La Casa Blanca arremete contra BP por su gestión del vertido

Por • 24 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El gobierno de Estados Unidos amenazó con apartar a la empresa petrolera British Petroleum (BP) de las tareas de contención del vertido de crudo en el Golfo de México si no hace suficiente por frenar la fuga.

El secretario de Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, dijo el domingo que BP ha incumplido “plazo tras plazo” en sus esfuerzos por sellar el pozo.

“Estoy enojado y frustrado de que BP haya sido incapaz de frenar la fuga y frenar la expansión de la contaminación”, dijo Salazar a reporteros tras visitar las oficinas centrales de BP en Houston.

“Si encontramos que no están haciendo lo que se supone que debieran hacer, los apartaremos de la manera apropiada”, agregó.

Salazar también informó que BP aceptó pagar una indemnización de US$75 millones por el vertido. Esa es la máxima cantidad especificada por la Ley de Contaminación Petrolera, promulgada en 1990 tras el derrame causado por el buque Exxon Valdez en Alaska.

Según la corresponsal de la BBC en Washington, Madeleine Morris, aunque la Casa Blanca tiene el poder de apartar a BP, la compañía británica parece ser la única organización con la capacidad para manejar un vertido de este tipo a la profundidad en la que se encuentra.

De hecho, el jefe de la Guardia Costera de EE.UU., almirante Thad Allen, reconoció el domingo que el gobierno está obligado a depender de BP y del sector petrolero privado para tratar de frenar la fuga.

Este sábado, el presidente de EE.UU., Barack Obama, estableció formalmente una comisión para investigar el desastre e hizo referencia a la posibilidad de una investigación criminal.

Incertidumbre
El pasado jueves se cumplió un mes del inicio del vertido en el Golfo de México, causado por la explosión y posterior hundimiento de plataforma Deepwater Horizon, operada por BP.

El crudo ha llegado ya a las costas de Louisiana y amenaza al estado de Florida y Cuba.

Hasta ahora no se sabe con seguridad la cantidad de petróleo que ha emanando de la tubería submarina.

BP estimó al comienzo que se estaban derramando unos 5.000 barriles de petróleo al día, aunque científicos independientes han calculado que el vertido es diez veces mayor

Ken Salazar anunció este domingo que un equipo de expertos evaluará el vertido para determinar cuántos litros al día son derramados al mar.

“Habrá una estimación del gobierno de EE.UU. y no de BP”, enfatizó el secretario.

Salazar indicó que ahora la opción que está sobre la mesa es la operación “top kill”, que consiste en introducir líquidos pesados y después inyectar lodo y cemento en el lugar de la fuga, que cuando solidifiquen pueden frenar el flujo de crudo.

La compañía tenía previsto llevar a cabo esta operación el martes, aunque podría retrasarse hasta el miércoles.

En cualquier caso, el director ejecutivo de BP, Bob Dudley, dijo que “no había certeza” del éxito de una maniobra como ésta en las profundidades en las cuales estaban trabajando (a 1,6 kilómetros).

Redacción
BBC Mundo



Tu opinión es importante. Escribe un comentario