Obama viaja a Luisiana para evaluar el peor derrame de petróleo en la historia del país

Por • 28 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El mandatario se informará in situ sobre el desastre ecológico en el Golfo de México; arduas tareas para sellar la pérdida

Un día después de decir “asumo la responsabilidad” por el mayor derrame de crudo en la historia de Estados Unidos, el presidente Barack Obama viaja a la costa de Luisiana para informarse sobre los esfuerzos llevados a cabo para contener el flujo de petróleo en el Golfo de México por una rotura en un pozo submarino de la petrolera British Petroleum (BP).

Se espera que Obama acuda a una sesión informativa en una base de la Guardia Costera. La sesión será dirigida por Thad Allen, quien supervisa la respuesta al derrame por parte de la empresa implicada.

Tras los fracasos de dos importantes operaciones que no lograron contener la liberación de miles de barriles de crudo diarios, BP debió hacer una pausa ayer, por problemas técnicos, en las tareas de sellado del pozo principal de la plataforma Deepwater Horizon, que tras una gran explosión el 20 de abril pasado fue consumida por el fuego antes de hundirse.

En tanto, la empresa BP luchaba ayer para sellar la pérdida mediante la operación conocida como Top Kill, en la que se inyecta lodo en el pozo con el fin de frenar el derrame.

La visita del presidente, su segunda a la devastada región desde que empezó la catástrofe, llega en un momento de cada vez más frustración a lo largo de la costa y en el país en general, debido a la incapacidad de BP y el gobierno de parar el flujo de petróleo que está dañando la vida marina y la economía local.

En la Casa Blanca, Obama admitió que su administración podría haber hecho un mejor trabajo en lidiar con el derrame y que no se calculó bien la habilidad de la industria para controlar un escenario de este tipo. “Asumo la responsabilidad. Es mi trabajo asegurarme de que se hace todo para solucionar esto”, dijo el mandatario durante una rueda de prensa en la que anunció una serie de nuevas restricciones en proyectos de perforación de petróleo.

En tanto, Elizabeth Birnbaum, dirigente del Servicio de Administración de Minerales que controla la perforación petrolera en mar abierto, renunció ayer ante la presión de diversos sectores.

“Mi trabajo en estos momentos es asegurar que todo el mundo en el Golfo entiende. Esto es a lo que me levanto por las mañanas, y esto es en lo que estoy pensando cuando me acuesto: el derrame”, aseguró Obama.

AP
lanacion.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario