Violan liberación del estudiante de la UBV Williams Sanguino

Por • 16 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

No había que pedirle a Santa Clara Bendita clarividencia, videncia y oyencia para saber que muy pronto saldría en libertad Oswaldo Álvarez Paz, como efectivamente sucedió.

Igual aconteció para vergüenza de todos con la libertad de Guillermo Zuloaga, éste si es verdad que en menos de lo que canta un gallo el temido amo del Valle de Caracas, fue mandado a su mansión, “para desde allí juzgarle”.

De bromita nadie sabe como estos jueces y Fiscales no han liberado a su compañera, la ex jueza Afiuni, cómplice en la fuga de unos de los banqueros de la última estafa bancaria. Con el caso de la ex jueza Afiuni todo el país ha podido escuchar que es una flamante opositora, vean a los niveles de descaro que se ha llegado, pero, ¿quiénes fueron los responsables de mantenerla y llevarla hasta este importante cargo, donde supuestamente impartía justicia?

Presidente Hugo Chávez, no permita que sus seguidores hoy estén injustamente encarcelados, como está el joven estudiante de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Williams Sanguino, quien el 08 de diciembre del año pasado, defendió de la guarimba originada por enconados sectores de la oposición un espacio de la revolución.

¿Sabrá el Comandante Hugo Chávez que aquel 08 de diciembre del 2009 después del medio día el cuerpo de Jesús Eduardo Ramírez Bello, estudiante de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, aun herido, y después de torturarlo, fue arrastrado por el asfalto por varios metros y dejado lo más cerca posible de la sede de la Universidad Bolivariana de Venezuela, para culpar a quienes se defendían del violento ataque de “las manitas blancas”?

Y cuando Williams Sanguino fue a colaborar como testigo en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, fue detenido, y hoy está preso en el Centro Penitenciario de Occidente, en Santa Ana, allá en el Estado Táchira, acusado de una letanía de imprecisiones judiciales.

Recientemente, su hermana Lilian Sanguino, pidiendo celeridad en la investigación, se encadeno a las puertas del Partido Socialista Unido de Venezuela en la ciudad de San Cristóbal, pero más rápido que inmediatamente y en plena madrugada al mejor estilo de la cuarta republica, fue desalojada por una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana y del Servicio Bolivariano de Inteligencia. (Anterior Disip).

Pero días atrás, un estudiante opositor de la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas (Unefa), duro encadenado por veinte y siete (27) días a las puertas de esta casa superior de estudios, pero, nadie lo saco.

Muy al contrario, a este estudiante miembro de “las manitas blancas” le colocaron varios funcionarios policiales que se turnaban día y noche a bordo de una recién adquirida unidad de la Policía del Estado Táchira (Politachira), mientras lo cuidaban, sus seguidores hicieron de todo a las puertas de la Unefa, hasta quemaron el Día de Resurrección al final de la Semana Santa, un muñeco de trapos vestido de militar con la imagen del Presidente Hugo Chávez, pero a estos” niños”, nadie les dijo ni les hizo nada.

El Decano de la Unefa fue agredido a golpes, mientras desde la Lotería de Táchira se financiaba todo este show, colocaron diez (10) carpas alrededor del estudiante encadenado con todo tipo de logística, pero no hubo fuerza policial ni militar, ni jueces, menos Fiscales del Ministerio Publico, ni CEBIN, ni GND, menos imaginarse a los del CICPC que desalojara a este estudiante opositor, quien pretendía que lo graduaran con varias materias raspadas e incurso en el Reglamento de Repitientes (RR).

Su objetivo era reeditar lo que sucedió en aquel inquieto Estado andino el pasado diciembre, allí, la guarimba es montada desde la gobernación copeyana y su principal responsable es su cuentandante Pérez Vivas.

Buscan violencia, allanan el camino para que hayan estudiantes muertos, apuestan al asesinato de universitarios, saben que esto desencadenaría hechos gravísimos de violencia en todo el país, y como lo he venido denunciando, el Estado Táchira es el epicentro de esta macabra operación.

Mientras tenemos la acertada impresión que en el juicio que se le adelanta al estudiante Williams Sanguino, han hecho de todo para enturbiar un desenlace que no aguanta un minuto más: su libertad, pero incluso, hasta negaron la “Reconstrucción de los Hechos”.

Ojala le dieran al Presidente Hugo Chávez el listado completo de los jueces y Fiscales del Ministerio Público, denunciados en las oficinas de Inspección y Disciplina y en la de Delitos Comunes, órganos dependientes del Ministerio Público, las cuales funcionan en el piso siete (7) de la sede de la Fiscalía General de la Republica en Parque Carabobo, aquí en Caracas, donde han sido denunciados y acusados por cientos de indefensos, quienes han sido víctimas de delitos y abusos por parte de estos supuestos defensores de la justicia, pero sus denuncias, duermen “el silencio de los cómplices”.

Nuestro poder judicial -con valiosas excepciones- está minado de jueces y Fiscales irresponsables, opositores y muchos de ellos lo bastante cuestionados, no entrare a calificarlos en sus delitos, pero con la detención de Williams Sanguino, no hay una sola razón jurídica para mantenerlo encarcelado desde el año pasado.

Su juicio e imputaciones son falsas, los Fiscales acusadores y el Juez que ejecuto esta incorrecta medida, mas la actuación de los cuerpos policiales que construyeron las trampas que hoy mantienen encarcelado a este estudiante, no aguantan una sencilla revisión por lo que hoy se le imputa.

Todos saben la actuación y provocación del gobernador opositor Pérez Vivas, él, debe ser el principal investigado, pero no hay guáramo por parte de las autoridades que encarcelaron a Sanguino en demostrar que esta situación la provoco, dirigió, financio y mantuvo el actual cuentandante de este Estado, quien, cada vez que se le antoja, sumerge a la entidad en un espiral de violencia.

Cuando este caso no aguante una mentira mas, el país entero sabrá como la oposición arma escenarios para desestabilizar a todo el país desde el Estado Táchira.

Mientras más ficción y disfraz traten de justificar y mantener la encarcelación de Sanguino, más pronto que tarde se desplomara esta invención política-judicial.

Esta falsedad jurídica tiene pies de barro no teniendo más destino que desplomarse, esto terminara perjudicando a la revolución, después todos repetirán, es culpa del Presidente Chávez, pero nadie se atreve a hacerle un parao definitivo a las injusticias del poder judicial, y a las maniobras políticas del gobernador Pérez Vivas, las cuales ya desbordan en abusos, y son bastantes.

Miguel A. Jaimes
venezuela01@gmail.com
@migueljaimes2

Hasta mas pronto…



Tu opinión es importante. Escribe un comentario