Buhoneros de La Gracia de Dios prefieren volver a vender en las calles

Por • 28 May, 2010 • Sección: Municipio Sotillo

El mal estado del mercado construido en 2008 para un grupo de 1.100 comerciantes ambulantes y la merma de 70% en las ventas, son algunos de los argumentos esgrimidos por los adjudicatarios para abandonar sus puestos. Dicen que desde que se mudaron al recinto, las instalaciones eléctricas y la infraestructura comenzaron a fallar. El mandatario local Stalin Fuentes evalúa soluciones

“Apenas llegamos aquí, todo comenzó a fallar. Se dañó el aire acondicionado, los baños colapsaron, se despegaron las losas del piso y las ventas bajaron”. Ese fue el comentario de Eudoro Yegüez, vendedor del mercado de buhoneros La Gracia de Dios, inaugurado por la Alcaldía de Sotillo el 6 de enero de 2008.

Tras 10 años de espera, los trabajadores informales del centro de Puerto La Cruz pensaron que al contar con una sede propia, su estatus cambiaría, ejercerían legalmente el comercio y serían los dueños de sus negocios.

Apenas a dos años y cuatro meses de su inauguración, el recinto muestra signos evidentes de deterioro. Yegüez se encarga, junto a otros compañeros, de reparar los daños, ya que según aseveró, la alcaldía nunca le ha hecho mantenimiento a estas instalaciones.

“El techo tiene goteras por todas partes porque no le colocaron el manto asfáltico, además las tuberías son de media pulgada y se requiere cambiarlas por otras de 3/4, pues el aire acondicionado del primer piso trabaja con agua. El del segundo piso sólo tiene operativos siete de los 19 motores de compresión”.

Otro de los vendedores, Luis Jiménez, aseguró que las ventas han bajado 70%. “Estamos a punto de quebrar y tenemos deudas con los proveedores”.

Advirtieron que prefieren volver a la calle a tener que seguir en estas condiciones.

La presidente de la Asociación Civil de Pequeños y Medianos Comerciantes (Asocipemeco), Violeta Díaz, informó que de los 1.100 establecimientos asignados por la administración del ex alcalde Nelson Moreno, 700 han cerrado.

Responsabilizó del mal estado del mercado a la disputa que mantuvieron el gobernador Tarek Saab y Moreno para inaugurar la obra. “Todo lo hicieron apresuradamente. Los trabajos no fueron inspeccionados previamente”.

Consultado al respecto, el presidente del Colegio de Ingenieros del estado Anzoátegui, Fredy López, informó que esta obra no cuenta con la certificación del gremio.

“Ningún proyecto ejecutado por la Alcaldía de Sotillo, ni de la anterior y ni de la actual administración, tiene el aval. Nunca han enviado la documentación de los ingenieros residentes, aunque se lo hemos solicitado”.

Moreno se limitó a decir que entregó un mercado muy bonito y terminado. “Hace un mes fui para allá y vi que estaban haciendo mantenimiento a los aires, desconozco el estado en que está, pero hablaré con el alcalde Fuentes para buscar mejoras”.

Vuelta atrás
Uno de los afectados, Jesús Guerra, comentó que tiene 30 años dedicados a la buhonería. “Yo duré seis meses aguantando, pero no pude más. A duras penas vendía uno o dos artículos por semana. Tuve que regresar con mis corotos a la calle, porque tengo que mantener a mi familia”.

Explicó que le asignaron un puesto en el primer piso del mercado. En la actualidad lo utiliza como depósito, porque permanece cerrado.

“La gente sólo llega hasta la planta baja. El acceso a los pisos superiores es limitado, ya que sólo construyeron cuatro gradas que están escondidas”.

El 15 de mayo, el alcalde de Sotillo, Stalin Fuentes, inspeccionó el recinto, designó una comisión para hacer las reparaciones y se comprometió a asumir los gastos.

También dijo que evaluaría la construcción de escaleras eléctricas y del techo para hacer las correcciones.

El ingeniero municipal, José González, precisó que impermeabilizarán el techo y construirán una escalera eléctrica. Admitió que el piso se encuentra en mal estado y que realizarán un estudio para precisar cuántos metros de cerámica requieren sustituir.

Al igual que Violeta Díaz, el vendedor Luis Jiménez no ha perdido la esperanza. “Ahora queremos que el alcalde nos dé los títulos de propiedad de los locales y los créditos para comprar la mercancía”.

Aunque están identificados con la corriente del presidente Hugo Chávez, no son partidarios de la propiedad social. “Estos negocios nos pertenecen y no deben seguir en manos del gobierno. Es el único patrimonio que vamos a dejar a nuestros hijos”.

Fuentes propuso entregarles inicialmente un título de adjudicación, mientras evalúa la posibilidad de la titularidad, para evitar irregularidades.

Antecedentes
Hace 10 años, durante la administración del ex gobernador Alexis Rosas, se iniciaron los pasos para construir el mercado de buhoneros de Puerto La Cruz. La obra se arrancó el 27 de enero de 2002.

Bs.F 24 millones invirtieron la gobernación y la Alcaldía de Sotillo en construir La Gracia de Dios. El 26/10/2007 el gobernador Tarek Saab inauguró el recinto, luego el 6 de enero de 2008, lo hizo el ex alcalde Nelson Moreno.

El inmueble sirvió para alojar a 1.100 informales. Unos 200 buhoneros quedaron por fuera de la adjudicación y permanecen en las calles de Puerto La Cruz y Barcelona.

El 1º de enero de 2008, Nelson Moreno quitó a fuerza de soplete los tarantines de la calle Honduras, donde se concentraba el mayor número de vendedores ambulantes. Prometió subsidiar a los que quedaron por fuera.

Desde el 6 de mayo de 2008, los buhoneros están exigiendo al ayuntamiento porteño la entrega de títulos de propiedad de los establecimientos asignados a Asosipemeco y La Gracia de Dios.

Los comerciantes de La Gracia de Dios esperan que antes de diciembre de 2010, la alcaldía haya dado respuesta a las peticiones y mejoras solicitadas.

Katy Jurado/ Moralis Lara/ Lizardo Aguilar
Diario El Tiempo



Tu opinión es importante. Escribe un comentario