Chapapote aparecido en Florida no procede del vertido de crudo en el Golfo México

Por • 19 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

La Guardia Costera estadounidense informó hoy que los trozos de alquitrán recogidos en las playas de los cayos de Florida (extremo sur del estado) no proceden del vertido de crudo en el Golfo de México.

“Los resultados de las pruebas muestran que las ‘bolas’ de alquitrán recogidas en las playas de los cayos de Florida no corresponden con el tipo de petróleo procedente” de la plataforma que se incendió el pasado 20 de abril, señaló un comunicado del Servicio de Guardacostas.

El hallazgo el lunes de más de veinte “bolas” de chapapote en diversas zonas de los cayos de Florida, principalmente en Cayo Hueso, despertó la alarma entre los residentes, empresarios y autoridades del estado, ante la posibilidad de que se tratara de restos del vertido de crudo en el Golfo.

Sin embargo, el análisis realizado en un laboratorio de la Guardia Costera en New London (Connecticut) determinó que ninguna de las “galletas” de chapapote halladas en los cayos procede de la plataforma Deepwater Horizon, operada por la empresa British Petroleum (BP).

Las muestras de alquitrán fueron recogidas por guardas forestales y guardacostas en las playas del parque estatal de Fort Zachary y Smathers Beach, en Cayo Hueso, Cayo Big Pine, Cayo Loggerhead y el parque nacional de Dry Tortugas.

La Guardia Costera estadounidense indicó que, de momento, se desconoce el origen y procedencia del alquitrán hallado en los cayos de Florida.

Pat DeQuattro, oficial de la Guardia Costera responsable del sector de Cayo Hueso, aseguró que, pese a descartar que el chapapote proceda de la mancha negra de petróleo que avanza por el Golfo, esto no “reduce la necesidad de continuar con empuje la investigación y limpieza de la áreas contaminadas de los cayos de Florida”.

DeQuattro reiteró que los guardacostas proseguirán con las labores de limpieza en la costa de Florida y los análisis del chapapote hasta que hayan “identificado con éxito la procedencia del alquitrán recogido.

El Departamento de Protección Medioambiental de Florida (DEP) indicó el martes que la aparición de chapapote en las costas no es un hecho “tan inusual como uno podría pensar” y que “en 2008 y 2009 se registraron 667 y 681 incidentes, respectivamente, de combustible y petróleo en las aguas y las playas de Florida”.

El impacto de la llegada a los cayos de Florida de la mancha negra de petróleo, su repercusión en el turismo y el frágil ecosistema de los cayos, cuyo arrecife coralino está considerado uno de los tres mayores del mundo, puede ser catastrófico.

Las predicciones de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) indican que en los próximos días la mancha negra de petróleo “puede estar ya entrando en la fuerte corriente marina del Golfo” y llegar al estado, dijo a Efe Daniel Suman, profesor de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Miami (UM).

De cumplirse este pronóstico, la mancha de crudo no sólo “afectaría al santuario marino y arrecife de coral de los cayos, sino que el vertido, en forma de chapapote, podría causar graves daños en los manglares del condado de Miami-Dade, el parque nacional de los Everglades y hasta las playas de Miami, en el Atlántico, alertó.

Más de 80 millones de turistas visitaron Florida el año pasado y en 2008 el turismo generó unos 65.200 millones de dólares a la economía estatal, según cifras oficiales.

EFE



Tu opinión es importante. Escribe un comentario