La derecha contra-ataca en Guayana

Por • 24 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Los revolucionarios sabíamos que después de haber nombrado los Directores de las empresas del acero y del aluminio, por votación directa de los trabajadores (Se auto-excluyeron derechistas y reformistas, algunos “rojos, rojitos”), e instaurar la autogestión, o dicho a la venezolana “control obrero”; la derecha no se iba a quedar tranquila, por el contrario, sabíamos que iba a arremeter con más fuerza, porque saben que el triunfo del control obrero en Guayana, es el triunfo de la revoluciona bolivariana revolucionaria y se convierte en un modelo liberador, ejemplo para toda Nuestramerica. Por supuesto ante este escenario, el propio imperialismo, acompañado de su sargento en sur América, como lo es el narcoparamilitarismo santo-uribista, la oposición lacaya venezolana y por supuesto la guayanesa, la cual tiene múltiples vasos comunicantes con la dirección del “proceso” regional, entiéndase gobernación, alcaldía de Caroní y el Psuv; arremeterían con más fuerza y encono al poder obrero.

Le ha tocado romper lanzas en contra del control obrero, la tendencia derechista de SIDOR, quienes comenzaron denunciando sobre la eliminación del sindicalismo o de los sindicatos. Manifestaron que el control obrero “era una maniobra de Chávez para eliminar los sindicatos, los contratos colectivos y las mejoras económicas conseguidas”. Como esto está tan trillados, nadie les paró; fue preciso que salieran al ruedo los reformistas dizque “bolivarianos”. Por supuesto la Fedecamaras local (Dizque controlada por “chavistas”) y su universidad, la UCAB de Guayana, la primera, tiene un chillido, aunque es de vieja data, pero lo amplificó, a raíz del control obrero, consistente en vociferar que la deuda de la CVG (Empresas básicas), los tiene quebrados a ellos, a Guayana y ha provocado olas de despidos y desempleo; la segunda, amenaza con sacar un “informe económico” de lo deprimido que esta la zona de Guayana, con cifras, datos y me imagino con diapositivas y videos beam, para este fin de semana; por supuesto este informe estará respaldado por sesudos analistas y “doctores”.

Pero antes que salieran los reformistas de Venalum y Sidor, como de hecho han salido este lunes 24 de mayo; la derecha ha venido calentando la calle con la lucha de INDEPABIS contra la especulación y la inseguridad, veamos.

El pasado miércoles 18 de mayo, INDEPABIS, que por lo general en el Estado Bolívar, no hace mucho, comenzó un procedimiento constitucional y previsto en la ley para la defensa de las personas en el acceso a los bienes y servicios; a una empresa distribuidora de alimentos en frio, conocida como FRIOSA, con sede en Ciudad Guayana, zona industrial de Unare, en donde se demostró que los productos transportados no tenían guías (Presunción firme de contrabando), disparidad de pesos, entre el declarado y el real (Presunción firme de evasión de impuestos) y disparidad entre el precio venta al público declarado y el realmente cobrado (Aquí hay especulación, propiamente tal y/o sobreprecio por remarcaje); y en su sede en Caracas, se comprobó plenamente la especulación de precios, razón por lo cual le fueron decomisado los alimentos y vendidos en un operativo, de Mercal este fin de semana. Como conclusión, el Indepabis, tomo una medida bastante light, como fue la intervención por 90 días, en donde de allí se decidirá si se expropia o no. Considero que con los elementos existentes hasta ahora, es suficiente para expropiar FRIOSA y meter preso a sus directores; los 90 días serán aprovechados por la derecha conspiradora para “calentar la calle” e insertarse en la guarimba sindicalera, como ya lo están haciendo, utilizando para ello a un sindicato desclasado, estudiantes de derecha de universidades privadas y connotados dirigentes golpistas y enemigos de la patria. No queda otra cosa sino felicitar a Milton Bracamonte, coordinador Indepabis-Bolívar, quien a pesar de las muchas críticas, en este caso ha actuado apegado a derecho. Pero lo peor del caso, es que Indepabis-Bolívar, políticamente hablando ha quedado sola. La derecha ha utilizado el caso para reforzar su discurso venenoso y contra-revolucionario contra las expropiaciones, por la propiedad privada y la “productividad”, sin que la Alcaldía de Caroní, la Gobernación del Estado y el Psuv local y regional, le hayan brindado el respaldo con todo el vigor posible al coordinador de Indepabis, SENIAT y a la GNB.

Tanto en Ciudad Bolívar como en Ciudad Guayana, han “aumentado” los supuestos asesinatos por encargo, en donde se incluyen indigentes (Chatarreros), personas que no tenían problemas con nadie, simples trabajadores, etc., etc. Este aumento de muertes violentas, al estilo cartel de Medellín, en la época de Pablo Escobar Gavidea y su Alcalde Álvaro Uribe Vélez, coincide con la visita a Ciudad Bolívar del Gobernador del Táchira, aliado del paramilitarismo de las águilas negras Cucuteñas, quien vino, a “celebrar” los 246 años de fundación de la histórica Angostura.

La llegada de este personaje tachirense, también coincide con el “sello de la unidad” por parte de los factores de derecha en la autodenominada mesa de la unidad, encabezado por los traidores de Andrés Velásquez y Antonio Rojas Suarez.

LOS SECTORES “CLASISTAS” DE SUTISS Y VENALUM

Pero la conspiración viene por las empresas básicas, es el plato fuerte, independientemente que tenga por contornos las “expropiaciones comunistas” contra la propiedad privada y la inseguridad producto de una serie de muertes que ni la policía ni la fiscalía investiga a profundidad.

Los sectores ganadores de las elecciones sindicales tanto en SIDOR como en VENALUM, quienes se autotitulan de socialistas, izquierda y que “están con el proceso”, son las verdaderas puntas de lanzas de la guarimba imperialista en Guayana (Creo todavía que lo hacen inconscientemente); que en estos momentos tiene su objetivo en sabotear la autogestión expresada en los presidentes y directores de departamento electos con fines de ser ellos los directores operativos.

Tanto los presidentes de los sindicatos de SUTISS y VENALUM, amanecieron en los diarios regionales, en noticias de portada, priorizando la contratación colectiva y los pasivos laborales, por encima de la asunción del control obrero, por encima de poner a producir la fabricas y generar activos, por encima del desarrollo aguas debajo de las empresas, única forma de hacer que la inversión en nuestras empresas básicas genere valor agregado, producción, industrialización, en definitivas riquezas o dinero, como quiera decirse.

Ambos han declarado, que no van a apoyar al control obrero, por arriba de los pasivos laborales y describen un rosario millonario de las deudas y si no se les discute el contrato colectivo vencido. Estos dirigentes obreros, demostrando ninguna conciencia de clase y de país, ponen por arriba los intereses corporativos propios, por encima del resto de la sociedad, son clase en sí y no clase para si (El estilo del sindicalismo norte-americano de corte corporativo).

Estos sindicalistas (Todavía los llamo así y no sindicaleros), en especial al de SUTISS, a quien conozco personalmente, les hago un llamado para que no sean tontos útiles de la derecha en sus planes conspirativos en contra del control obrero. Una figura de avanzada y de carácter socialista, como es esta de poder obrero, consistente en la toma del poder de las fábricas por parte de los trabajadores y la asunción, por ellos, del negocio del acero y del aluminio.

Nuestras empresas básicas del acero y del aluminio fueron concebidas bajo el esquema de un capitalismo dependiente, generador de materia prima y algunos semi-acabados, muy baratos para que gringos y europeos, lo industrializaran (Vehículos, aviones, línea blanca, metalmecánica, etc.); y hoy ante la crisis terminal del capitalismo, ya esta materia prima y semi-acabados, no tienen ningún valor importante, seguir con el esquema del capitalismo dependiente de la era puntofijista, magistralmente gerenciado (Para los gringos), por Leopoldo Sucre Figarella, es seguir con el esquema fracasado y generador de perdidas, cuyos pagadores son las clases populares que ven mermados sus entradas para la inversión social (Educación, salud, subsidio a alimentos, etc., etc.), para pagar los pasivos laborales de los trabajadores de las empresas básicas lo cual es un crimen de lesa patria y lesa sociedad.

¿QUE DEBE HACER LA VANGUARDIA OBRERA?

La verdadera vanguardia obrera de Guayana, debe dar un apoyo irrestricto al control obrero, y exigirle a la Asamblea Nacional que regule el estatus del control obrero (Ley Orgánica de Control Obrero); y priorizar la producción o generación de riquezas, lo que implica el desarrollo aguas abajo o proceso de industrialización; y por ahora, renunciar a ciertos beneficios económicos e inclusive o reducir personal o transferirlos a las nuevas empresas producto de la industrialización o reconvertirlos en otra área de industria, para que no queden desempleados.

Lo anterior, implicaría decretar la emergencia económica en Guayana, que la vanguardia obrera debe exigirle también a la Asamblea Nacional; en donde se pudiera incluir la implementación del subsidio al desempleo, inclusive hasta parte de ese subsidio en especie y la implantación de un plan de preparación industrial con miras al desarrollo industrial del acero y del aluminio zonal.

De imponerse la tesis sindicalera de la derecha imperialista saboteadora y golpista; entonces el gobierno le debería hablar a estos sindicaleros en iguales términos corporativos; no hay contrato colectivo, no hay pasivos laborales y se procede a la reducción de personal puesto que las empresas producen perdidas; y legalmente (Internacionalmente por la OIT), esta es una causal de incumplimiento y de despido justificado, por parte del patrón estado.

El estado ante una clase obrera que no asume su papel de vanguardia que le corresponde en la sociedad, en la ruta hacia el socialismo, debe hablarle claro, sin titubeos, ni populismo ni con el síndrome del obrerismo tardío.

Ni el gobierno regional, ni los locales que son bolivarianos y ni el Psuv, están haciendo nada por contrarrestar esta arremetida contra-revolucionaria de la derecha con factura yanqui y apoyo desde Colombia, con el narco-paramilitarismo santo-uribista y sus aliados nacionales, hasta fronterizos que se trasladaron a Guayana, para cuadrar las guarimbas conspirativas.

FRANCISCO SIERRA CORRALES
franciscosierracorrales@yahoo.com.ar



Tu opinión es importante. Escribe un comentario