Patentar células artificiales sería “peligroso”

Por • 25 May, 2010 • Sección: Ciencia

Los investigadores que crearon la primera célula artificial creen que las patentes incentivan la investigación.

Un destacado científico británico que contribuyó a descifrar la secuencia del genoma humano dijo que la concesión de patentes al creador de la primera forma de vida artificial supondría un obstáculo para la investigación en este campo.

John Sulston afirmó que, de esta forma, se le entregaría el monopolio sobre un importante espectro de la ingeniería genética.

Un equipo de científicos con sede en Estados Unidos y liderados por Craig Vebter dieron a conocer la semana pasada que habían creado la primera célula artificial.

Viejos rivales
Sulston y Venter litigaron por registrar la propiedad intelectual de la secuencia del genoma humano en el año 2000.

Venter, al frente de una iniciativa privada, intentó registrar la exclusividad de esa información. Sulston, parte de un proyecto público, trató de que la información del genoma humano fuera accesible a todos los científicos.

Abuso de las patentes

La investigación liderada por Craig Venter cuenta con el apoyo de empresas privadas.

Sulston hizo sus comentarios en la Royal Society de Londres en la presentación de un estudio denominado “¿Quién es el dueño de la Ciencia?”, realizado por el Instituto de Ciencia, Ética e Innovación de la Universidad de Manchester, un centro presidido por él.

El estudio se refiere al recurso creciente de las patentes por parte de los investigadores.

“Esta tendencia se ha acelerado desde que alerté sobre el problema por primera vez hace diez años”, agregó.

Sulston cree que el abuso de las patentes está impidiendo avances y que si esas herramientas fueran de dominio público podrían beneficiar a la sociedad, en ámbitos como una mejora de la sanidad para los más pobres.

“Se ha extendido la creencia de que es importante reforzar la propiedad intelectual para promover la innovación. Pero no hay prueba de que se esté consiguiendo ese objetivo. No hay voluntad para cuestionar esta visión”, opinó.

Pero al mismo tiempo Sulston dijo que se estaban empezando a aceptar sus argumentos.

En noviembre, una empresa estadounidense, Myriad Genetics, perdió parte de sus derechos de patente sobre dos genes relacionados con el cáncer de mama después de que fuera estimada la demanda de varios grupos de derechos civiles.

Pallab Gosh
BBC



Tu opinión es importante. Escribe un comentario