Obama justifica su política belicista con lucha contra el terrorismo

Por • 27 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

La lucha contra el terrorismo, como estrategia global, seguirá siendo el fundamento teórico del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para justificar el financiamiento de su política belicista, según un documento divulgado este jueves por el Departamento de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El viceconsejero de Seguridad Nacional, Ben Rhodes, citado por la agencia Prensa Latina, resaltó la colaboración con los aliados y el fortalecimiento de las instituciones internacionales como herramientas para resolver los conflictos.

El funcionario admitió que “es una estrategia que amplía nuestras fuentes de influencia en el mundo y nos permite usarlas para hacer frente a los desafíos del siglo XXI”.

El texto, de 25 páginas, aborda la lucha contra el terrorismo, especialmente por presuntos grupos radicados en Estados Unidos, luego de que las autoridades detectaran una serie de incidentes protagonizados por extremistas nacidos o residentes en ese país.

Precisó que esta es la primera estrategia de seguridad nacional que integra los problemas internos en una acción global.

Según Rhodes, esta nueva estrategia de seguridad nacional aleja al presidente Obama de la doctrina de guerra preventiva expuesta en el 2002 por George W. Bush, pero contradictoriamente sostiene que esa premisa “permite enfrentar desafíos como el terrorismo internacional y el doméstico, así como el cambio climático o la proliferación nuclear”.

Más allá de exponer los objetivos generales del gobierno en la materia, el documento menciona concreta y reiteradamente a Al-Qaeda, a la vez destaca los programas nucleares de Irán y Corea del Norte.

Por su parte, el asesor en materia de terrorismo del gobierno de Obama, John Brennan, confirmó que Estados Unidos ‘está en guerra con la red Al Qaeda y sus afiliados terroristas’ y añadió que ‘llevará el combate allí donde tramen sus planes y se entrenen, en Afganistán, Pakistán, Yemen, Somalia y más allá’.

Asimismo, dijo que ‘usaremos la fuerza de manera prudente, reconociendo que a menudo necesitamos usar el bisturí y no un mazo’.

La prensa estadounidense criticó el plan por mantener las mismas políticas de acción aplicadas por el ex mandatario George W. Bush en 2002, cuando se cumplió la invasión a Irak.

Ese año, Bush, entonces jefe de Estado de ese país, instauró una política belicista, asegurando que su gobierno podía lanzar guerras preventivas en virtud de su propia defensa.

ABN 27/05/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario