Oposición universitaria marcha contra la “mesa de unidad democrática”

Por • 26 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Si algo tiene de fabuloso la Revolución Bolivariana, es que va desenmascarando todos los factores de ideologización que fue estructurando la burguesía durante los años en que gobernó nuestra Patria. El papel ideologizante que cumplen los medios de comunicación social, adoctrinando nuestro pueblo en los valores del capitalismo: el egoísmo, la individualidad, la no solidaridad, el enriquecimiento fácil, la corrupción o viveza criolla, entre otros. Ahora, nuestro pueblo, está observando el papel adoctrinante de las instituciones universitarias, su rol de partido político de oposición, alineado en las directrices desestabilizadoras del imperio y la burguesía apátrida; ya, esa postura de las instituciones universitarias, se pudieron apreciar nítidamente en los días del golpe fascista de abril de 2002, cuando observamos al rector de la Ucab, Ugalde levantarle los brazos a Carmona Estanga y Carlos Ortega, artífices principales de dicho golpe con los militares traidores a su juramento de respetar la Constitución y las Leyes de la República. Después, en los días del sabotaje petrolero, paralizando las actividades universitarias; para encallar luego, vergonzosamente, en la Plaza Altamira y los militares felones que allí se fueron a despotricar de su Patria, en la lista de participantes y protagonistas de ese sainete que montó el imperio norteamericano en la Patria de Bolívar, destacaban la Ucab y la UCV como patrocinadores de la mala obra teatrera que tuvieron que soportar los vecinos de Chacao por esos días. Más recientemente, el imperio crea sus organizaciones estudiantiles con grupos de jóvenes de las universidades privadas y algunas públicas, autónomas.

De esta camada de nuevos agentes del imperio, destacarían las “manitos blancas” entrenadas en las artes de la violencia activa, contradictoriamente autodefinidos como no violentos; el pueblo fue testigo de marchas cargadas de una violencia nunca antes vista en la Patria de Bolívar, en las que, por lo general, quienes resultaban heridos eran los agentes asignados a darles seguridad, hasta un intento de violación de una agente policial merideña fuimos testigos los venezolanos/venezolanas, delito cuyo autor material, de inmediato, fue convertido en un “preso político” mas de esa oposición delincuencial que hace vida política en nuestra República Bolivariana de Venezuela, Nixon Moreno como era que se llama el depravado sexual hoy exilado en el Perú de otro delincuente de cuello blanco de apellido García. Con esa juventud, entrenada en las artes de la violencia, el imperio fue construyendo una falsa imagen de un país desestabilizado y de conflictos permanentes, sin dudar un instante, en sacrificar –incluso- las vidas de sus nuevos agentes juveniles. Así como llegaron un día, repentinamente; así fueron desvaneciéndose poco a poco, tanta violencia fue generando entre los venezolanos/venezolanas, síntomas de fuerte rechazo, entre nuestro pueblo, a sus acciones.

Esa juventud opositora, pasó a ser el comodín que los viejos dirigentes opositores de AD y Copei y sus derivados, comenzarían a utilizar cada vez que se les antojaba generar hechos de violencia en alguna calle de nuestra Patria. Si el Gobierno Revolucionario, aprobaba una medida que no les gustaba al oposicionismo apátrida, de inmediato los organizaban y los echaban a las calles a recibir gas del bueno y alguna que otra peinillada, para eso quedó ese movimiento estudiantil burgués. Cada autoridad universitaria, contaba con sus “medios pollos” que dirigían a su conveniencia, llegándose al extremo que hasta el “delincuente de la florida”, como se le conoció a Alberto Fedérico Ravell, tenía su propio staff de jóvenes universitarios a su servicio, quienes tenían preferencia de salir en las pantallas de Globovisión y contaban con su correspondiente Blackberry, desde el cual recibían las instrucciones que su amo, Fedérico Ravell les impartía para desestabilizar el país. Definitivamente, esa historia se cuenta y da ganas es de vomitar, tan bajo han caído esos jóvenes apátridas!!!

Desgastado, ese movimiento de la juventud opositora universitaria, con el tiempo los viejos líderes políticos opositores como Ramos Allup, Leopoldo López, Capriles Raronsky, Omar Barboza, Eduardo Fernández, Gerardo Blyde, Borges, Salas Römer, Pérez Vivas, Manuel Rosales, entre otros; retomaron su papel de protagonistas de la actividad política opositora, desplazando a los jóvenes violentos, entrenados por los organismos de inteligencia del imperio. Claro, se trata de una nueva contienda en que se disputan nada más y nada menos que puestos a la Asamblea Nacional, cuya Dieta no es para nada despreciable, en Bolívares Bien Fuertes, sin hacer nada, solo sabotear lo que propongan los diputados revolucionarios, esa mantequilla no la pueden pelar. Es así, que la vieja dirigencia opositora y apátrida, se planteara como objetivo a lograr, el descabezamiento político de esa juventud opositora que, si a bien vamos, se ganó sus postulaciones en las calles desestabilizando, bastante humo tragó y piedras lanzó contra la PM y la Guardia Bolivariana, hasta sus propios vehículos se quemó, simulando agresiones personales.

Hoy, cuando la Mesa de Unidad Democrática, plataforma política del oposicionismo apátrida pro imperialista, está definiendo sus candidatos/candidatas para conformar sus planchas para la Asamblea Nacional, el sector oposicionista universitario puja porque sus “medios pollos” ingresen a conformar esas listas de postulaciones, los rectores oposicionistas (Cecilia Arocha, Luis Ugalde, Jessy Divo, Bonucci Rossini, Benjamín Scharifker, Raúl López, entre otros/otras), utilizando los recursos universitarios ahora toman las calles para presionar no al gobierno como dicen a toda voz y que: “en defensa de la universidad y la autonomía”, por qué engañan?, no que vaaa…Se trata de una marcha eminentemente política, para presionar a la Mesa de Unidad Democrática para que acepten en las listas de postulados a los “medios pollos” que manejan cada una de esas autoridades universitarias, hacia allá se orientan los cañones que hoy levantan dichas autoridades.

Ojo, la presión de calles, puede darles su sorpresita y no tener el efecto que buscan con ello, como le pasó a Cecilia y su famosa agresión al Rectorado en horas de medianoche, ya a la mañana siguiente tenía inundada la UCV de propaganda contra la agresión, pendones y franelas impresas con consignas repudiando la agresión que, según ella, había cometido el mismísimo Chávez contra la institución universitaria; los resultados, al día siguiente, no pudieron ser más desalentadores, la comunidad hizo caso omiso de la convocatoria y se vieron obligados a hacer una minúscula marcha interna, con el personal del IPP (no es personal de la universidad) obligándolo asistir a caminar por la universidad, ni cien personas lograron reunir ese día y eso que, hasta el día libre dieron al personal administrativo y obrero, los profesores opositores, como acostumbran hacer, estudiante que no vaya a la marcha ya sabe, puntos menos, y en época de final de semestre o año, quién se atreve a contradecir al profesor?…Mientras, los estudiantes deseosos/deseosas de superarse, perderán sus clases, como siempre, serán los afectados/afectadas. Para lo que quedó la universidad, ganas de vomitar, ganas de vomitar es lo que da!!!

Henry Escalante
Caracas, 25 de mayo de 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario