Derrame de petróleo avanza hacia Florida

Por • 20 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Parte del petróleo que se derramó el mes pasado en el Golfo de México comenzó a ser arrastrado por la Corriente del Lazo que podría llevarlo hacia los Cayos de Florida dentro de seis días y luego a la costa atlántica de Estados Unidos.

Así lo advirtieron científicos de la Agencia Espacial Europea quienes aseguran que las imágenes satelitales muestran que una veta de crudo se extiende hacia el sur de la mancha principal impulsada por una masa de agua rápida.

Este diagnóstico es compartido en términos generales por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por siglas en inglés), pero aclaran que el petróleo es sólo una pequeña parte del derrame.

En ese sentido, sostienen que podría llegar a Florida “muy degradado” o incluso podría evaporarse mientras sigue su ruta.

Otro de los riesgos es que las turbulencias de la Corriente del Lazo terminen mezclando el petróleo con el agua lo que haría más difícil seguir la trayectoria del vertido.

Trabajos en el Golfo de México
El pasado 20 de abril se produjo una explosión de la plataforma Deepwater Horizon, de la Bristish Petroleum (BP), frente a las costas de Luisiana.

Ese dispositivo de extracción se hundió dos días después y desde entonces, una mancha de crudo se esparce en las aguas del Golfo de México.

Según BP, ahora están extrayendo 3.000 barriles por día de petróleo derramado, cifra superior a los 2.000 que se obtuvieron el martes, informó el corresponsal de la BBC en Washington, Steve Kingstone.

De acuerdo con las propias estimaciones de la compañía, eso representa el 60% del total del petróleo derramado, añadió Kingstone.

La compañía espera comenzar a trabajar este domingo en el procedimiento de sellado de la perforación de donde sale el petróleo.

Los efectos del derrame de crudo han generado preocupación tanto en EE.UU. y Cuba lo que motivó el inicio de conversaciones por parte de funcionarios de ambos países.

Mientras tanto desde la Guardia Costera estadounidense aclararon que las bolas de alquitrán que llegaron a las playas de Florida en los últimos días no proceden del derrame de Luisiana.

Oficiales de esa fuerza dijeron que no está claro de dónde salió ese alquitrán.

Redacción
BBC Mundo



Tu opinión es importante. Escribe un comentario