Hepatitis: La mayoría de los pacientes no presentan síntomas

Por • 20 May, 2010 • Sección: Salud

Día mundial contra la hepatitis

Se estima que una de cada doce personas está infectada por el virus de la hepatitis B o C. Esta es una enfermedad que causa la muerte de aproximadamente un millón de personas anualmente en el mundo

La hepatitis es la inflamación del hígado que puede ser producida por diferentes causas, el consumo de alcohol, las enfermedades inmunológicas, y principalmente los virus.

Existen diferentes tipos de hepatitis, pero son la B y la C las que más preocupan, ya que pueden volverse crónicas.

“El problema de esta enfermedad es que generalmente la mayoría de los pacientes no presentan síntomas. Se adquiere la infección y se vuelven crónicas y simplemente nos damos cuenta de la enfermedad cuando ya es muy tarde; cuando el paciente ya está crónico o porque sangra por una ruptura de una vena esofágica, entre otras manifestaciones.”, explica Oscar Beltrán, hepatólogo de la Asociación Colombiana de Hepatología.

¿Pero cómo es que llegamos a infectarnos del virus de la hepatitis?
La B, es esencialmente una enfermedad de transmisión sexual pero una persona, también se puede infectar por contacto de líquidos corporales. En cuanto a la C, “el mayor riesgo en nuestro medio son todas aquellas personas que hayan recibido transfusión antes de 1993; cuando no existía la técnica para evaluar si la sangre que el paciente recibía estaba o no contaminada con el virus”, agregó.

El hepatólogo advierte que para prevenir la hepatitis B existe una vacuna, “esa es la mejor opción, previene la enfermedad en el 95% de las personas que la reciben, es muy fácil: son 3 dosis y ya queda con defensas para el virus de la hepatitis B”.

Para la hepatitis C no existe vacuna, pero su prevención tiene que ver con disminuir los factores de riesgo.

“Las transfusiones, estar en contacto con algún objeto contaminado. La acupuntura por ejemplo puede presentar riesgo si se hace en un sitio inadecuado, el tatuaje, las perforaciones de las orejas, si se utilizan equipos no esterilizados adecuadamente”.

El tratamiento de la hepatitis C en promedio dura un año y solo responde a éste la mitad de los pacientes, el de la B es casi de por vida, si se llega a presentar cirrosis será necesario el trasplante hepático.

Página Web RNV/CMI
20 Mayo 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario