British Petroleum asegura que “frenó” derrame de crudo

Por • 27 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales, portada4

Doug Suttles, jefe de operaciones del gigante británico BP, asegura que sólo fango y no petróleo parece salir del pozo dañado en el Golfo de México tras seis horas desde el comienzo de la operación “Top Kill” para sellarlo

El grupo petrolero británico British Petroleum (BP) asegura que logró “detener” este jueves la fuga de crudo que se mantenía desde hace más de un mes en el Golfo de México, al culminar la primera fase de la operación “top kill”, que consiste en inyectar lodo para reducir la presión con la que se dispara el carburante.

De acuerdo con voceros de la compañía y la Guardia costera de EEUU, la estrategia que inicio este miércoles logró “estabilizar el flujo” que provocó la marea negra.

Según Doug Suttles, jefe de operaciones del gigante británico BP, sólo fango y no petróleo parece salir del pozo dañado en el Golfo de México tras seis horas desde el comienzo de la operación “Top Kill” para sellarlo.

“Vemos sobre todo fango”, puntualizó Suttles en una conferencia de prensa desde el centro de comando de BP en Luisiana, según despacho de la agencia italiana Ansa.

Sin embargo, aclaró que “no podemos estar totalmente seguros porque aún no podemos tomar una muestra”.

Se necesitarán al menos 24 horas para comprender si la operación tuvo éxito, había dicho del principal ejecutivo de BP, Tony Hayward, en un pronóstico confirmado por Suttles.

La operación “top kill” consiste en inyectar más de 8 mil litros por minuto de una solución de agua, materias sólidas y barita -un mineral- en dos conductos que conducen a la válvula de seguridad del pozo para intentar reducir la presión con la que se dispara el crudo a cero, y posteriormente empezar a inyectar cemento para sellarlo.

De lograrse un éxito en la operación, no se puede obviar que el derrame petrolero se convirtió en el peor accidente de este tipo en la historia del planeta.

British Petróleum estima que el petróleo derramado fue a un ritmo de cinco mil barriles (795 mil litros) al día, aunque algunos científicos creen que el volumen podría ser mucho mayor.

Además, este grave daño ecológico obligó a Washington a ajustar rápidamente la regulación de la industria petrolera. El senador estadounidense por Alaska (noreste), Mark Begich, afirmó que el Departamento del Interior le comunicó que el Gobierno anunciará la suspensión de las concesiones de perforación exploratoria en el Ártico hasta el 2011.

“Con los riesgos y costos incrementados, tienes una noción de hacia dónde vamos”, sostuvo el presidente estadounidense, Barack Obama, en un viaje a California este miércoles.

“No vamos a ser capaces de sostener esta clase de uso de combustible fósil”, puntualizó.

TeleSUR/Telam



Tu opinión es importante. Escribe un comentario