Un compromiso con el enemigo

Por • 24 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

No es un slogan. Es el clamor popular que reclama la actitud de muchos de quienes llegaron al poder con los votos del PSUV o del chavismo independiente. Es increíble la manera con la cual el escualidismo más reaccionario, esos sátrapas que viven deseando y soñando con la muerte de Chávez y de la revolución, de ver al pueblo desdentado y pata en el suelo – como ellos nos califican – barriéndoles sus jardines y lavando sus carros. No existe ningún estado, ministerio o alcaldía, que no esté incursa en el señalamiento justo del poder popular, de tener dentro de su tren administrativo y en posición clave, a escuálidos que se destacaron y se destacan por sus odios y reconcomios contra todo lo que huele y sabe a revolución o a Chávez; pero que muy prestamente son reclutados para ejercer alguna función publica, tan pronto uno que otro “revolucionario” asume una posición de gobierno, para supuestamente defender e impulsar la revolución Bolivariana. Está pasando con el ministro actual de economía, señor Richard Canaán – INDEPABIS -, en el estado sucre con el Ministro Dios Dado Cabello – y la representante región del SETRA-, en Yaracuy con el gobernador Julio León Heredia y el ministerio de educación, mediante Maura Betancourt – Zona Educativa y secretaria de educación de la gobernación. Ambas fusionadas para más poder, en una persona que cerró escuelas y trancó autopistas de la mano de Eduardo Lapi García en los aciagos momentos del golpe continuado del 2002 y 2003 -, lo mismo que el min Ambiente y los saques indiscriminados de arena en los ríos y quebradas del estado en alianza con los mas rancios capitalistas de la región. y de esa manera con una lista interminable de gente que estando dentro de la administración publica, se dedica a torpedear todo lo que se pretenda hacer por el pueblo y la revolución. Pareciera que existe un compromiso de mucha fuerza para meter al enemigo dentro de la estructura fundamental de la revolución. Ya estamos cansados de ser testigos de las permanentes traiciones y engaños dentro del accionar político, administrativo y social, pero como que no se escarmienta. y se siguen cometiendo los mismos errores, una, otra, otra y otra vez. Todo eso trae consecuencias. Pero pareciera que solo el enemigo lo sabe. Quienes están en la responsabilidad de velar por el buen funcionamiento de la política revolucionaria o no se enteran premeditadamente o simplemente se encierran en las oficinas con Aire acondicionado y se aíslan del mundo creyéndose los cuentos interesados de caminos, que los aduladores infiltrados les dicen. Vuelvo a preguntar ¿Cuando será que escucharan las voces del pueblo? ¿Realmente se cree en lo protagónico y participativo, o aun están con el viejo esquema de la representatividad?

“Tanto va en cántaro al agua, hasta que revienta”, así reza un viejo refrán; de igual manera, de tanto cometer errores y de tanto ignorar las quejas del pueblo, éste se cansará y terminará en la apatía que conduce la inoperancia administrativa y funcional (algo deseado por la oligarquía y el imperio Sion judío). A eso, es a lo que juega el imperio y sus aliados infiltrados dentro de la revolución, pero parece que también, es ese el juego de muchos ministros, alcaldes y gobernadores que no toman interés en avanzar, si no, en fortalecer su posición burocrática y fortalecer también a sus grupos aliados. Ya se escucha por allí que el remedio es radicalizar las acciones políticas desde todo punto de vista, repito: desde todo punto de vista, contra esos ineptos que se prestan para adormecer y destruir la revolución. Asumiendo protagonismo popular se dará al traste contra la conspiración tarifada. Luego no vengan a decir que se está favoreciendo a la derecha. Son esos entreguistas y farsantes neo burgueses, los que luego de ponerse en un capital, tratan por todos los medios de impedir el cambio revolucionario. Los que ven de reojo las manifestaciones del pueblo de su inconformidad. Esas mismas alimañas, son los que se organizan después en el Chavismo sin Chávez, y se pasan abiertamente a la derecha y se cuadran con la burguesía nacional e internacional, los que defienden los intereses de los empresarios explotadores. Quienes se desdicen de todo lo que una vez sostuvieron, tan solo para proteger lo que de malas maneras han conseguido a la sombra de la revolución ¿verdad Ismael, verdad Teodoro, verdad Baduel?

Están equivocados quienes creen que somos tan pendejos como para no entender que el liderazgo de Chávez y la necesidad de fortalecer a la revolución van unidas de la disposición del pueblo por defender, sostener los espacios ocupados y, avanzar en los del enemigo, desplazarlo totalmente, hasta consolidar la victoria de clases del pueblo obrero y campesino en pro de la justicia social y la liberación mundial de los pueblos. Esto ultimo, por que entendemos que la liberación de un pueblo, pasa por la libertad de todos, del yugo explotador internacional sionista.

Javier Monagas Maita Javiermonagasmaita@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario