Senadores republicanos de extrema derecha de EEUU apuntan sus baterías contra Venezuela

Por • 27 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Diez senadores republicanos de extrema derecha pidieron a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que considere calificar a Venezuela como estado que apoya al terrorismo, por sus presuntos nexos con la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el movimiento chiita libanés Hezbolá.

La solicitud de los republicanos fue dirigida mediante una carta a Clinton, en la cual senadores enumeraron supuestas evidencias de nexos sustanciales de Venezuela con organizaciones que son consideradas terroristas por Estados Unidos y estados patrocinadores del terrorismo.

De esta forma funcionarios estadounidenses, como los senadores John McCain, George LeMieux y John Ensign, ya acostumbrados a realizar este tipo de acciones para finalmente acabar con gobiernos como el de Manuel Zelaya en Honduras, Manuel Noriega en Panamá, Saddam Hussein en Irak, entre otros, enfilan sus armas para poner fin al gobierno venezolano del presidente Hugo Chávez.

Por ejemplo, John McCain ha mantenido su creencia de que la guerra de Iraq debe mantenerse; George LeMieux es un declarado opositor al gobierno cubano; y John Ensign es un defensor del poder empresarial estadounidense.

No es extraño que esta especie de campaña internacional orquestada desde el imperio se esté difundiendo en todo el mundo pues Venezuela es y seguirá siendo una piedra de tranca para los intereses del Norte, y por la cercanía de las elecciones el próximo 26 de septiembre, en las que ellos están seguros que serán derrotado nuevamente por el pueblo venezolano, principal motor de la revolución bolivariana liderada por el máximo líder Hugo Chávez.

Es evidente el empeño que ha puesto el Norte para otorgar recursos a los partidos políticos de la oposición venezolana, mediante sus ONG’s como la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), creada a principios de los años 80 durante la presidencia de Ronald Reagan, y la United States Agency for International Development (Usaid), financiada por el congreso estadounidense, controlada por el Departamento de Estado de los EEUU y creada por el presidente John F. Kennedy en el año 1961, entre otras.

ABN 26/05/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario