BP anuncia nuevo plan para contener derrame en el Golfo de México

Por • 30 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

British Petroleum aseguró estar decepcionada por no haber sido capaz de controlar el derrame que ha generado la muerte de cientos de especies marinas y que se considera la peor catástrofe de este tipo que ha sucedido en la historia de Estados Unidos. BP anunció que realizaría una nueva maniobra parecida a la primera, a principios de mayo pasado, que fracasó debido a la cristalización del crudo dentro de la cúpula.

Luego del fracaso de la operación Top Kill que buscaba sellar la fuga de crudo que desde hace más de un mes contamina el Golfo de México, British Petroleum (BP), anunció este domingo otro plan de contención, mientras una asesora del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que el derrame es “probablemente la peor catástrofe ecológica” de esta nación.

“Estamos decepcionados. No fuimos capaces de controlar el flujo del pozo. La fuga era demasiado importante”, declaró el director general de BP a una televisora local, Bob Dudley, tras constatar que el intento de inyectar restos sólidos en el pozo no había logrado los resultados esperados.

BP anunció que realizará una maniobra parecida al primer intento realizado a principios de mayo que fracasó por la formación de cristales de hielo bajo el efecto del gas y del agua.

“Si podemos contener el flujo del pozo entre ahora y el mes de agosto y hacer que el petróleo no se derrame en el mar, sería una salida positiva. Luego, si logramos parar totalmente el derrame gracias a un pozo secundario, también sería una buena noticia”, explicó Dudley.

La magnitud del derrame petrolero en el Golfo de México es considerada cinco veces mayor a lo estimado desde un principio, puesto que el crudo que emana del pozo alcanza entre los 12 mil y los 19 mil barriles diarios y no cinco mil como se había pensado en un primer momento.

Con las nuevas consideraciones, el derrame de crudo habría arrojado al menos 480 mil barriles de petróleo al día, lo que equivale a 76 millones 320 mil litros vertidos al mar.

La marea negra del Golfo de México es “probablemente la peor catástrofe ecológica que hayamos enfrentado en este país”, declaró la consejera de Barack Obama en temas ambientales, Carol Browner.

“Es sin ninguna duda la peor marea negra”, agregó Browner en una entrevista a una televisora local.

“Esto quiere decir que hay más petróleo derramándose en el Golfo de México que en cualquier otro momento de nuestra historia. Y esto significa que hay más petróleo” que durante la marea negra provocada por el naufragio del Exxon Valdez en Alaska en 1989, agregó Browner.

Los ingenieros habían pasado días bombeando unos 30 mil barriles de fluido pesado hacia la tubería dañada en el suelo marino, en una apuesta extrema para ahogar el vertido de crudo y luego sellar el ducto con cemento. Pero el sábado se anunció el fracaso del operativo.

Se trata del fracaso más reciente para BP, que a pesar de una serie de operativos de alta tecnología en las últimas semanas, se ha mostrado incapaz de contener el desastre comenzado con la explosión el 20 de abril de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, alquilada por BP, que causó la muerte de 11 personas. La plataforma se hundió dos días después.

Los esfuerzos ahora se centrarán en cortar los ductos dañados que están recostados en el suelo marino, luego instalar un artefacto de contención que pueda retener el petróleo y finalmente bombearlo a la superficie.

La operación será conducida por robots operados a control remoto en el suelo marino, según anunciaron directivos de BP, a casi mil 500 metros debajo del lugar donde explotó la plataforma submarina.

El jefe de operaciones de BP, Doug Suttles, anunció este sábado que incluso si la operación (llamada Baja de tapón vertical marino o LMRP Cap, en inglés) tiene éxito, sólo podrá contener una mayoría del crudo que brota de la rotura, pero no su totalidad.

Top Kill tuvo lugar un día después de que Obama visitara la región por segunda vez desde el comienzo del derrame 40 días atrás, en un intento de dar un nuevo sentido de urgencia a la respuesta.

Actualmente, en las costas estadounidenses, fuentes ecológicas han señalado que el derrame afectará y ha afectado a más de 400 especies marinas, entre estas, ballenas, delfines, 110 tipos de aves neotropicales migratorias, mariscos, entre otras.

La plataforma de extracción de petróleo submarino era una de las más grandes del mundo, poseía 140 áreas de operación y tenía una capacidad para albergar a 18 mil trabajadores.

teleSUR-Efe-Afp/ dag – MM



Tu opinión es importante. Escribe un comentario