¿Socialismo venezolano? ¿Capitaismo y socialismo en paralelo?

Por • 16 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Ley orgánica del trabajo integral socialista ante la usura salarial de sueldos desproporcionales de militares y magistrados

Ante los super salarios de magistrados y militares en las estructuras estatales. Evidente usura salarial en tiempos hacia un pretendido socialismo.

Todo el pueblo merece un salario completo para alimentarse obtener vivienda y servicios basicos ¿Pronto arribará el salario socialista, planificado en orgánica ley integral en la política económica del pretendido socialismo equitativamente proporcional sin contradicciones de clase? pues mientras las divisiones de relaciones abismales del trabajo pseudocapitalistas persistan, y los salarios desproporciónales e injustos prevalezcan junto al sub empleo y desempleo en contraste con magistrales sueldasos estatales, aunado a la inflación significativa, esto será un corretaje de bolsas de socialismo mercantil pseudo capitalista. De justicia judicial clasista expoliador y fraudulente, -así el pretendido estado socialista con su virtuosa justicia social se congelara en el desarrollismo parcelado de monopolios clasistas de capital de estado- ¿Cómo se construye una justicia socialista así?

Agregando primero el término y su conceptual desarrollo del concepto “socialismo venezolano” con sus categorias, formas, figuras, modos y números así especificos contemplados constitucionalmente, implicando por lo tanto así la aspirada ley orgánica socialista de trabajo que subsuma todos los derechos humanos en materia de seguridad social para el poder popular soberano los trabajadores nacionales de sde formas textuales programaticas para su real concreción práctica en el accionar de la justicia social diaria.

Accionando desde diversos esquemas políticos psícologistas, estructuralistas, funcionalistas o marxistamente variando las distintas derechas a escalas de izquierda centro y medio, en paralelo a una colosal renta petrolera donde estàn presentes los antagonismos y contradicciones de clases institucionales, sueldos desproporcionales, burocratismos ahora comunales e internacionales, hasta los criollismos marxistas presentes en organismos del estado “del pueblo” a lo que se antepone la violencia del fascismo puro venezolano e internacional.

El Proyecto Nacional Simòn Bolívar es de contenidos juridicos en justicia social al igual que las oportunas misiones pero no se lograra decretandolos sino accionando el aparato de los diversos sectores productivos nacionales de manera eficaz y sin restricciones represivas, si de ley normativa pero con una escala de sueldos que alcancen para vivir socialistamente a todo el pueblo el “poder polular” y no solo a militares y magistrados. Capitalismo y socialismo en paralelo.

La parodojas relativas a existencialismos democráticos se hacen inevitablemente presentes expresadas en ideas, hechos y relaciones administrativas de producción contradictorias concretas en fuerzas físicas e intelectos cognitivos por tiempo de trabajo, ocupaciòn laboral eficaz, salario, valor, cambio, reflejadas en las apariencias de las mercancias de uso con su respectivo cambio, contra el agregado marxista doctrinal filosófico de ética y estética social crítica a las estructuras del capital en crisis y la inconsciente conciencia de clase reflejada en los pasivos laborales de los trabajadores subempleados y desempleados nacionales.

Persiste una moral mercantilista cifrada permutada y combinada en un en código capitalista, actual mimetizada moral socialista entre otras, -que no tienen patria- que devienen básicamente para el consumo alienante en sí de la base de producción conocida como diversidad cultural autóctona, “el pueblo llano”. De óntica pseudo-capitalista, esa es la estructura vital actual del “comercio socialista ” con sus super sueldos magistrados como base del derecho mercantil de la aspirada sociedad de justicia venezolana

Trabajo intelectual-mercantil PARALELO que se ha clasificado hasta ahora positivista, comercialista, mercantilista financiero capitalista, pues proviene de modos y relaciones de producción empresarial pseudo capitalistas. Con inducción al fetiche consumo y su reproducciónes colaterales, adiestrandose hedonisticamente para resucitar el trabajo capitalista.

Propiciando con este divisionismo laboral intrincar mayores diferencias conceptuales de base filosófica liberal en relaciones regidas por los reglamentos legislativos jurídicos que actualmente se gestan embrionariamente desde las orgánicas leyes; educación, consejos comunales en aplicación conjunta con la ley orgánica del consejo federal de gobierno. También en anteproyectos de leyes; ¿cultura, comercio socialista, código orgánico procesal penal socialista, trabajo socialista entre otros?

Tratando de evitar con esta dialéctica juridica el “burocratismo y contradicciones” del capital parcelado en trabas estructurales de actos jurídicos laborales de premisas del capital liberal. Impidiendo, sesgando falazmente la construcción del autentico socialismo científico, fluido de investigación, acción, participación y transformación IAPT, con salarios socialistas progresistas ajustados a la inflación y la amplia canasta de alimentos, servicios, bienes, instrumentos de educación, transporte, vivienda para familias de tres personas por salario, en cíclico ajustes y perenne movimiento de movimientos sociales pro realidad consona del ejercicio de la justicia social socialista.

Evitando oscuras prácticas administrativas corruptas que perjudican haciendo largisima la transición socialismo 21 como proyecto de desarrollo y fomento productivo internacional y nacional Simón Bolívar, PNSB 2007–2013. Como por ejemplo el obseno salario de magistrados en la institución de justicia conquistada por el y para el pueblo, tribunal supremo de justicia TSJ., sesenta millones bs. f. mensuales más bonificaciones especiales y otros privilegios. Un bochorno mitificado pues ¿que hay de extraordinario en el ejercicio de ésta actividad? sí, es una digna profesión que requiere estudios y responsabilidad como otras se entiende así, innegable.

Impidiendo, enajenando al colectivo popular trabajador en su ” medio socialista”, fraccionandolo a expensas mitificantes privadas de un clan entendido de ¿socialismo ilustrado? desde un trabajo intelectual que se propicia como fragmentador de clases aumentando antagonismos respectivos en plena transición, en consecuencia dictando la traducción divisionistas de trabajo de la producción como mercancía pura materialista originariamente exclusiva y unicamente enfocada por la venta de la fuerza de trabajo del obrero o profesional moderno en momentos en que lo que se requiere es mayores proporcionalismos meritorios y equitatividades salariales en honor a la justicia social pregonada constitucionalmente.

Marcando así la enorme brecha social, diferencia fundamental de división de trabajo para la división de clase. Si, a eso vamos, entre el trabajo manual que contiene implicitamente mayor valor de cambio que el intelectual, mediante la lógica de las apariencias de las mercancias y el valor imputado a los medios y relaciones de producción social.

Sea ésta como valores civicos cognitivos intelectuales de estructura, procesos y maquinarias o como poder popular exteriorizado en fuerza de trabajo planificada activa en primarios insumos transformados, manufacturados de primera y segunada para el crecimiento economíco nacional, con la ciencia y la tecnologia a la orden del progreso estructural del país con sus trabajadores incorporados a un sistema de ley orgánica laboral de salario socialista equitativo con los diversos factores indicadores que influyen en la economía actual.

Así, en divisionismos de salarios millonarios de millones EN PARALELO el conocimiento intelectual es clasista en función solo de representar en acto de derecho mitico personal y adecuadamente rentable su “carisimo trabajo al país” función que sigue estando a la orden de las tradicionales relaciones y modos de producción del capital por interés por tiempo y porcentaje de rentabilidad, la magistratura e institucionalidad estatal conquistada por el pueblo es poseida por super asalariados, vaya conquista social.

Desertificando relaciones de trabajo socialistas sus modos de productividad, -relaciones-culturales,- autóctonas y autónomas soberanas para las que fuerón inicialmente conquistadas por lo menos doctrinariamente en su constitución juridica para el alcance de mayor justicia social para la paz.

Catalizando liberalmente o creando secciones especialistas a ultranzas del monopolio del saber, que dicen poseer absolutamente en castas de escuelas.

Fascismo ilustrado tras el socialismo abstracto amparado en áreas institucionales especializadas sobre las cuales dicen tener derecho de dominio intelectivo “una especie de suerte” con un proyecto y procedimiento de estado nacional de derecho con su correspondiente y justificada teoría en cuestión. O, si no, crean una ciencia institucional a su medida y, la legitiman con presupuesto socialista y todo. Y, cuando se trate de defenderla ante extraños intereses llaman al pueblo a marchar por ella.

Ciclo corrupto sesgado socialista PERMUTADO de banalización del interes nacional, contrario el trabajo ejemplar ético purificador y la educación profesional EN SERIE integradora, que debe ser advertido como vulnerable infeccioso para el socialismo puro, el neosocialismo constructivista concreto y real en costes de insumos ciudadanos para la vida familiar nacional, el estado docente con el salario homologado proporcional al tiempo y espacio economíco del país actual.

La experto-especialización super asalariada, no es prioridad ad extenso en sistema alguno de gobierno socialista, sólo divide más y más el trabajo y elimina la justicia social, la paz. Sí el reqierimiento de capacitación especial para el desarrollo eficiente pero no solo desde la usura salarial.

Crea mas burocracia suntuaria PARALELA DOLARIZADA injustificada en el consumo y la producción nacional inexportable de la más minima producción de técnica cientifica social venezolana. Y los privilegios intelectualistas de la usura salarial paralela desacreditan los principios y valores éticos, estéticos de los contenidos de la cultura del socialismo, neosocialismo, demoralizando al trabajador raso, y profesional necesario en el empuje industrializador del país.

Acrecentan el continuismo y la burocracia inédita en praxis, ¿relaciones de derecho laboral con una teoría social para exportar? de modo tal que aseguran culturalmente el fracaso del dominio sobre la ciencia socialista y sus múltiples aplicaciones laborales; de tareas, atribuciones técnicas, métodos, moral y tecnología socialista casi que intransferibles por las exigencias ético-morales que implican y demanda. Allí esta nuestra demanda real el esfuerzo por la parcelación, especialización, para el desarrollo -desmitificar- el salario dentro de la no división del trabajo y sus desajustes desestabilizadores los derechos economícos socialistas. Para el crecimiento economìco interno y externo saludable al sistema social.

Para el crecimiento económico armónico con salario socialista como derecho nacional fundamentado en el ingreso petrolero y su siembra además con instrucción integradora para el desarrollo de las fuerzas de producción.

Con un plan de ley distributivo socialista del bienestar. El contrato social neosocialista en salarios en serie popular

Obligarnos a capacitarnos y actuar sin desprestigiar el fundamento y valores de lo socialista en el imperativo categórico de las voluntad-des, es fenomenológica imprescindible a seguir PERMUTANDO para la consecución de la CONCRETA Y EFECTIVA estética del contenido ético del bien colectivo concreto, CONCORDANCIA ENTRE MERCANCIA SOCIALISTA Y SALARIO REAL como lo es, la COHERENTE socialización del salario-trabajo en común COLECTIVO. Ética del neosocialismo trascendente, política laboral cultural industriosa. lA PERMUTA DEL CAPITALISMO POR EL SOCIALISMO UNIVERSAL.

Alejandro Álvarez Osuna
arteawao2003ayahoo.es

Bibliografía.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 1999
Proyecto Nacional Simón Bolívar.
Misión y Visión de la Universidad Bolivariana de Venezuela.
Misión Alma Mater.
Misiones, Rivas y Sucre.
Proyecto de Ley Orgánica de la Cultura
Marx, Carl. El Capital
La Fenómenologia del Espíritu… Hegel GFW.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario