Los hombres lloran en Bagdad

Por • 24 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Los Estados Unidos anunciaron su retirada militar de Irak, atrás dejaron el cinco por ciento de su población asesinada. Vulgar triunfo. La muerte camina sin sosiego.

A cada rato los medios noticiosos anuncian atentados, carros bombas y seres humanos que explotan.

Nadie detiene la matanza de inocentes. Los pobres sobrevivientes se retuercen en sus lágrimas, ahora todos los días hay por qué llorar en el Medio Oriente.

Los sollozos inundan toda la devastada capital. Las Mil y una Noche no encuentran amaneceres. No existe tranquilidad, solo el silencio amordaza la paz. La romántica Torre del Babel se volteo hacia el invierno donde antes reinaba el abrazante verano.

Los hombres caminan Bagdad gimoteando su tristeza. Irak sepulto su futuro, todos sus rincones son pisados por los terroristas de El Pentágono.

Irak cerró su expectante camino, ahora solo estallan vehículos, camiones, motos y cientos de seres humanos se acomodan apretadas fajas cargadas de mortíferas bombas.

Todos los días se anuncia el peor atentado del año, ahora los explosivos se calculan para que despidan con cada suicida cientos de muertos.

Los hombres de Irak acabaron escondieron sus quimeras, borraron las expectativas, confianza y futuro, los EE.UU. junto a su militar alianza con Los Aliados se ensamblaron solo para controlar su petróleo, pasando a los seres humanos a las negras listas del silencio de la muerte.

Su pueblo ve extinguir su vida, no habrá una expresión más de quienes descubrieron las matemáticas, todas sus universidades fueron bombardeadas y sus museos saqueados. Hoy en otros países exhiben sus milenarias figuras en mesas acomodadas con licor y drogas.

¿Acaso había que bombardear, iniciar la matanza y no hacer un gesto por detener tanta destrucción solo por controlar los fastuosos yacimientos y militarizar sus rutas con amenazantes flotas de trasatlánticos artillados?

Construir el lenguaje del terrorismo y aun seguir cebándolo ha condenado cualquier salida civilizada al conflicto iraquí. Condenar a sus líderes en apartados tribunales de la sin razón jurídica conllevara a aumentar la diaria violencia.

Acabar su clase política en el cadalso busca atrapar cualquier solución que igual será penada con la fuerza, razón suficiente para explotar con el mayor numero de kilos en diarias bombas.

Cientos aun esperan en el túnel de la muerte para colocar sus cuellos en los lazos de la expiración, está desesperada salida justificara el aumento del número de quienes igual se suicidaran en aglomerados sitios.

El terror no descansara en Bagdad, cualquier improvisado sitio servirá para humillar, levantar su indumentaria y practicar todas las formas de tortura.

Generaciones enteras nunca verán el sueño de la música acompañado de la tranquilidad de sus infusiones con la danza de sus vientres.

Preferirán cobrar su venganza y después desatar cientos de lágrimas, antes que renunciar a sus bombas.

Miguel A. Jaimes N
venezuela01@gmail.com
@migueljaimes2



Tu opinión es importante. Escribe un comentario