Aprobación de TLC con E.U. se dificulta otra vez por dimisión de Bill Richardson como secretario de Gobierno

Por • 16 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

En momentos en que el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y E.U. sigue frenado en el Congreso de ese país, todos los ojos están puestos en quiénes van a ocupar los dos cargos del Ejecutivo con relevancia en este asunto: el Secretario de Comercio y el Representante Comercial.

Con la declinación de Bill Richardson al nombramiento como secretario de Comercio -se desinfló buena parte de las esperanzas de que el acuerdo se destrabe rápidamente.

Aunque nadie lo dice en esos términos, sí había muchas expectativas, pues se trata de un personaje que conoce la región y que ha tenido contacto con el presidente Álvaro Uribe y la embajadora en E.U., Carolina Barco.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Americana, Miguel Gómez, reconoce que la noticia no fue bien recibida en la medida en que además de tener conocimiento sobre Latinoamérica, Richardson es una persona muy visible en la política estadounidense.

En cuanto al Representante Comercial, aunque el TLC ya está firmado podría volver a tener juego. ¿La razón? En vista de que el acuerdo sigue frenado y de que la nueva administración demócrata mantiene sus reservas, cabe la posibilidad de que el acuerdo tenga que renegociarse.

De ser así, ya se sabe con quién hay que lidiar. Antes de finalizar el 2008, el ex alcalde de Dallas Ron Kirk fue designado para el cargo, hoy en manos de Susan Schwab, quien encabezó visitas de congresistas estadounidenses al país y defendió el acuerdo en distintos escenarios.

Conocedores del tema insisten en que hay que esperar a que comience a desempeñar esta función para dar una opinión. Sin embargo, coinciden en que hay buenas referencias de Kirk, pues en su administración demostró ser un partidario del libre comercio.
Gómez, de la Cámara Colombo Americana, señala incluso que el nombramiento fue una sorpresa para las asociaciones de trabajadores en E.U., que constantemente han atacado el tratado.

A diferencia de lo que ocurre en Colombia con las designaciones presidencial, ambos cargos deberán ser ratificados por el Senado de E.U.

Independientemente de quiénes resulten elegidos, la estrategia del Gobierno colombiano se mantendrá. El jefe del Equipo Negociador, Santiago Pardo, sostiene que aunque la prioridad del Legislativo estadounidense es el paquete de ayudas económicas, el comercio hace parte de todo el proceso. Por eso, dijo, continuará con los acercamientos a la nueva administración y a los dos partidos.

Portafolio.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario