para su conocimiento, comunicado de la Direccion Nacional de TUPAMARO

Por • 16 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

TUPAMARO DIRECCION NACIONAL
CARTA ENTREGADA AL SEMANARIO QUINTO DÍA EN RESPUESTA AL ATAQUE MEDIÁTICO DE ESTE MEDIO CONTRA TUPAMARO

Caracas, 10 de Mayo de 2010

Señores: Semanario Quinto Día Presente.-

Carlos Guillermo Ortega Director encargado Su despacho. Directiva y demás trabajadores del Semanario Quinto Día, reciban de parte de la dirección nacional del MRT y de su militancia un cordial saludo. Nos dirigimos a ustedes en la oportunidad de hacer de su conocimiento que en base al monitoreo permanente que nuestra organización ha hecho de las publicaciones aparecidas en sus páginas, hemos tomado la decisión de enviarles esta correspondencia para exponer nuestra opinión, e incluso nuestra inconformidad sobre el contenido de algunos escritos difundidos por su periódico. Queremos dejar claro que indiferentemente estemos de acuerdo o no con el contenido y estilo de su semanario, es un hecho que ustedes son participes en la orientación positiva o negativa de la opinión pública nacional. En base a esta realidad, para nosotros es motivo de preocupación, los recurrentes datos erróneos y las informaciones manipuladas difundidas contra nuestra organización, las cuales aparecen periódicamente en su material impreso, hecho el cual lesiona la integridad y la honorabilidad de TUPAMARO, cuyo prestigio hoy, rebasa las fronteras venezolanas. Es importante que tomen en cuenta que nuestra reputación revolucionaria se ha labrado y regado con la sangre de muchos mártires que han dado su vida por construir una sociedad distinta, forjado a través del ejemplo de disciplina, rebeldía y lealtad a las causas justas que se orienten a la liberación de los humillados del mundo. Según nuestro criterio, las noticias u opiniones presentadas por los distintos medios, influyen directa o indirectamente en la construcción del proceso social en el mundo, en consecuencia, la labor del periodismo informativo, guerrilla comunicacional, columnas de opinión, cobertura de sucesos, etc., debe centrar su objetivo en difundir un contenido bajo una premisa fundamental: La Honestidad. No significando esto que deba ser de nuestro agrado para ser honesto, pero si debe contener la veracidad necesaria para ser calificado como probo. Es justamente la reflexión anteriormente descrita, la que motiva la elaboración de esta correspondencia. Si bien, TUPAMARO es respetuoso de los criterios y argumentos esgrimidos por las diferentes tendencias políticas, también ha sido nuestra conducta histórica enfrentar la injusticia, señalar la corrupción, exponer nuestra concepción antiimperialista del mundo, como militantes comunistas, siempre hemos estado dispuesto a dar la batalla de ideas, empleando para ello los argumentos construidos por un intelectual colectivo que debate y analiza la realidad tanto nacional como internacional, empleando argumentos teóricamente sustentados en documentación construida después de más 35 años de existencia, pero más allá del necesario discernir está el hecho practico, donde sin lugar a dudas hemos sido leales a nuestros principios. Aprovechamos estas líneas para dejar sentado que desde el nacimiento de nuestra organización, hasta la llegada del camarada Chávez a la máxima magistratura del país, la realidad histórica nos impuso la lucha armada como medio para enfrentar la brutalidad capitalista vivida en nuestra nación, durante los años de pseudo democracia representativa cuarta-republicana, Los crímenes de todo tipo y de toda naturaleza cometidos por barbaros que se hacían y se siguen haciendo llamar demócratas, nos llevo a enfrentarlos de la única manera que era posible en esos duros años del puntofijismo. Al llegar el camarada Chávez a la presidencia de la republica, nos hizo un llamado a que nos organizáramos, ya no como una estructura cerrada, sino como una organización abierta, hecho el cual nos ha facilitado la difusión de nuestros planes y proyectos políticos revolucionarios. Sin embargo, es bueno recordar que en estos años de revolución bolivariana, muchos han intentado exterminarnos. A nuestros enemigos tradicionales se han unido un grupo de renegados que desde las mismas entrañas del proceso se han aliado buscando desaparecernos de la faz de la tierra. Chavismo sin Chávez, burguesía emergente, derecha endógena, den ustedes el nombre, lo cierto es que la contrarrevolución ha perpetrado todo tipo de violencia contra miembros de nuestra organización. El atentado que casi le cuesta la vida a nuestro secretario general nacional José Pinto, o los cometidos contra Oswaldo Rivero secretario de Caracas y la herida por arma de fuego sufrida por Jesús Bermúdez responsable para la época de la secretaria nacional juvenil, fueron perpetrados por personas que hoy están en la calle, a pesar de ser identificados y señalados con nombre y apellido por nuestros camaradas. El sicariato político contra importantes cuadros TUPAMARO, lejos de amedrentarnos nos motiva a continuar. Recientemente, ocurrió un hecho lamentable contra el responsable de finanzas del Estado Barinas, un digo dirigente campesino, luchador por las causas justas y honorables de la revolución, José Salvador Rivero, un excelente revolucionario, fue asesinado a mansalva por las crueles manos de la reacción, pero su ejemplo es nuestra guía. ¡Honor y gloria a nuestros caídos!

TUPAMARO es hoy un partido político nacional en franco crecimiento, tenemos estructura en prácticamente todas las regiones del país y presencia en toda Venezuela. Cuando exponemos nuestro crecimiento no es un simple slogan, nos hemos fortalecido tanto cualitativa como cuantitativamente. En números, mostramos un importante aumento en la votación del MRT, expresado en las últimas elecciones regionales, siendo este uno de los reflejos (aunque no el mejor de ellos) que denotan la expansión del proyecto TUPAMARO. Para las elecciones regionales 2008, decidimos hacer un esfuerzo de unidad y anunciamos que apoyaríamos mayoritariamente a los candidatos del PSUV, el sectarismo de algunos candidatos a gobernador y la falta de comunicación con otros, hizo que solo inscribiéramos en once estados. Sin recursos de ninguna naturaleza, sin propaganda, ni capacidad logística para movilizar nuestra militancia, quedamos segunda fuerza de la revolución en siete de esos once estados, superando al PCV y al PPT en esas siete entidades, siendo una de las más emblemáticas votaciones la del estado Carabobo donde superamos ampliamente los treinta mil votos y el estado Vargas donde casi llegamos al 11% del TOTAL de votación en el estado, y repetimos, sin un centavo para la compaña. En estados como Miranda, donde nuestra votación histórica ha sido significativa, no fue posible inscribir, caso similar ocurrió en Táchira, ya sabemos lo que ocurrió en ambas regiones. En base a lo antes expuesto, se desprende una conclusión lógica: Si a pesar del sicariato y del permanente intento por aislarnos políticamente, TUPAMARO sigue creciendo, si los intentos por domesticarnos o exterminarnos no han logrado su objetivo, por el contrario cada día nos fortalecemos mas y mas, es obvio que la contrarrevolución necesita redimensionar su plan, es por ello que usan la manipulación mediática para desacreditarnos. Importantes diarios nacionales, han dedicado sendas paginas donde explican cuáles son nuestras supuestas conexiones con el mundo de las drogas, puras patrañas, de manera ruin en su intento por ocultar el contenido político del atentado contra nuestro secretario general, esgrimieron supuestos problemas con sindicatos por falta de pago, mas mentiras, cuando se sucedió la explosión frente a ese mamotreto institucional llamado FEDECAMARA, donde resulto muerto una persona, también trataron de implicarnos. Parece ser que el solo nombre de TUPAMARO les causa temor, no porque seamos violentos, sino porque TUPAMARO es la expresión de rebeldía de un pueblo que cada día se organiza mas, es ese pueblo que por años ha sido humillado, menospreciado, engañado, utilizado, pero que empieza a levantarse poco a poco, y la contrarrevolución sabe, que cuando estemos unidos y de pie, sus afrentas y sus engaños ya no servirán de nada, por eso nos temen y por eso desesperadamente buscan acallarnos, pero queremos que se lleven este mensaje: NO LO LOGRARAN. La administración de la mentira, históricamente ha servido para las causas más infames en el mundo: Presentar el terrorismo como legítima defensa, confundir el sadismo como heroísmo patriótico, incluso para ridiculizar y menospreciar hechos tan abominables como el holocausto indígena ocurrido en las tierras de la Pacha Mama, hoy conocido con el nombre de América, donde decenas de millones de aborígenes fueron masacrados en momentos de la conquista. El objeto de esta reflexión histórica viene a colación con el objeto de ubicarnos en la necesidad de desenmascarar a quienes aprovechándose de una posición privilegiada, utilizan la misma para ofender, engañar, manipular, tergiversar, y lo más increíble de todo, lo usan también para manchar su propio nombre cuando la mentira les salpica. Tal es el caso de una columna publicada por ustedes bajo el nombre de “Sebastiana sin Secretos”, que bien pudiésemos llamarla, “Sebastiana sin Escrúpulos.” Nuestra militancia y el pueblo revolucionario en general ha sido testigo de cómo la señora que escribe esta columna ha venido de manera descarada desarrollando un ataque sistemático contra nuestra organización, empleando argumentos falsos, los cuales son descrito como verdades absolutas. La conducta de “Sebastiana” tiene una similitud despreciable con aquellos periodistas tarifados, que son pagados para escribir mentiras a cambio de algunas migajas o de algún beneficio personal, teniendo como fin, el enaltecer la imagen de quien es el verdadero dueño de su pluma o para dañar la imagen de alguien, a quienes sus jefes intelectuales consideren un estorbo a sus intereses. Del seguimiento informativo hecho, queremos hacer referencia a dos casos particulares, uno de ellos fue la manera ofensiva como presentó en su escrito a nuestra organización como los culpables de la violencia en Mérida, cuando en realidad la violencia venia de otra parte, en aquel momento, el articulo presentado en su página desviaba la atención sobre los verdaderos perpetradores de la violencia. “Sebastiana” omitió un conjunto de hechos, evitando hacer referencia sobre las distintas personas que habían sido heridas por disparos realizados por un grupo de sicópatas que hacen vida en la oposición merideña, tampoco explicó como estos señores quemaron vivo animales cuando una turba opositora enloquecida manifestaba en el sector conocido como Vallecito, e increíblemente olvido relatar como el mismo día que fue asesinado el Camarada Yorsiño Carrillo, fueron abaleados ocho policías, quienes fueron impactado por proyectiles que venían de parte de los pacíficos manifestantes que pretendían quemar una casilla policial con dos efectivos adentro. La forma como esta señora expuso el crimen de Yorsiño fue detestable, resulta que para ella el compañero asesinado con una bala de rifle calibre 22 que le destrozó el pecho era el agresor, en otras palabras, sin respetar la memoria de este valiente joven, Sebastiana intentaba justificar su muerte convirtiendo a la víctima en un violento victimario. Uno de los principios de la propaganda Nazi empleado Joseph Goebbels era que “la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas” – por ejemplo los TUPAMAROS son terroristas – “y deben repetirse incansablemente una y otra vez desde diferentes perspectivas”, de allí aquella máxima que dice “si una mentira se repite suficientemente acaba por convertirse en verdad.” Nos imaginamos que este enunciado de Goebbels es lo que ha motivado las nuevas publicaciones hechas por Sebastiana y otros medios en nuestra contra.

En la publicación del 30/4 al 7/5, “Sebastiana sin Secreto”, escribe una nueva mentira a la cual tituló Guardia Nacional Vs Los Tupamaros, donde describe un supuesto enfrentamiento, con disparos incluido, donde involucra falsamente a miembros de nuestra organización. Incluso coloca el nombre de Franklin Elías González como militante tupamaro del 23 de enero, el cual supuestamente fue detenido por porte ilícito de armas. Resulta que la persona antes mencionada no pertenece a nuestro movimiento. Observando lo reiterativo de la contra información desplegada en detrimento de TUPAMARO, la dirección nacional ha decidido solicitar ante ustedes un derecho a réplica, a fin de dejar sentada no solo nuestra posición sobre las distintas publicaciones emitidas por “Sebastiana”, sino para exponer porque luchamos y en que creemos. TUPAMARO, es ciertamente una organización capaz de hacer frente a la violencia con distintos métodos revolucionarios, pero jamás para atentar contra el pueblo, al contrario nos hemos preparados para crear un frente de lucha en caso de agresiones imperiales. Todo este cumulo de mentiras descritas por la “señora Sebastiana” evidencia que ella persigue algún oscuro objetivo, empleando para ello argumentos y métodos poco éticos. Finalmente, reiteramos ante el Semanario Quinto Día nuestra inconformidad por la falta de balance informativo para con nosotros, si bien no exigimos que estén de acuerdo con nuestra concepción del mundo, si exigimos un mínimo de respeto. Hoy, gracias al proceso bolivariano es posible debatir las diferencias, tanto en encuentros cerrados, como en foros abiertos, es en base a ello que solicitamos se nos dé ese derecho a réplica antes mencionado, claro está, aspiramos que nuestra replica no sea utilizada para transcribir cosas diferentes a las expresadas por nosotros, de igual manera es nuestro deseo que se brinde al menos el mismo espacio otorgado a los ataques escritos de manera mal intencionada contra nuestra noble, abnegada y sacrificada militancia. Sin más, a la espera de una respuesta positiva a nuestra solicitud,

Quedamos de ustedes,
Atentamente,
Hasta la Victoria Siempre Dirección Nacional
direccionnacional@tupamaro.org.ve



Tu opinión es importante. Escribe un comentario