Brasil consideró que rechazar acuerdo con Irán refleja involuntad de negociar

Por • 29 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Ante la posición estadounidense de insistir en la búsqueda de sanciones en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra Irán por su industria nuclear, el canciller brasileño, remarcó que el pacto que se alcanzó con Teherán crea confianza para despejar las dudas sobre su programa, que ha defendido como pacífico.

El canciller brasileño, Celso Amorim, consideró que rechazar el acuerdo que su país y Turquía alcanzaron con Irán respecto a su industria nuclear “no muestra una voluntad genuina de negociar”, esto en respuesta a la postura estadounidense, que además de expresar reservas al convenio, impulsa sanciones contra Teherán.

Amorin además le alertó al Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) que no apoyar el acuerdo, además de evidenciar una involuntad de dialogar, cambia las reglas del juego sobre la marcha.

Durante una rueda de prensa celebrada en el contexto del III Foro de la Alianza de las Civilizaciones en Río de Janeiro (sur), el canciller brasileño solicitó a la comunidad internacional un voto de confianza al pacto.

“El acuerdo que alcanzamos sirve para crear confianza (con respecto a Irán) y es una puerta abierta para futuras discusiones”, afirmó Amorim.

El jefe de la diplomacia brasileña reiteró que el acuerdo contiene “todos los puntos” que exigían las potencias nucleares a Teherán para despejar las dudas sobre su programa atómico.

“La acción de Brasil y de Turquía pertenece a la cultura de la paz, las soluciones punitivas responden la cultura del conflicto”, sentenció Amorim. De los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, EE.UU. es el que más ha impulsado que se sancione a Irán.

Por su parte, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, en la misma rueda de prensa consideró que el acuerdo entre su país, Brasil e Irán es una “puerta abierta a la diplomacia” y remarcó que “es el camino correcto” hacia una solución negociada.

Davutoglu destacó que el Gobierno del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad mostró “flexibilidad y compromiso”, respecto al convenio, lo que se traduce en “una ventana de oportunidades”.

Brasil y Turquía, luego de una compleja negociación, el 17 de mayo, lograron establecer un compromiso con Irán basado en intercambiar su uranio en el exterior y abrir así la puerta a una solución dialogada al conflicto, generado por el desarrollo de tecnología nuclear en el país gobernado por Mahmoud Ahmadinejad.

Según el documento firmado el pasado 17 de mayo entre los tres países, Irán se compromete a entregar a Turquía 1,2 toneladas de uranio enriquecido al 3,5 por ciento, para recuperar un año después 120 kilos del material al 20 por ciento para su reactor nuclear.

teleSUR – Efe – Afp /ld – MM



Tu opinión es importante. Escribe un comentario