¿Y en qué quedó..¡Sucre se respeta carajo!…?

Por • 21 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Este 24 de mayo, se cumplirán dos años de una vergonzosa jornada protagonizada por grupos de racistas ultraderechistas presuntamente “chuquisaqueños”, pero aleccionados por esa otra casta de fascistas independentistas llegados desde Santa Cruz para provocar disturbios oponiéndose a las gestiones de la Asamblea Constituyente.

Ahora sabemos que días antes del fatídico 24 de mayo, en la terminal de Santa Cruz, todos los buses que se dirigían a Sucre estaban colmados de Unionistas que por centenares se trasladaban a la capital con aviesas intenciones, dejando sin asientos a los pasajeros regulares.

Por Sucre habían pasado, el presidente del Comité Cívico Cruceño que llegó junto al mercenario Eduardo Rozsa Flores y sus soldados de oportunidad, preparando la guerra civil separatista que partiría en dos a Bolivia, para beneficio de los gamonales financiadores de unos 40 millones de dólares a su central de inteligencia denominada “La Torre”.

En Sucre les recibieron esos angurrientos aprendices de políticos integrados en un Comité Interinstitucional, para someterse a cambio de billetes a ese otro organismo superior que coordinaba la guerra civil y que se denomina hasta ahora, Consejo Nacional Democrático (Conalde).

Jaime Barrón a nombre de la Universidad San Francisco Xavier, Aydee Nava y Fidel Herrrera en representación del Municipio de Sucre y John Cava por el Comité Cívico, levantaron la bandera de la capitalidad como pretexto para seguir las instructivas de los conspiradores de la “media luna”.

Más expertos en las lides políticas, los cruceños vieron a estos otros aprendices de aldea y les manejaron a su antojo. Con unos billetes deslizados en sus bolsillos, éstos se prestaron a toda clase de tropelías en contra de su propio pueblo.

¡Sucre se respeta carajo..!..¡El que no salta es llama..! y otros epítetos importados de Santa Cruz, fueron coreados por los sucrenses a tiempo que apaleaban a cuanto campesino aparecía ante sus ojos. Los Unionistas cruceños enseñaron cómo hacerlo y sus pares fascistas aprendieron sobre la marcha.

Un 24 de mayo, los campesinos chuquisaqueños esperaban ver a su presidente en una concentración citada en el Estadio Patria. Acudieron por miles, porque era la primera vez que lo tendrían cerca, para darle la mano y abrazar a un igual a ellos que había llegado a ser máxima autoridad.

Pero no, las hordas dirigidas por Unionistas y comandadas por los dirigentes del Comité Interinstitucional, les balearon, apalearon, patearon y humillaron hasta hacerles besar la tierra y obligarles a renegar de su condición.

Allí estuvo, Jaime Barrón, liderando a grupos de apaleadores y pronunciando furibundos discursos napoleónicos cantando victoria. ¡Hemos ganado la batalla compañeros!, vociferaba después de expulsar a los campesinos concentrados en el Estadio, pero ahora lo niega.

¿Y LOS RESULTADOS?

Fracasó la guerra civil separatista, Eduardo Rozsa y sus milicianos croatas, fueron desarticulados y los separatistas desbandados y autoexiliados para no enfrentarse a la justicia que les persigue para procesarlos por traición a la Patria.

La “media luna” deshecha, sus mentores niegan haber sido parte de ella. El eje media luna-Conalde-Comité Interinstitucional, fracasó y ahora es hora de rendir cuentas ante la justicia, que aún tarda, pero llegará inexorablemente.

Los grupos separatistas de Santa Cruz, perdieron arrastrando en las consecuencias a los sucrenses a quienes engatusaron con ayudarles en la consolidación de la capitalidad, que ahora llegamos al convencimiento les importaba menos que un comino.

¿Y qué se perdió en Sucre?. Primero la dignidad. Unos pocos enlodaron a todos los chuquisaqueños. Se perdió la capitalidad plena, que era la bandera principal. Pero también se perdió la posibilidad cierta de ser sede del Cuarto Poder del Estado, el Órgano Electoral Plurinacional, la Procuraduría del Estado, el Defensor del Pueblo y otras instituciones nacionales.

Los autores del desastre están tranquilos, para ellos no pasó nada. No se cumplieron sus ambiciones personales y…nada más. El comandante de las huestes racistas es ahora alcalde electo. ¿Se merece Sucre a este personaje?.

Otro de ellos candidateó para Gobernador, menos mal fue ampliamente derrotado, la ex alcaldesa es procesada por actos corruptos y el ex- presidente del Concejo Municipal, posiblemente irá a la cárcel por violar a su propia hija. ¡Qué bello ramillete de políticos actuaban en Sucre!.

OTRAS PÉRDIDAS

Mientras Cava, Barrón, Nava y Herrera, lideraban las acciones contra el gobierno arrastrándose de rodillas tras los mentores de la media luna y el separatismo, éstos le tomaban el pelo a todos los chuquisaqueños.

Millones de dólares se perdían para Chuquisaca, por la explotación de dos campos hidrocarburíferos, situados en las fronteras con Santa Cruz y Tarija. El campo Incahuasi, se encuentra en el límite de los departamentos de Chuquisaca (55%) y Santa Cruz (45%).

Este megacampo, le podría proporcionar a Chuquisaca unos 100 millones de dólares anuales por regalías. Finalmente la mayor parte de las reservas están de este lado. Pero los cruceños instalaron en su lado el único pozo y por lo tanto, se están llevando todo y no quieren escuchar de compartir beneficios. ¡Estamos perdiendo plata! Los líderes del Comité Interinstitucional, estuvieron calladitos sobre esto. ¡Traicionaron a Chuquisaca!.

Lo mismo ocurre con el Campo Margarita en la frontera con Tarija. Una parte de las reservas están en Chuquisaca (17.2%) y por lo tanto se deberían compartir beneficios. Aquí también se pierde dineros para Chuquisaca.

Pero eso no es todo. En el sector de Huacaya, que también forma parte del Campo Margarita, se ha conocido que sus reservas están igualmente en el sector chuquisaqueño en 40%.

El Campo Margarita produce desde 2004. Muchos millones de dólares por regalías fueron entregados en su totalidad a la prefectura de Tarija. Parte de esos recursos le pertenecen a Chuquisaca, pero ¿nadie reclama?.

El actual gobierno reconoce los derechos de Chuquisaca y mandó realizar los estudios, pero estos no acaban en perjuicio del departamento. Como ya no les servimos ni a los separatistas cruceños ni a los “medialuneros” tarijeños, estos aseguran que ¡no hay nada que compartir.

Este 25 de mayo, los chuquisaqueños nos disponemos a recordar que fuimos cuna del nacimiento de Bolivia. Estamos convencidos que somos y seremos la capital plena de Bolivia.

Fortunato Esquivel
//// SCZ 18/05/10



Tu opinión es importante. Escribe un comentario