La rosácea: Una enfermedad inflamatoria de la piel

Por • 21 May, 2010 • Sección: Salud

Es frecuente en adultos de 30 a 60 años

La piel del rostro se puede enrojecer por muchas razones pero después de un rato, el color desaparece. Sin embargo, esto no ocurre en las personas que sufren de rosácea

La rosácea es una enfermedad que afecta la piel del rostro, empieza como un enrojecimiento que parece un sonrojo a través de la nariz, los cachetes, la quijada y la frente. En algunas personas también pueden aparecer unos granos rojos y se hacen notorios pequeños vasos sanguíneos.

“No se sabe su origen pero se cree que una de las causas son los cambios vasculares ocasionados por estados de ánimo alterados, los cambios de temperatura o algunos alimentos que hacen que se produzca una vasodilatación en la zona frontal de la cara y que puede comprometer cara, ojos y zona anterior del pecho”, explica Joaquín Campo Castro, dermatólogo.

La rosácea no tiene cura pero se puede manejar muy bien para que no afecte la calidad de vida del paciente. Hay que empezar, por seguir recomendaciones de autocontrol, teniendo en cuenta que en parte también tiene que ver con altos niveles de estrés y malhumor.

“La persona aparte de cambiar su actitud de vida también debe usar unas cremas que le ayudan a mantener la piel normal. Sólo cuando tenga ciertas recaídas tiene que aplicarse medicamentos, se usan cremas hidratantes, suaves, se puede usar un poco de retinoides orales o tópicos, también se usan antibióticos orales o tópicos, todo dependiendo del grado. Cuando son casos severos que ya están deformando la cara se puede usar láser”, indicó el dermatólogo.

Para ayudar a que la rosácea mejore se debe evitar la exposición a los rayos solares, evitar las bebidas calientes, el alcohol, comidas picantes y condimentadas, usar jabón suave y nunca olvidar el protector solar.

Página Web RNV/CMI
21 Mayo 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario