El Supremo mexicano rechaza que se pueda invocar el derecho a objeción conciencia para negar la píldora de emergencia

Por • 29 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Los médicos mexicanos no podrán declararse objetores de conciencia ni negarse así a ofrecer la píldora de emergencia después de que el Supremo mexicano declarara constitucional una norma oficial que les obliga a ofrecer ese remedio a las mujeres violadas, informó hoy uno de sus magistrados.

En declaraciones a la emisora MVS el magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío Díaz, explicó que “toda vez que no se trata de un procedimiento abortivo”, la entrega de la píldora del “día después”, “no hay objeción de conciencia”.

“Puede haber objeción, como lo sabemos, en casos de procedimientos de aborto, pero aquí no se puede dar esta cuestión. Aquí simplemente el médico ofrece (la píldora)” y la mujer es libre de utilizarla o no, agregó el magistrado.

Cossío Díaz es uno de los diez magistrados entre los once que hay en el máximo órgano jurisdiccional mexicano que ayer avaló la constitucionalidad de la Norma Oficial Mexicana sobre Violencia familiar, sexual y contra las mujeres (NOM-046).

Esta ley federal vigente desde abril de 2009 establece que la píldora de emergencia debe ser ofrecida a las mujeres que hayan sufrido una violación en todos los casos.

El fallo de ayer “se aplica por las autoridades federales, las estatales, los servicios públicos de salud y los privados, porque en todos los casos esto conforma un sistema nacional de salud”, agregó.

“Si la persona decide aceptarla, se le entrega la píldora (de emergencia), pero no se pueden aquí plantear objeciones de conciencia”, detalló Cossío Díaz a la emisora.

El magistrado considera que en un trance de una violación, “lo primero es que se le posibilite una decisión informada (a la víctima) y, en segundo lugar, la entrega de este medicamento para que se evite la implantación del óvulo fecundado en el endometrio”.

En las discusiones sobre la constitucionalidad de la NOM-046, que duraron seis sesiones por lo controvertido del asunto, la SCJN desestimó entrar en el debate de si la píldora de emergencia es abortiva o no.

Según Cossío Díaz, “no había necesidad de discutir el tema desde el punto de vista médico, biológico o químico” porque el juicio interpuesto por el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, era un asunto de competencias.

González, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), fue quien llevó el caso al Supremo, cuestionando la obligación de que la píldora del día después se entregara en los hospitales que hay en su estado.

Cossío Díaz recordó que al gobernante no le queda más opción que hacer cumplir el fallo de ayer.

“Si al final del día hubiera un desacato a la sentencia, puede ser removido del cargo” y “sometido a un proceso penal”, apuntó el magistrado.

“Es lo más grave que tiene la Constitución mexicana como sanción, el desacato a una sentencia de la Suprema Corte”, advirtió.

EFE



Tu opinión es importante. Escribe un comentario