Cuestionada en España, la vestimenta de la mujer musulmana

Por • 28 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

OTRA VEZ CON LO MISMO

Como si estuviéramos en el siglo XV, la cristiandad española demuestra sus prejuicios en contra de la cultura islámica. Esta vez atacan la costumbre de los vestidos con el rostro cubierto.

En su forma de vestir se encuentra su cultura y su manera de concebir la feminidad.

Un ser humanos con su propia conciencia

Esta noticia que trae la agencia RFI, refleja aquella estéril y machista costumbre de meterse y fastidiar con la vestimenta femenina. Se manifiesta de diferentes maneras, a veces condenando la escasez o disminución del tamaño de las prendas. ( No se debe mostrar tal cosa, deben bajar la falda, subir el escote, etc.) Realmente es una tendencia antigua, que viene desde que el macho creyó que la mujer era un objeto de su propiedad privada y aunque ella ha demostrado con solvencia que son un completo ser humano y sujeto de su propia vida, los antiguos prejuicios tardan en desaparecer. Veamos.

Como en el siglo XV
Lérida es la primera ciudad española donde el velo estará prohibido en instalaciones públicas. El Ayuntamiento de Cataluña, de unos 135.000 habitantes, ha aprobado la iniciativa que amenaza con abrir el debate, como ha ocurrido en Francia, Bélgica, Holanda e Italia. Se plantea una modificación de la ordenanza que vetará el uso de prendas como el burka o el niqab e insta al Estado y a su comunidad autónoma a regular su uso en las vías públicas.

Los defensores de la prohibición, que han sacado la propuesta con 23 votos a favor, un sólo voto en contra y dos abstenciones, opinan que estas prendas “atentan contra la dignidad de la mujer”, que son discriminatorias y vulneran el principio de igualdad entre hombres y mujeres.

Incluidos quienes se dicen “socialistas”
La concejal socialista Rosa Ball, dice que el velo anula la comunicación de las mujeres. “No las vemos, son invisibles para la comunidad y no podemos permitirlo”. Y el Partido Popular lopina que “Nadie sabe quien hay detrás del burka y en lugares públicos la gente ha de ir con la cara descubierta, dijo. El debate amenaza con extenderse. La conservadora Alicia Sánchez Camacho, ha anunciado que llevará en su programa electoral la prohibición en los espacios públicos . Esta polémica ya está instaurada en Europa. En Bélgica ya se ilegalizó el uso del burka y en Holanda o Italia, apuestan por medidas similares.

A fuerza de multas y condenas
En Francia, Nicolas Sarkozy ha aprobado un proyecto para prohibir el uso de estas prendas en las vías públicas. Sarkozy asegura que esa prenda no representa a los valores franceses y es un insulto para la mujer, pero el Consejo de Estado tiene serias dudas de la legitimidad de la medida. Si el texto sale adelante, la mujer que use burka o niqab deberá abonar una multa de 150 euros o realizar un curso sobre los valores de la ciudadanía francesa. Más duros serán con los hombres que obliguen a sus mujeres a llevar la prenda, que se enfrentarían a 15.000 euros de sanción por cometer un delito de “instigación para ocultar el rostro”.

Carlos Lucero Prensa YVKE Mundial/RFI
28 DE MAYO DE 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario