Rechazan en Okinawa plan de gobierno para base EE.UU.

Por • 23 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, anunció hoy un plan para reubicar una base norteamericana en Okinawa, decisión protestada por la población y autoridades locales que le exigen cumplir su promesa de sacar la instalación de la isla.

Hatoyama viajó por segunda vez este mes a esa ínsula para abordar nuevamente con el gobernador de la prefectura de Okinawa, Hirokazu Nakaima, un asunto que ocupa al jefe de gobierno desde que asumió en septiembre pasado.

Llegamos a la conclusión de que debemos pedirles a los residentes que acepten la reubicación de la base (de Futenma) en un área cercana al distrito de Henoko, en la ciudad de Nago, dijo el visitante a su anfitrión.

De esta forma Hatoyama incumple su promesa electoral de que sacaría la instalación del territorio a fin de aliviar el peso que la presencia militar de Estados Unidos representa para la población local.

Entonces aseguró que con ese fin revisaría un pacto firmado por los dos países en 2006 sobre el traslado de Futenma de la ciudad de Ginowan hacia la de Nago.

Tokio y Washington alcanzaron un acuerdo sobre el tema que se espera sea anunciado el próximo viernes y el cual establece que la base será transferida hacia una zona próxima a otra instalación en Nago, según trascendió. El entendimiento estuvo precedido por una visita a esta capital de la secretaria de estado, Hillary Clinton.

En Okinawa, Hatoyama solo encontró un fuerte rechazo a su propuesta, incluida una manifestación frente a la sede del gobierno de la prefectura.

Nakaima lamentó profundamente la citada decisión y consideró la ejecución del plan “extremadamente difícil” ante las expectativas de los lugareños de que algunas de las funciones de Futenma se retirarían de la ínsula.

El gobernador dijo a la prensa que el primer ministro traicionó a los residentes de Okinawa.

Otro interlocutor del visitante fue el alcalde de Nago, Susumu Inamine, quien señaló que no podía ocultar su indignación ante el nuevo acuerdo entre Japón y Estados Unidos, pues traiciona los sentimientos de la población de su localidad y la de Okinawa.

La propuesta de primer ministro es rechazada además por Mizuko Fukushima, líder del Partido Social Demócrata, integrante de la coalición gobernante.

Hatoyama anunció que en una reunión con gobernadores prevista para el próximo jueves les solicitará que acepten algunas de las funciones de Futenma en sus respectivos territorios.

arc/lam
Premsa Latina



Tu opinión es importante. Escribe un comentario