Por un reglamento interno electoral bolivariano revolucionario

Por • 16 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Afortunadamente dentro de las elecciones internas del PSUV, quedaron los chillidos, pero no ha habido escisiones importantes que lamentar, por el ventajismo que hicieron los poderes constituidos (Nacional, regional y locales), que dirigen al PSUV, en sus diversas instancias, indiscutiblemente que fue una buena medida del comandante de admitir las tendencias, quienes también debemos ser fieles, tanto con el comandante y el proceso bolivariano o socialista que se vive en Venezuela y que alumbra a nuestra América.

Pero tampoco es bueno ni sano que las cosas queden así, como si no hubiese pasado nada, de las fallas y los errores se debe aprender y corregirlas, para que entonces busquemos la perfección o lo ideal (La mayor suma de felicidad social); y la mejor forma de rectificar y reimpulsar, en contra de los ventajismos y atropellos que hubo en las internas del PSUV, el 2 de mayo, próximo pasado, es crear un reglamento interno electoral del PSUV, que impida y sancione todas estas malas conductas ya conocidas, que impidieron que nuestras internas fuesen un torneo socialista de nuevo tipo ejemplo para el mundo.

¿QUE HUBO?

Primero tenemos que narrar, aunque suene fastidioso todas las fallas y errores que hubo durante el proceso electoral interno puesto que allí es donde están los cuellos de botella. Los aciertos permanecerán como están.

Empecemos con los aciertos, los cuales deben permanecer en el tiempo e implantarlos en una norma para que sea permanente. Los aciertos fueron o mejor dicho, el gran acierto fue hacer unas elecciones internas de primer grado, es decir, elecciones de candidatos por las bases. No solo el acierto de “tirarse” unas elecciones por las bases sino también esbozar la igualdad de condiciones de todos los candidatos sino prohibir la publicidad mediática (Grandes medios, nacionales, regionales y locales) y asumir el partido la campaña o cronograma de actividades de todos los candidatos, esto se recoge en el artículo 5 de las “Normas sobre la Campaña de Promoción de los y las Aspirantes a las Elecciones Primarias del Psuv para Elegir los Candidatos y Candidatas a la Asamblea Nacional 2010.”, que lo llamaremos reglamento electoral interno vigente. Este articulo 5, es de naturaleza socialista, es anti democracia burguesa, ya que selecciona a los candidatos y candidatas excluyendo el factor dinero, que es lo que caracteriza a la democracia de los ricos que solo los billetudos pueden ser candidatos y gobernantes por los costos altísimos de las campañas. Por supuesto, este fue el artículo mas pateado por los pumalacas, que ostentan el poder tanto del estado como del partido. Honrosas excepciones dignas de colocar como modelo a seguir como el del General en Jefe, García Carneiro en Vargas, quien hizo una hoja de ruta, en dos autobuses y todos los pre-candidatos de Vargas, se pasearon por todos los escenarios del PSUV, en el litoral Guaireño.

Al no cumplirse el artículo 5 del reglamento electoral interno del PSUV de corte socialista, entonces imperó la ley de la selva, en donde el poder constituido (En su mayoría pumalacas), era el que tenía mas saliva, por lo tanto tragó mas harina, es decir, utilizo tanto recursos propios como los del estado, como los mal habidos y el de amigotes y contratistas del gobierno, aparte de presionar a los empleados públicos, trazándoles una “línea” para que votaran por “sus candidatos”, como en efecto sucedió; esta conducta anti-socialista y anti-democrática, que se denomina ventajismo, fue tan abierta y descarada, que el mismo día de las elecciones los candidatos pumalacas, en sendos toldos, utilizando vehículos (Algunos del estado y/o de contratistas y proveedores “amigos”), en donde tenían comida, café y agua, solo para “su gente”, que incluían a miembros de mesa, sin tomar en cuenta que todos somos hermanos militantes del PSUV, estaban repartiendo propaganda, en otras palabras, estaban haciendo proselitismo. Se dio el caso, como el del Circuito Nº 1 del Estado Bolívar, en el Municipio Cedeño del Estado Bolívar (Caicara del Orinoco), el Alcalde en la sede del PSUV, tenia sendas fotos de la dupla que resulto ganadora; cuestión que hacía creer a la militancia de base que los demás candidatos éramos de oposición y los dos ganadores eran “los candidatos de Chávez”.

Por otro lado no se cumplieron con normas elementales internas como la de selección de candidatos, y es mencionada por el reglamento electoral interno en su artículo 2, como fueron: No se establecieron las comisiones tanto circuitales como estadales receptoras de postulaciones y si existieron, no cumplieron ningún papel, ya que muchos pre-candidatos se inscribieron por internet pero no presentaron recaudos, no obstante aparecieron en el listado, cuestión que hizo dicho listados bastante abultados. Aparte que muchos miembros de estas comisiones eran pre-candidatos a la vez, cuestión que es nula de utilidad absoluta, ya que nadie puede ser juez y parte al mismo tiempo. En algunos estados, he visto por denuncias en aporrea.org, que algunos candidatos, inclusive que resultaron ganadores, no cumplieron con los requisitos de elegibilidad contenido en el artículo 6, numeral 4 de esas normas de selección, que contempla mínimo cuatro (4) años consecutivos de residencia en el circuito; y lo que más se vio y fue una de las causales de ventajismo descarado, en los candidatos del poder constituido, fue el incumplimiento del artículo 9 de esas normas de selección que obligaba a los funcionarios de libre nombramiento y remoción, en el sector público, a separarse del cargo mientras durase la campaña interna e igualmente, en el Estado Bolívar se incumplió con el artículo 8, numeral 5, que prohibía expresamente, a los militantes en cargos de elección popular a postularse, a excepción de los diputados a la asamblea nacional; puesto que 6 diputados del CLE-Bolívar, se postularon como pre-candidatos a diputados nacionales, y algunos concejales también lo hicieron.

Otro error fue lo concerniente al aparato electoral y el acto de votaciones en sí, en donde el poder constituido copó todos los miembros de mesa aprovechando la “ausencia” de los seleccionados, cuestión esta que es peligrosísima ya que una mesa monolítica o unitendencial, se presta para abultar el voto electrónico y/o “fabricar” votos físicos, en algunos sitios se dio el caso (En Ciudad Bolívar) que el militante fue a votar y “ya habían votado por él”, en el cuaderno, cuestión que es bien sospechosa. Y la otra falla, fundamental, en lo concerniente a transparencia y pulcritud democrática, fue el no conteo publico del voto físico, cuestión que ha podido hacerse ya que todos éramos camaradas y abrir las cajas y contar los votos, era muy importante para que no hubiese lugar a dudas ni suspicacia.

Por último; hubo muchos auto-postulados, había muchos pre-candidatos que no tenían consciencia de lo que era y para qué es un diputado nacional, el poder constituido jugó intencionalmente a la proliferación de candidatos, para así dividir los votos rebeldes o anti-burocracia.

IDEAS PARA UN REGLAMENTO QUE CORRIJA LO QUE HUBO

Un reglamento comunero o comunista de nuevo tipo, debe contener las siguientes ideas maestras, para que sea un torneo electoral interno (Sea para escoger presidente, gobernadores, alcaldes diputados, concejales, etc.) modelo de democracia socialista de avanzada y transparencia democrática; así:

1) La Dirección Nacional debe elaborar un perfil del candidato a elegir, en donde no solo se incluya las cualidades técnicas-políticas mínimas requeridas, en base al momento político del ejercicio del cargo. Debe sembrar conciencia en la militancia, en el perfil del cargo, de manera que esto no es una mamadera de gallo, independientemente que cada uno tenga el “derecho a auto-postularse”.

2) Una vez elaborado el perfil del candidato-socialista a elegir, llámese concejal, parroquiano, diputado nacional, alcalde etc.; la dirección nacional debe nombrar las comisiones que regirán los procesos internos tanto regionales como locales o nacionales; quienes deben elaborar un cronograma de actividades que debe ser aprobado en instancias democráticas y/o lo mas publicitado posible. Este cronograma de actividades son las giras, conferencias, ponencias, mesas redondas, talleres, ronda de candidatos, etc. que los pre-candidatos harán en todas las instancias partidaria como consejos comunales, consejos de estudiantes o de trabajadores, universidades, sindicatos, patrullas o federaciones de patrullas, parroquias, programas de radio, foros, etc.

3) Una vez definido el perfil del candidato y el cronograma de actividades de los candidatos; se dará inicio al proceso de postulación y admisión, luego debe haber un lapso de impugnación y luego de admisión definitiva.

4) Una vez confeccionada la lista definitiva de candidatos y candidatas, se dará inicio a la campaña electoral en sí, privando la hoja de ruta previamente elaborada por la comisión del partido que rectorizará el proceso ya sea local, regional o nacional. A todos los pre-candidatos el PSUV, debe entregarle la data de la militancia toda del circuito o municipio o estado.

5) Concluido el lapso de campaña, previamente los miembros de mesa deben escogerse en asamblea de los militantes por centros de votación y no dejarle esa tarea al CNE, ya que estos escogen muchas veces a un candidato no activo o que simplemente no tiene interés en participar, ni siquiera se anima a votar en las internas. Estos miembros de mesas, escogidos en asambleas partidarias, abren el acto de votaciones a las 7 am, y al finalizar el lapso de votaciones, se procede al proceso de escrutinio mecanizado y luego al proceso de escrutinio manual, es decir, se abren las cajas y se cuentan a viva voz y en público las papeletas.

6) Ese día el PSUV, debe garantizar el transporte a toda la militancia y establecer toldos institucionales en donde se le oriente al militante en donde y como votar y en donde haya agua y café para todos los hermanos camaradas y no para una tendencia, cofradía, secta o grupo determinado.

Estas líneas son mi humilde aporte para mejorar las elecciones internas dentro del PSUV; por ahí vienen unas elecciones a Concejales y Parroquianos, para el 2011, no pienso postularme a esas elecciones, desde ya propongo mi nombre para conformar una comisión electoral rectora interna del proceso, en el Municipio Heres del Estado Bolívar (Ciudad Bolívar), que garantice imparcialidad, eficiencia y sobretodo de transparencia, represora del ventajismo y de las violaciones del reglamento interno.

FRANCISCO SIERRA CORRALES
franciscosierracorrales@yahoo.com.ar



Tu opinión es importante. Escribe un comentario