Presidente: apoyar a la derecha endógena es retardar la revolución

Por • 21 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Presidente, estudie la conveniencia de desconocer a los candidatos que resultaron “favorecidos” en el reciente proceso electoral interno del PSUV en los Estados donde se burló a la base del partido. Este es el sentir y el espíritu de la inteligencia y la dignidad de la militancia que se sintió engañada el 2 de Mayo por el ventajismo, el abuso del poder, la manipulación de las cifras a favor de determinados candidatos, el delito de sufragar por otros inscritos desde la posición de miembros de mesa y otros como acompañantes de electores, el uso de recursos y vehículos oficiales y la amenaza a los trabajadores contratados de ser despedidos por parte de los gobernadores y alcaldes, si no votaban por los candidatos de la derecha endógena.

En lo que respecta a Trujillo, usted, Comandante Chávez, cometió un pecadillo al felicitar al gobernador Hugo Cabezas por la adquisición de una planta de asfalto y una concretera, supuestamente para abaratar los costos. Permítame sugerirle que investigue si esta planta de asfalto es la misma que compró el gobernador anterior y si la concretera es de segundo uso, y cuidado si allí hubo un sobre precio. No son empresas socialistas, son NEGOCIO.

Es lamentable que usted haya comprometido su respaldo a Hugo Cabezas por tan poca cosa, sin haber investigado primero. Entendemos que la felicitación pública al gobernador de Trujillo ha sido un intento de levantar la moral a los trujillanos y principalmente a los militantes descontentos, debido a la inmensa impopularidad que tiene el primer mandatario regional por su pésima gestión y por el maltrato a la dignidad trujillana, pues violó el Artículo 188 numeral 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela al impulsar las candidaturas del merideño Christian Zerpa, el anzoatiguense José Morales y el portugueseño Hugbel Roa a la Asamblea Nacional, y por traer a Trujillo tantos profesionales de otros Estados y hasta mano de obra en perjuicio de los desempleados trujillanos, y por las prácticas anti éticas y anti revolucionarias. Por algo le dicen a esta gobernación Sodoma y Gomorra.

Usted vendrá a Trujillo a levantarles la mano a esos tres candidatos del gobernador, pero la realidad política de nuestro Estado ha cambiado, y muchos trujillanos harán caso omiso a la convocatoria que usted haga en su visita al Estado. “Deje que los muertos entierren a sus muertos” como usted lo ha dicho. Y no es que usted haya perdido la credibilidad y popularidad en los trujillanos, pero en Trujillo y en todo el país se ha perdido la confianza en la Dirección nacional del PSUV por sus torpezas y el predominio de la derecha endógena en el partido, que ha favorecido a los candidatos de esa tendencia para gobernaciones, alcaldías y para la Asamblea Nacional. Y si esto no fuese cierto, las impugnaciones que se hicieron a esos candidatos auto postulados a la AN hubiesen sido aceptadas.

Le recomendamos que no tome partido en la contienda electoral en el Estado Trujillo. Recuerde que en un banquete “el cerdo compromete todo, mientras que la gallina compromete solo el huevo, y en política a veces no conviene ser el cerdo. No levante muertos, sobre todo aquellos que no se han deslastrado de su pasado cuarto republicano y que apoyan a funcionarios corruptos y ex funcionarios procesados por actos de corrupción administrativa, aún cuando hayan sido absueltos en primera instancia por jueces parcializados y embozalados.

Estas son recomendaciones de compatriotas que tienen de 15, 20, 30, 40 y hasta más años de lucha por el socialismo en Venezuela, que venimos de la izquierda revolucionaria, y no como aquellos dirigentes de los partidos de la derecha, AD y COPEI, que se infiltraron en el MVR y el PSUV para continuar con los vicios engendrados en la IV República aprovechando la bonanza petrolera.

Hoy se presenta la oportunidad de que los trujillanos demos una dura pero ejemplificante escarmiento a la Dirección nacional del PSUV, y principalmente a la corriente de derecha, y para que el presidente endurezca su posición y se pueda enderezar el proceso, que poco a poco se va desdibujando y perdiendo simpatía en la militancia pesuvista.

A las pumarosas o pumalacas que nos acusan de contra revolucionarios, fracasados y de ser opositores, por que asumimos posturas críticas y sanas ante los errores que se han cometido, les recordamos que “Aguila no caza moscas”, por lo tanto no responderemos con descalificaciones tribales y vacías y sin fundamento, si no con nuestra práctica y teoría revolucionaria. Nosotros no hemos tenido prácticas desleales a la teoría marxista, ni deshonrosas actuaciones en la administración pública, como aquellos que han pecado en Consejos Comunales, Juntas Parroquiales, Alcaldías, gobernaciones, Asamblea Nacional, Consejos Legislativos y en organismos públicos como el Seguro Social entre otros. No tenemos deudas con ellos ni con la República. Por el contrario, cuando esta tendencia estuvo en el Municipio Escolar de Valera (2.008-2.009), se detectaron 11 instituciones escolares que estafaban al Estado venezolano con el Programa de Alimentación Escolar, con lo cual se demostró que si se puede hacer una administración pública y una contraloría eficiente.

Las pumalacas, pumarosas o chavistas Light, entienden como fracaso el no usar la lucha política como medio para el enriquecimiento y lucro personal con los dineros públicos. Para ellos, tener éxito es obtener haciendas, ferreterías, edificaciones, autolavados, bancos y demás bienes y raíces, vehículos de último modelo, mansiones con piscina, whisky 18 años, cuentas bancarias mil millonarias, testaferros que le guardan su dinero y una loca y desenfrenada vida burguesa con los dineros de la nación, mientras el pueblo solo recibe servicios y beneficios de las misiones como las migajas en la Cuarta República. Para ellos somos fracasados porque no estamos motivados a entrar en esa nueva oligarquía nuevariquista donde han llegado en nombre de la revolución; y porque nos mantenemos en pie de lucha por el socialismo sin claudicar ante la burocracia, la corrupción y el oportunismo. Sus riquezas contrastan con la nuestra, pues somos ricos, pero en dignidad y concepción socialista y cristiana del mundo.

Esos que nos acusan de opositores tienen todavía su corazoncito blanco o verde, con vicios propios de la bonanza petrolera y de la “Venezuela Saudita”.Al parecer no les ha hecho efecto el exorcismo ideológico de los cursos de formación política, porque ha sido más fuerte la maldición que lanzó Rómulo Betancourt a sus seguidores: “adeco es adeco hasta que se muera”. Ellos se fueron momentáneamente de AD y COPEI, pero siguen pensando y actuando igual, pues como nos dice el latín: “UTTIS TE FUISSE TE FUTURUM ESSE”, lo que fuiste, seguirás siendo; y no importa que usen franela y gorra roja, pues “AUNQUE SE TONGONEEN, SIEMPRE SE LES VERA EL BULTO”.

La verdadera revolución necesita hombres y mujeres de corazón y de conciencia revolucionaria, y no de herejes tarifados como comisionados, con dos y hasta más sueldos. Si esto cambia, la revolución se concretará., pues aquí en Venezuela como en todos los países se cumple lo que afirmó el filósofo italiano Antonio Gramsci “lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer”, lo que obliga al pueblo a organizarse para convertirse en la partera de la revolución. Presidente, envíe emisarios de confianza y en secreto a investigar la realidad de nuestros pueblos y su sentir.

ALIRIO GIL .Militante de RESISTENCIA POPULAR (Tendencia de Izquierda del PSUV). Trujillo.2010.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario