Primera mujer al sacerdocio en Italia

Por • 22 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Maria Vittoria Longhitano se convertirá en la primera mujer en Italia en recibir las órdenes del sacerdocio este sábado en una ceremonia cerca del Vaticano.

La religiosa pertenece a una pequeña orden católica, pero será ordenada en una iglesia anglicana en el centro de Roma.

Longhitano dijo esperar que su ordenación estimule el debate entre la Iglesia Católica que se opone a que las mujeres entren en el sacerdocio.

La nueva clérigo es una maestra de escuela de Milán, tiene 35 años y está casada.

Pertenece a la Iglesia Antigua Católica o, Veterocatólica, de Italia, una orden que se separó de la principal corriente de la iglesia en el siglo XIX.

El grupo no cree en la infalibilidad del papa y tampoco es reconocido por el Vaticano.

No muy lejos de ahí, sin embargo, queda la iglesia de Todos los Santos, donde se llevará a cabo la ceremonia.

El corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, informa que, con su ordenación como sacerdotisa, Longhitano espera que se rompa el “perjuicio” contra el papel de la mujer en la Iglesia Católica.

Oposición papal
El Papa Benedicto XVI se opone tajantemente a que se nombre a mujeres sacerdotisas y su predecesor Juan Pablo II incluso prohibió que este tema se tratase públicamente.

En 2002, cuando siete mujeres católicas romanas fueron ordenadas extraoficialmente como sacerdotes, fueron inmediatamente excomulgadas por la Iglesia.

Benedicto ha declarado que la iglesia tiene un lugar para las mujeres en la iglesia como monjas, pero que no existe otro papel para ellas en el servicio a Dios.

Modernización
La ordenación de Maria Vittoria Longhitano podria también impulsar la modernización de la Iglesia Católica.

Algunos católicos creen que la reforma es necesaria para revertir el descenso en el número de fieles y recobrar la influencia de la Iglesia. Además, varios clérigos han dicho que la Iglesia debe considerar la eventual ordenación de mujeres.

La Iglesia Veterocatólica, que se separó del Vaticano en rechazo al dogma de la Inmaculada Concepción y a la infalibilidad del Papa, considera cuestiones como las relaciones homosexuales y la anticoncepción como algo pesonal y permite el nombramiento de mujeres como sacerdotisas desde 1996.

Redacción
BBC Mundo



Tu opinión es importante. Escribe un comentario