Chávez El Futuro de la Patria

Por • 30 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Papeles para el debate

Mientras los dos principales candidatos del sistema político neogranadino se disputan en Colombia la ocupación de la Casa de Nariño sin que la voluntad popular sea considerada más allá del marketing tradicional e histórico, es claro que la geopolítica norteamericana en la Subregión no variará sustancialmente con ninguno de los dos ofertantes.

Mientras en Honduras, Panamá, Perú y Chile e incluso Brasil, el imperialismo a colocado y apuesta a fichas empresariales para dar continuidad a la visión neoliberal de las relaciones económicas en el Hemisferio, en Venezuela, pese a todos los pronósticos, las fuerzas políticas antagónicas han dado un importante paso para consolidar el escenario democrático que permitirá en consulta del 26 de septiembre del año en curso, escoger los ciudadanos (as) que ocuparán las curules de la próxima Asamblea Nacional.

En el marco de lo anterior y siendo que las posibilidades de obtener por parte de la derecha una mayoría relativa, ésta se les alejó visto el descalabro antidemocrático en el seno de su propio proceso interno que lo disiparon abruptamente, es por lo que algunos ya viran su mirada a las elecciones de 2012 con un hipotético candidato empresarial y otros menos crédulos, continúan apostando a las salidas violentas. Al respecto, son innumerables los rumores sobre presunta movilización de fuerzas paramilitares introducidas a través de los Estados fronterizos que conforman la “Media Luna Venezolana”, movilizadas seguramente hacia el centro del país donde ocuparían capitales de Estado y sus periferias, sería a objeto de llevar a cabo su “batalla decisiva”, ¿En caso dé?.

Mientras todo ello ocurre, las cifras que revelan las últimas encuestas no sólo ubican en una alta popularidad al Comandante Presidente –superior al 53%-, sino que además, destacan la posibilidad real que los candidatos aspirantes por el PSUV y demás aliados de la plataforma popular y revolucionaria, ocupen la mayoría de los espacios en una cifra superior al 70% de los escaños posibles. Ante esta situación aparentemente ineluctable, los factores de la oposición se vieron en la necesidad de aceptar se publicara una encuesta trucada (que evidencia a todas luces la grosera intervención extranjera en nuestro país), la cual no produjo el efecto por ellos esperado en la opinión pública nacional, donde señalan situaciones políticas y cifras que nada concuerdan con las investigaciones de campo y sociopolíticas elaboradas por conocedores de la materia.

A todas luces, pretenden crear un escenario en su target de influencia –en los sectores clase A, B y parte de la C- según el cual los resultados posibles serian un fraude electoral por parte del gobierno con lo cual legitimarían acciones ulteriores contrarias a derecho.

El futuro de la patria está en juego, ellos lo saben; de allí que no dejan de afinar, escenarios e hipótesis de acción, en todas sus modalidades, e intervención, incluido el magnicidio, para truncar la experiencia que se vive en la tierra del Padre Libertador.

Venezuela sería un mal ejemplo para el mundo capitalista y judeocristiano; por lo que políticos “bonachones”, “simpáticos” y light como lo es el Sr. Presidente, Barack Obama (pese a que sus pares de la Unión Europea y grupos de la ultraderecha fascista española patrocinas otras vías), intenta subliminando los extremismos de su antecesor, imponer la agenda “neomonroista” para no perder la influencia y control tanto en su “Mare Nostrum” que es El Caribe, como en su histórico “Patio Trasero” que somos nosotros.

El Proceso Político Venezolano liderado por Chávez, con sus aciertos y sus errores, disparó un derrotero en toda la Subregión y en otros espacios mundiales -desde donde nos observan-, indetenible que está más allá y por encima de sus principales actores, del bien y del mal; por tanto, no negociable, donde la crisis capitalista iniciada en USA y que se profundiza en Europa y otros Continentes, juega un papel determinante que legitima la propuesta Bolivariana y Socialista como única vía de liberación de los pueblos y oprimidos del mundo.

Manuel José Montañez Lanza
Politólogo e Internacionalista Venezolano
Magister en Seguridad y Defensa



Tu opinión es importante. Escribe un comentario