La solucion final para la corrupcion, la ineptitud y la inseguridad. Comencemos a castigar al responsable

Por • 16 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estimados camaradas socialistas, en estos días próximos pasados, he visto con mucho detenimiento, una serie de noticia, sucesos y acasos, que han ocurrido en nuestra patria, bastara con recordar, la fuga del cabecilla de la banda los invisibles de una sede del Cicpc, el motín y posteriores muertos en el centro de reclusión de Santa Ana, la falta de algunos productos de la cesta básica alimentaria, en fin, toda una serie de hechos, tanto delictivos, como de corrupción y de ineptitud, que tanto han plagado a este nuestro querido gobierno y los cuales, en mucho casos, no tienen culpables conocidos, pero si responsables plenamente identificables.

Pensar en la solución de estos problemas le ha llevado la vida a más de uno y les aseguro que mucho más inteligentes que yo. Grandes profesionales han analizado estos problemas por separado y desde las diferentes ópticas que estos poseen y han dado un sin fin de posibles soluciones, las cuales, unas más pronto que otras, siempre terminan por estrellarse y demostrar su inoperatividad.

La verdad de fondo es que la solución universal para estos problemas es la educación. Mientras más culta y preparada es la sociedad muy pequeños son los índices delictivos en todos sus sentidos, esta es la verdad absoluta del meollo, pero de muy larga y difícil implementación, lo cual, no implica por ello, que debamos sesgar en nuestro esfuerzo por lograr este bien final, esta solución, que sería la panacea para todos nuestros problemas.

Ahora bien, en el ínterin del logro final de esto, que en el mejor de los casos no se logra antes de tres generaciones y esto después de un arduo sacrificio, debemos tomar medidas de mayor inmediatez, para poder paliar los efectos perniciosos de estas desviaciones sociales de una manera más inmediata.

Justamente es aquí donde le doy inicio a mi artículo, es decir, la solución, que si bien no sería la solución final en un 100%, les aseguro que sería un verdadero paliativo a este problema, sería la de castigar al responsable. Ya sabemos de antemano, lo difícil que resulta, en algunos casos y sobre todo en los de corrupción, encontrar culpables, pero los responsables están ahí, al alcance de la mano, de fácil detección y si bien es cierto, que el peso de la justica que recaiga sobre ellos, no puede ser igual que el que tendría que caer sobre los culpables, no es menos cierto que es el colmo que salgan completamente librados de un suceso delictivo, en donde ellos o eran responsables directos en el asunto o tenían alguna injerencia importante.

En el aras de hacerme entender y clarificar ciertamente mi posición procederé a dar un par de ejemplos, lo más explicativos posibles, para dejar de esta manera muy clara mi posición.

El primero de estos ejemplos es lo ocurrido en la cárcel de Santa Ana, puede ser que el director de la cárcel, así como el jefe de seguridad, al igual que el encargado del comando de la guardia nacional, no fuesen los culpables del motín, ni del posterior deceso de los ocho reclusos, pero lo que si son es RESPONSABLES de este centro de reclusión y por ende, son RESPONSABLES de todos los suceso acaecidos en ese centro de reclusión, de ahí, que son RESPONSABLES de esas muertes y es justo aquí donde debería intervenir la justicia, aplicándoles una pena muy ejemplar, la cual pudiera ser y ojo, esto solo lo doy como ejemplo, porque considero que hay personas mucho más capacitadas que yo para impartir justicia, primeramente, la remoción del cargo sin la paga de sus utilidades, ni antigüedad, la apertura de un expediente que no les permita obtener un trabajo en esta área, ni en ningún área de seguridad, así veríamos como estos señores saldrían de sus cargos por ineptos y no podrán seguir haciendo su mala tarea en otro sitio y no como ocurre hoy en día, donde un director o un guardia son removidos y cambiados de centro penitenciario, llevando así su ineptitud a cuestas.

El segundo de los ejemplos, es el eterno caso de la especulación y el pirateo en los terminales de autobuses en Venezuela en épocas festivas, ese es un problema de nunca acabar y por como lo pintan los funcionarios encargados, parece que no tiene una posible solución, pero dijo yo, es que el director no es el responsable del terminal, es que el jefe de policía del terminal no es el responsable de la seguridad y buen funcionamiento de este, pues bien, en el primer asueto en el que se presente especulación y pirateo, remoción general con todos los funcionarios, sin paga de antigüedad y expediente abierto para que no tengan otro trabajo en el área publica, ni de transporte, ni de seguridad.

Mis estimados camaradas, verán Ud. que una vez que estas medidas de castigo se apliquen a los primeros funcionarios, los demás, viendo el ejemplo pondrán sus barbas en remojo y esto lo podemos aplicar a todo el aparato público, es decir, director de empresa que permita corrupción, despedido sin paga y sin permitirle volver al coso público, solo con el ejemplo severo y directo, podremos detener esta creciente ola de corrupción, crimen e impunidad, en la que vivimos y así se nos hará mas fácil la vida y el quehacer diario.

Camaradas, recordemos, ya para finalizar, que lo más importante es la EDUCACION, de ahí, que jamás debemos desfallecer en este intento de lograr el máximo de los bienes y la verdadera solución, a casi todos los males, como lo es una sociedad lo más culta posible.

Alfredo Domínguez Fernández, pito0726@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario