causada por aquellos.

Es deber de los españoles ejercer su soberanía y repudiar a los políticos arrodillados a los potentados y traidores de los intereses de las mayorías que los han elegido para que las representen.

Y es obligación y derecho de todos los humanos exigir el fin de la “era del petróleo”. Ésta está en la base dE los mayores problemas ambientales y sociales causados por el consumismo irresponsable, sobre todo el estimulado por el enfermizo neoliberalismo.

Esta escuela económica derrumbó las barreras de la prudencia y la sensatez del capitalismo clásico, al ritmo de Nixon, Reagan y los Bush del pasado, tanto como de los Clinton de hoy y los McCain, Rumsfield, Cheney, Kissinger y demás halcones de siempre.

El ideal sería que las mayorías de internautas rechacemos masivamente el uso de combustibles fósiles y biocombustibles, exigiendo la masificación inmediata de tecnologías limpias y probadas, como la solar y las de hidrógeno.

¿A quien debemos dirigirle los mensajes? Tal vez al blog de Obama.

BOCADILLO Uribe parece ser el único pulcro de los funcionarios de su Gobierno. Y eso que desde las épocas de Pablo Escobar Gaviria figura en la lista de narcotraficantes más buscados por USA. Tal vez eso es lo que lo ha obligado a prostituirse, lo cual indujo a Al Gore para repudiarlo y a Bush para condecorarlo.

NOTA: Le recuerdo que si está interesado en adquirir el libro “Nueva Era contra Crisis, el cambio es total”, los trámites respectivos los debe realizar en la dirección

nuevaeracontracrisis@gmail.com

Y no en la que le remite los textos. Allí se le dará toda la información necesaria.

Gracias por su atención, DBP

Darío Botero Pérez



Tu opinión es importante. Escribe un comentario