China-EE.UU: a la mesa de diálogo otra vez

Por • 23 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

China y Estados Unidos iniciarán mañana aquí la segunda ronda del diálogo estratégico y económico, favorecida por contactos y visitas recientes que deben contribuir a una disminución en las tensiones entre la primera y tercera economías del mundo.

Las conversaciones de dos días estarán presididas por el viceprimer ministro Wang Qishan y el consejero de estado Dai Bingguo, por la parte anfitriona.

La delegación visitante la encabeza la secretaria de estado, Hillary Clinton, acompañada por el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, entre otros altos funcionarios.

En la agenda, muchos temas: comercio, inversiones, recuperación económica, fortalecimiento del sistema financiero internacional, la crisis de la deuda europea, energía, seguridad, cambio climático, entre otros.

Ambas naciones asisten al próximo encuentro -el anterior se realizó en julio del año pasado- luego de dejar atrás una etapa de fuertes tensiones que siguió a lo que algunos consideran un buen comienzo en referencia a la llegada del presidente Barack Obama al poder y a lo cual se sumó una visita a este país en noviembre pasado como expresión de ello.

Sin embargo, poco después vinieron las disputas y fricciones.

Estados Unidos anunció una posible venta de armas a Taiwán, protestada enérgicamente por Beijing, que calificó ese paso de injerencia en sus asuntos internos y violatorio de los documentos rectores de las relaciones bilaterales.

Luego Obama recibió al Dalai Lama y la secretaria de estado hizo lo mismo por esos días, acciones rechazadas y criticadas también por China.

La reacción incluyó suspender contactos militares y conversaciones sobre temas de seguridad, junto con la advertencia de sanciones para las compañías involucradas en las referidas ventas.

En el campo económico, las diferencias cobraron fuerza cuando el mandatario norteamericano prometió una postura más fuerte en las disputas comerciales con el gigante asiático y presionar para una apreciación del yuan, la moneda china, la que la Casa Blanca está subvalorada y a lo cual atribuye su déficit comercial con esta nación.

Algunos en Estados Unidos hasta insistieron en que a Beijing se le declarara “manipulador de moneda”, término que justificaría sanciones comerciales.

Entonces se imponía la calma y comenzaron las visitas y conversaciones telefónicas entre importantes autoridades de ambos países, capítulo que incluyó la asistencia del presidente Hu Jintao a la cumbre de seguridad nuclear realizada en Washington el mes pasado, al margen de la cual se entrevistó con su homólogo anfitrión.

La relación de contactos bilaterales tiene como episodio más reciente una visita a este país la semana pasada del secretario de comercio, Gary Locke, con una comitiva de ejecutivos de 24 compañías.

En esa ocasión, las partes prometieron ampliar la cooperación en la energía limpia, lo cual impone la venta de tecnología al gigante asiático.

Así pueden resumirse los antecedentes económicos y políticos de la etapa reciente de los vínculos entre los dos países, los que, a todas luces, son suficientes para un extenso diálogo.

Luis Melian
arc/lam
Prensa Latina



Tu opinión es importante. Escribe un comentario